Las Mentiras

 

Que horrible sensación es la de mentir a aquellos que amas, puede que algunos ya lo tengan por costumbre pero siempre se siente como una sensación desagradable.

Algunas veces decimos que lo hacemos por ellos, pero la verdad es que lo hacemos por nosotros mismos.

Intentamos creer que una “mentirita blanca” hará mejor las cosas pero nada bueno resulta de eso.

Queremos tratar de ocultar nuestros errores y debilidades pero solo conseguimos agrandar más el problema.

Si tan solo dijéramos la verdad, todo sería mucho más sencillo, no habría tantos divorcios, ni tantos hijos rebeldes, nos evitaríamos tanto dolor con palabras sinceras.

Pensamos torpemente que la salida es la mentira, porque parece el camino más fácil, parece el camino con menos riesgos, pero al final nos damos cuenta que es un camino errado y lleno de sufrimientos y tragedias.

Cada mentira es como quitarle un pedazo de bondad al corazón, es como dejar una mancha sobre una prenda blanca.

No busque más el camino errado y destructivo de la mentira, escojamos siempre el camino de la sinceridad y la honestidad y al final nos daremos cuenta que fue la decisión más acertada.

Los labios mentirosos son abominación a Jehová; Pero los que hacen verdad son su contentamiento. (Proverbios 12:22).

Si desea recibir en su correo un boletín con todo lo nuevo que se agregue al blog siga los pasos para suscribirse haciendo clic aquí

Anuncios