Lo que en verdad somos

¿Qué somos sin tantas máscaras? y ¿Qué queda detrás de esas sonrisas fingidas?

La humanidad intenta desesperadamente sobrevivir al dolor, intentamos encontrarle un rumbo a aquello que llamamos “vida”, intentamos crear un destino ya que no sabemos cual es nuestro propósito.

Olvidamos que fuimos creados por un ser Divino, olvidamos que no somos evolución, somos hechura del amor, somos producto de la imaginación y del poder de Dios.

Nos esforzamos por rebelarnos de aquellas cosas que no comprendemos, nos mienten intentando que olvidemos nuestro origen divino, nos obligan a creer que somos accidentes o explosiones, nos enseñan que somos maldad y que eso es lo “divertido” del vivir.

Terminamos heridos en un mundo que se vuelve cada vez más egoísta y cruel y creemos que la felicidad y el amor son solo sueños utópicos de adolescentes y se nos muestra que el verdadero éxito es ir por la vida con un saco de marca luciendo fríos y calculadores.

¿Qué somos realmente? Y ¿Por qué vale la pena vivir?

La humanidad esta al borde del colapso y todos nosotros dormimos intentando negarnos a la verdad, la verdad de que no somos nada sin esa parte que tanto negamos, no estamos completos si no llenamos ese vacío del corazón con aquello que muchos solo han llamado Dios.

Pareciera como que todo en este mundo tiene un bando, derecha e izquierda, blanco o negro, luz vs tinieblas, pero esa es la verdad, existe una gran guerra por el alma de todo ser humano, una batalla que se lleva siglos llevando a cabo, hombres han muerto por intentar cambiar nuestra alma y enseñarnos que existe alguien que puede sanar el corazón, existe alguien que puede llenar ese vacío, existe alguien que trae verdadera felicidad, existe alguien que puede traer paz.

Sabías que el amor si existió, tienes que saber que hubo una vez alguien que bajo de aquel lugar del que solo nos atrevemos a soñar para librarte de aquello que llamamos mal, ese ser no vino con grandes vestiduras, quiso vivir lo mismo que tu y que yo, quiso conocernos no en nuestro mejor momento sino en la cruel verdad que tanto nos gusta ignorar, vino de manera humilde y vivió entre aquellos que mas necesitaban una muestra de cariño.

Al final como ha todo lo bueno lo terminamos matando, pero lo divino nunca muere, y ese ser se levanto al tercer día, ese ser que fue castigado por mostrarnos el amor resucito, y su nombre es Jesús.

No juzgues la historia sin vivirla, si le das la oportunidad veras que Jesús nunca falla, veras que es realmente la vida, entenderás que existe un camino a la verdadera felicidad, sabrás que si existe una forma de sonreír sin lágrimas, sentirás lo que se siente tener un corazón limpio de pecado y aquel dolor del corazón será cambiado por aquel que es el amor, será llenado por Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s