Después de todo lo vivido

Me he dado cuenta que al final uno más recuerda los buenos momentos.

Claro que también hay momentos desagradables que cambian nuestra vida.

Las experiencias vividas nos hacen mejores en muchos sentidos:

  1. Nos dan experiencia en diversos temas.  
  2. Nos ayuda a no cometer los mismos errores.
  3. Nos sirven de inspiración en momentos de angustia.
  4. Nos dan alegría en tiempos de tristeza.
  5. Nos hacen cambiar y evolucionar.

No siempre todo cambio es bueno, pero no podemos negar que cuanto más tiempo pase más seguiremos cambiando.

Los recuerdos son historias impregnadas en nuestra mente que nos relatan sucesos vividos y que muchas veces vienen acompañadas de sentimientos y emociones.

Pese a todo lo vivido estoy seguro que no cambiaría nada de mi pasado, pues sé que cada experiencia buena o mala me ha definido como una persona única en la cual ya nadie podrá vivir lo que yo he vivido, ni pensar como yo, ni tener los mismos recuerdos, ni tener la misma personalidad, pues todo lo vivido, todo lo que yo he permitido que suceda, y todo lo que Dios quiso que sucediera,  se ha concentrado para moldear nuestras vidas y todo lo que somos.

Anuncios

Un pensamiento en “Después de todo lo vivido

  1. Me ha gustado mucho tu comentario y creo que las malas experiencias sean en el lugar que sea nos hacen más fuerte si las superamos ,pero más insensibles,por eso de lo malo hay que sacar una conclusión,como decía mi madre QUE LO QUE NO MATA ENGORDA,osea que lo que no nos destroza del todo nos hace más fuertes,pero también hay que saber que lo bueno en exceso hace lo mismo que lo malo ,y el equilibrio entre los dos es lo que hace que todo funcione,podré un ejemplo un exceso de amor se ha sexual o maternal, impide ser muchas veces como queremos ser en realidad,nos ahogan y asfixian,no dejarnos disfrutar de el ,y sus defectos son los celos,la sobre protección ,no dejando que mediante fracasos evolucionemos,y busquemos soluciones a nuestro problema,y nuestra solución sea lamentarnos de porque a nosotros,en lugar como puedo actuar frente al problema,y pensar y decidir por nosotros y no que lo hagan y decidan por nosotros así evitando pensar y haciéndonos dependientes de su ayuda.
    LAO TSE tiene una analecta que dice no le des un pez enseñalo a pescar, que quiere decir no le soluciones el problema enseñale como hacerlo el para solucionarlo y que no dependa de tu generosa ayuda,sino de la suya propia,y eso es lo que hay que hacer aprender a ayudarnos y enseñar a ayudarse a los demás para no depender de la decisión d nadie sino de la nuestra,a creer en nosotros y a pensar que si queremos podremos, pero si no creemos en nosotros difícilmente lo harán los demás.
    PARA ACABAR TE DIRÉ UNA FRASE QUE DECÍA MI MADRE “DIOS AYUDA AL QUE SE AYUDA “

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s