Archivos Mensuales: enero 2010

¿Soledad?

Cuando se siente solo comienza a pensar en lo malo que es la situación.

Se siente que no hay una persona especial, ni amigos cercanos.

Pero no es del todo malo estar solo.

Los mejores momentos de reflexión ocurren en la soledad.

Las mejores ideas ocurren en momentos solitarios.

Piense en dedicarse un tiempo a usted y descubrirse a sí mismo.

Piense en las cosas positivas que puede hacer ahora que no hay nadie cercano.

Cuantas canciones, cuántos libros, se escriben en momentos de soledad.

Y es que en la soledad aprendemos a descubrirnos.

Cuando se sienta solo, no piense en lo triste y deprimente que parece el panorama, piense en todo lo que puede crear, en todo lo que puede lograr.

Piense en cómo mejorar para ya no sentirse a sí, piense en como atraer a los demás, piense en cambiar algunos defectos, descubra sus errores e intente corregirlos.

En la soledad es un gran momento para descubrir lo que muchos no descubren en toda su vida, su verdadero ser.

Y acuérdese que siempre habrá alguien que lo está cuidando, que nunca se aleja de usted, aun por más que usted se sienta en la soledad completa Dios siempre nos cuida y siempre estará ahí para ayudarnos en los momentos más duros de nuestra vida.

Anuncios

Una dulce espera

Te he imaginado tantas veces que si te viera hoy sabría que eres tú.

He esperado toda una vida para encontrarte y aun eres esquiva.

Me imagino tus grandes ojos tan pardos como la miel.

Tus suaves labios tan rojos y dulces.

Tu hermosa sonrisa que moriría por verte reír todo el tiempo.

Tu tierna mirada que quebrantaría todo lo que hay en mí.

Esperaría toda la vida con tal de encontrarte.

Esperaré y esperaré tan sólo para verte llegar y aunque tal vez no sea en este mundo, sé que si no es en este, aun en lo porvenir te seguiría esperando y sé que llegarías.

Si Él lo prometió cumplirá, aunque tarde llegará, y yo seguiré esperando hasta el fin.

Sólo espero que Dios te de fuerzas y yo por mi parte aun a pesar de mis deseos seguiré esperando pues fue esa mi promesa y el deseo de mi corazón tan sólo ven pronto.

El olvidar un amor

En todo este tiempo en que he vivido, no he encontrado cosa más difícil de aprender que sea el olvidar a alguien que amas.

Es la sensación más desgarradora que he encontrado, no hay forma de aprender a sobrellevar ese dolor, lo he visto en varias personas y como estas quedan marcadas por aquel dolor y esa sensación que los deja en la depresión.

Sin embargo si algo he aprendido es que este dolor no es mutuo, solo lo lleva la persona que más ama, esto sucede en el amor no correspondido o cuando te enamoras de verdad y la otra persona no lo hace.

Ni yo he escapado de ese dolor y esa agonía, pero me he mantenido fuerte pues sé que Dios me da fuerzas y me dará alguien mejor a su tiempo.

Sé lo que ese dolor causa, de cómo te afecta por dentro y aun hasta tu rostro y tu apariencia cambia, tus actitudes cambian, te despiertas desanimado y le quita el sentido a la vida. Sientes como si algo te matara por dentro y todo eso que sientes se incrementa cuando ves a esa persona.

Sin embargo he encontrado en las consecuencias algo que me pareció interesante pues creo que viene de gracia de Dios.

Que en algunos casos las personas luego de sufrir este dolor no solo se vuelven más fuertes sino que después de esto logran encontrar la felicidad en alguien más y si son correspondidos, pero también he visto que otros se vuelven más fríos y cambian para mal intentando hacer sufrir a otros lo que ellos mismos sufrieron, otros se vuelven indiferentes ya sin importarles lo que han sufrido y vuelven a caer en lo mismo.

Así que no se angustien por encontrar el amor, esperen el correcto y solo si están seguros enamórense, pues he visto que el amor a veces duele y no siempre alegra el corazón.

Las Palabras

¿Cuantas palabras realmente nos tocan el corazón?

Hay palabras tan emotivas y con un gran significado y sin embargo siguen siendo sólo palabras.

¿Cuánto vale un te quiero, te amo, perdóname, ayúdame, te necesito, me gustas? Y sin embargo solo son palabras. 

¿Cuánto daríamos por escuchar una de ellas de la persona y en el momento indicado?

¿Cuántos necesitarían una de estas palabras para que les influya aliento, les ayude a seguir, les quite la tristeza?

¿Y es que acaso estas palabras son impronunciables que ya nadie quiere decirlas?

Vivimos en una sociedad que tiene la mayor diversidad en la comunicación en la historia de la humanidad, sin embargo tenemos el mismo problema de todos los tiempos, y aun mayor que antes, ya que nadie usa las palabras adecuadas.

¿Cuántas veces al día mencionamos estas palabras?

¿Cuántas veces al día las decimos sinceramente?

¿Cuántas veces al día se las decimos a las personas indicadas? 

Y es esa es nuestra realidad callamos las palabras más importantes y emotivas, que tan solo una de ellas puede resumir cientos de palabras, que tan solo una de ellas puede resumir años de tristeza y de amor, que tan solo una de ellas puede alegrar y dar vida alguien, una de ellas basta para cambiar una vida.

Una de ellas puede tocar tantos corazones y en todas partes del mundo no importa el lenguaje seguirían tocando vidas. Así de fuerte es una palabra.

¿Cómo nos afecta el amor?

Hay personas que ven el amor de distintas formas:

Algunas personas se les pueden ver en sus rostros, en su mirada perdida, en su oculta sonrisa, todo su rostro expresa lo que sienten por dentro.

Algunas personas se ponen distraídas, su mente está en el último momento que estuvieron juntos, recuerdan todas las palabras que se dijeron, dan vida a todos sus recuerdos como si lo estuvieran volviendo a vivir una y otra vez.

Algunas personas se los ve en su comportamiento, por dentro se sienten flotar cuando caminan, dentro de ellas bailan sin música, por dentro cantan sin melodía, para ellas todo es como en una gran película romántica.

También hay otras que dicen ser frías pero tan solo están esperando un te quiero, se derretirían de amor y atrás quedaría toda esa frialdad, esa apariencia que tanto fingían para no sentir el dolor de un corazón vacío.

Pero hay otras que toman la decisión más bella y dolorosa del amor el dejar ir a la persona que se ama y su corazón tan solo lo acepta; poco a poco se van alejando, se vuelven más fríos, cada vez que ven a la persona amada fingen una sonrisa pero por dentro se sienten morir, y aun a pesar del dolor ellos esperan que ese acto de amor algún día sea recompensado con la felicidad de ambos.

Y es que así es el amor, tan distinto como para el que mira, como para el que lo siente, tan distinto en cada pareja, que da vida a lo muerto y da belleza aun a lo más feo, que a veces es un sacrificio y otras es una eterna alegría.