Felicidad Parte 2

ser felizEstoy seguro que muchos coincidirán conmigo que nosotros necesitamos de una o de todas estas cosas para poder ser felices: Necesitamos sentirnos Amados, Útiles y Seguros

Quizá algunas personas tengan su propio concepto y sus propias necesidades pero para mí estas son las razones que consideré más importantes.

Sentirnos Amados:

Hemos sido creados para sentir una necesidad natural de afecto, cariño y amor

Desde el momento en que nacemos buscamos el amor de nuestros padres, luego crecemos y buscamos el amor de los que nos rodean, y con el tiempo buscaremos también el amor de una pareja.

La gran cantidad de canciones y poemas, indican nuestra gran necesidad por sentirnos verdaderamente amados.

Sentirnos Útiles:

El saber que nuestro trabajo o que nuestro talento es reconocido nos inspira a soñar y a creer que podemos lograr muchas cosas.

Desde niños cada vez que nuestros padres o el resto alababan nuestras acciones nos hacía creer que éramos importantes y eso aumentaba nuestra autoestima.

Y si En los trabajos nuestros jefes aplaudieran nuestros logros, entonces le pondríamos más esfuerzo a nuestros deberes laborales.

Sentirnos Seguros:

Desde que éramos niños, cada vez que sentíamos temor corríamos instintivamente a los brazos de nuestros padres porque allí nos sentíamos seguros.

Buscamos seguridad en nuestras relaciones, en nuestras amistades, en nuestros trabajos y en todo aquello que consideramos importante.

Como consejo, quiero decirles que para obtener aquellas tres cosas y ser completamente felices, necesitamos sembrar cada una de estas cosas en los demás.

Y por último les recuerdo que solo conociendo a Dios podemos ser verdaderamente felices, Porque solo Él es el amor, Él es el padre al cual podemos correr para resguardarnos y Él es la roca sobre la cual podemos construir seguros nuestras vidas.

Anuncios

He pecado

reconocerDios mío, te he fallado, he olvidado aquel bello sacrificio que hiciste por mí, he menospreciado el más bello acto de amor de la historia, he negado el amor más puro que jamás haya recibido.

Torpe soy, mi corazón es egoísta, la juventud me ha hecho necio y la maldad nace dentro de mí.

Pero solo tú Señor puedes cambiar eso, solo en ti está el sentido de la vida, la esperanza que puede cambiar el hombre y el poder para vencer al pecado.

Todos hemos pecado, pero es cuando reconocemos que nosotros hemos fallado, cuando nos arrepentimos sinceramente y honestamente pedimos la ayuda de Jesús para que nos perdone y limpie de nuestros pecados, cuando realmente empieza el gran cambio en nuestras vidas.

Todos podemos y hemos fallado pero son pocos los quebrantados de corazón que realmente toman el acto valiente de seguir a Jesús.

Sí es cierto, no es una decisión fácil de tomar, quizá muchos se burlen de ti, quizá muchos de tus cercanos se alejen y quizá muchos también te juzguen.

Pero prefiero eso mil veces antes que continuar viviendo con un corazón destruido, con un alma envenenada y con un vacío inmenso en mi interior.

Estamos dañados, nuestro frágil corazón ha sido herido con el pasar de los años, nuestra alma está llena de cicatrices, y solo Jesús es el único que puede ayudarnos.

He fallado, pero hay una esperanza y quiero seguirla.

He caído, pero existe alguien que puede levantarme.

He pecado, pero estoy arrepentido y lucharé cada día por amar y servir a Jesús.

Dios no rechaza un corazón quebrantado, Él nunca rechaza a un alma que le busca, Él siempre responde a una oración sincera.

Si realmente quieres cambiar, acércate ahora a Jesús que él está esperando deseoso el poder cambiar tu vida y darte una nueva oportunidad.

Te anhelo mi Señor, por favor ayúdame y por tu misericordia no rechaces este corazón que humildemente quiero reposar junto a Ti.