¿Negarte?

Negarte a Ti mi Dios, es negar la razón que me da la vida.

Negarte a Ti mi Señor, sería negar todo aquello que me provoca una sonrisa.

Negar que existes mi Rey es negar aquella fe que me ayuda, que me sostiene y que me ayuda a vencer cada día.

Negar tu amor es negar aquella dulce compañía que me acompaña y me enamora todos los días.

Negar tu resurrección es negar aquella salvación que cambio mi vida y aquel milagro que mi corazón transformó

Negar tu presencia es negar aquel tierno abrazo que me lleva a tu dulce morada.

Negar la biblia es negar aquella gran ayuda que nos enseña a vivir rectamente.

Negar a mi Jesús es negar al autor de mi existencia, es negar al autor de mi amor y negarlo es negar al Señor de mi corazón.

Negar a Dios es negar mi fe, es negar aquella dulce paz que siento en el alma, es negar aquel gozo que supera los momentos de tristeza y es negar la esperanza que llevo en el corazón.

Negar al Espíritu Santo es negar aquel fuego que aviva mi ser, es negar a mi ayudador, es negar el poder de Dios, es negar aquel dulce toque de Dios.

Negar a mi Dios es imposible porque lo veo en todas sus obras, lo siento a mi lado en cada momento, lo escucho guiando mi camino, lo veo en cada bendición y lo amo a cada instante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s