El Significado de la Navidad

feliz navidad

Vemos las tiendas repletas y los hermosos adornos que decoran innumerables casas, se venden enormes cantidades de panetones, pasteles de fruta, pavos, dulces y juguetes, mientras que se siente una extraña nostalgia en todos los corazones.

¿Pero qué tiene de especial este día que lo diferencia de los demás días del calendario?

Será acaso por los regalos que recibimos y damos.

Tal vez sea porque es una de las pocas fechas en donde podemos ver a las familias reunidas.

Quizá porque ésta parece ser una de las épocas en donde nos esmeramos por ser un poco mejores.

O será que hay algo divino en este día, algo que aunque muchos lo olviden hace que este día sea especial y diferente.

Hubo un acontecimiento que sucedió hace más de dos mil años, en donde Dios en su increíble amor nos regaló esperanza y amor, al permitir que Jesús su unigénito viniera al mundo a salvarnos.

Este hecho es la verdadera razón de la navidad, está es la razón por la cual sin importar en donde estemos pareciera que hubiera algo distinto en los corazones, es aquel recuerdo divino de que somos amados por Dios lo que envuelve sin querer el corazón de muchos que a veces aún sin conocerle disfrutan de esta fiesta.

La navidad es el recuerdo de que Dios nos ama, es el recuerdo de que aún hay esperanza para todo aquel que le busca y de que Jesús nació, murió y resucitó por amor a nosotros.

Así que no olvidemos nunca que el mejor regalo que podemos darle a nuestros seres queridos es presentarles a Jesucristo nuestro Salvador.

Y que aquel recuerdo de su amor no dure solamente un día, Jesús nos acompaña durante todo el año, su amor dura los trecientos sesenta y cinco días de nuestro calendario y por toda la eternidad.

¡Un gran abrazo, y Feliz Navidad, que Dios bendiga sus hogares y a todo su familia!

Anuncios

Un poquito de fe

granos de mostaza

Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. Mateo 17:20

En la biblia nunca vemos ha una persona lograr este increíble milagro, y por mucho tiempo me pregunté: ¿Por qué nadie lo hizo?

Esta es una promesa de Dios y todo lo que Dios promete lo cumple, quizá Jesús nos dio una respuesta al decir que es por nuestra poca fe y o sino porque tiene que ser según la voluntad de Dios.

Pero algo más importante aparte de estas razones es, que tal si no solo se refiere a un monte natural sino a un monte espiritual o a un monte que está basado en nuestros problemas, circunstancias o pecados.

Un pequeño y diminuto grano de mostaza podría ser la diferencia para poder lograr algo que pareciera imposible, un poquito de fe marca una gran diferencia en nuestras vidas.

El grano de mostaza es una de las semillas más pequeñas que existen, así que imagínense, no necesitamos una gran e inmensa cantidad de fe para lograr algo sobrenatural sino sencillamente necesitamos un poquito de fe pura en Dios.

Puede que estés pasando un momento muy difícil o que estés luchando contra una tentación muy fuerte o combatiendo con una área de tu vida que te cuesta cambiar, pero solo basta con un poquito de fe cada día para mover aquel monte.

Así que despierte cada día con una oración y comience a sembrar aquella semillita de fe al declarar las promesas de Dios, lea la biblia y haga crecer su semilla su semilla y no pierda ese poquito de fe que moverá su monte.

Es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su huerto; y creció, y se hizo árbol grande, y las aves del cielo anidaron en sus ramas. Lucas 13:19