Lo bueno de hacer el bien

Estamos acostumbrados a vivir en un mundo egoísta dominado por la frase: “que me das tú para que yo te ayude”, pero eso está mal, deberíamos aprender a compartir, aprender a ser amables con los demás.

Los momentos que más vale la pena vivir es cuando haces el bien y ves esa sonrisa de felicidad en los rostros de los demás, y eso causa que dentro de ti te sientas bien de ayudar a los demás, es el mejor sentimiento y como dice un frase: “siempre hay recompensa para los que hacen el bien”

Muchos se quejan de la maldad y la corrupción que hay en el mundo, pero si nadie quiere ayudar a los demás es lógico que el mundo no cambie, con nuestras acciones debemos demostrar lo que realmente llevamos dentro, y el ayudar a los demás es sinónimo de tener un gran corazón y valentía; porque eso que realmente necesita el mundo, personas dispuestas a cambiar, personas dispuestas a sacrificarse para ayudar no sólo a sí mismos, sino a también a su prójimo.

Hechos 20:35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s