Al acercarme a Ti

abrazo de JesúsAl acercarme a ti todo cambia, comienzo a tener conciencia y pienso en lo que sienten los demás.

Jesús cuando te tengo cerca puedo ver las manchas de mi alma y las heridas que lleva mi corazón.

Puedo intentar cerrar mis ojos a la realidad, pero no puedo ignorar Tu presencia haciéndome sentir misericordia por aquellos que sufren.

La humanidad es como un grupo de ovejas sin pastor, sufriendo y muriendo porque no son capaces de verte.

Al estar junto a Ti me avergüenzo de mis faltas, comprendo los torcidos que son mis sendas.

No puedo seguir viviendo a oscuras cuando Tu Luz me ilumina, es tan resplandeciente que puedo ver mis secretos más ocultos.

Cuando estás a mi lado despierto y me doy cuenta de lo mucho que te necesito para no ahogarme en las mentiras de este mundo.

La ignorancia me llena pero al verte la verdad se hace presente, puedo comprender lo vacía que está mi mente con respecto a las cosas que realmente son importantes.

Al poder verte no puedo evitar llorar por lo mucho que te necesito, porque sin Ti no soy capaz de hacer lo correcto.

Cuando siento tu abrazo todo se llena de paz, me siento realmente amado y verdaderamente apreciado.

Mi corazón late más rápido frente a tu compañía, como si de nuevo pudiera volver a sentir.

Al darme cuenta que me ves, sé que soy un libro abierto ante tus ojos y lamento aquellas páginas que quisiera arrancar de mi vida.

Al oír tu voz sé que no escucharé los regaños que merezco, sino que por el contrario te escucho siempre decir lo mucho que me amas.

Al acercarme a ti la vida vuelve a cobrar forma, todo tiene sentido y no necesito nada más para vivir.

Al acercarme a Ti, lo único que logro pedirte es que nunca te alejes de mí.

Anuncios

El arco iris de tu amor

arcoirisTu amor es como un arcoíris, no porque cambie de tonos, sino porque es lo más bello que veo después de las tormentas de la vida.

Sin Ti la vida es como una noche interminable, en donde me siento perdido, en donde mi alma se llena de miedo en la oscuridad.

Yo por el contrario varío mucho, mi amor por Ti muchas veces parece agotarse hasta que logro ver nuevamente Tu Luz alumbrándome.

Tu amor es lo que le da color a los tonos grises de mi corazón, yo soy como una tarde lluvioso hasta que tú llegas alumbrándolo todo como el sol de primavera.

El cielo solo brilla porque te imagino a Ti, te imagino mirándome y nunca apartando la vista de mí, a pesar de que muchas veces no lo merezca.

Nunca te has rendido conmigo, jamás me has fallado y a pesar de que muchas veces el dolor parecía un cruel invierno, Tu siempre aparecías trayendo calor a mi corazón.

Muchas veces estoy confundido, las tentaciones son como un fuerte viento que inducen a ser cosas que no quiero, pero junto a Ti siempre habrá calma.

Mi corazón es abordado por el miedo como una ventisca de nieve pero Tu presencia me llena de calma, como si todo se transformara en un bello paisaje.

Las tormentas se apartan al sonido de Tu voz, las fuertes mareas se calman cuando Te levantas a ayudarme.

Por eso siempre a pesar de todo quiero ser un hombre de fe que no le tema a la dureza de las tormentas, sino que pueda confiar que Tu amor será el arco iris que me demostrará que tras cada circunstancia difícil siempre habrá un mejor tiempo esperándome.

Solo con tu amor me siento libre, autentico y feliz.

Gracias por todas las razones que me das para seguirte, para correr hacia a ti y para llenar mi corazón con los colores de Tu amor.

No te rindas

pensativoLa vida puede volverse oscura muchas veces, pero siempre habrá una Luz que nos acompañará cuando todo parezca volverse gris.

Sé que pueden haber noticias que pueden dejarnos inmóviles y paralizados de miedo, pero siempre tendremos la buena nueva de que Dios está con nosotros.

Quizá hasta habrá situaciones que serán como golpes que nos dejarán tumbados y con ganas de rendirnos pero Dios siempre nos extenderá la mano para que podamos levantarnos.

La duda puede asaltarnos en la noche y aunque parezca que todos nos han abandonado, Dios siempre estará a tu lado susurrándote al corazón: No te rindas.

La fe es creer aun cuando todo parezca perdido, porque Dios tiene el poder de cambiar cualquier situación.

No existe pozo profundo del cual Dios no te pueda sacar, ni pecado que Él no sea capaz de perdonar.

Sé que muchos no lo entenderán, que muchos quizá no comprendan nuestro amor por Él, pero sin Dios nada somos.

Nuestras fuerzas se acaban, la tristeza puede agobiarnos y la ansiedad nos hace frenar, pero el amor de Dios por nosotros nunca se termina y solo en Él podemos hallar las fuerzas para poder seguir.

El vivir puede volverse una lucha demasiado difícil de continuar, nuestras almas se cansan de insistir pero en Dios podemos hallar el descanso que necesitamos.

El abrazo de Dios es capaz de consolar cualquier corazón, es capaz de traer calor a los corazones congelados por la decepción y el dolor.

No te rindas porque siempre habrá un mañana si eres capaz de creer, si eres capaz de confiar en Dios.

Puede parecer que Dios tarda pero su salvación siempre llega en el momento exacto y nunca nos fallará.

No te rindas, sigue luchando porque si estás con Dios puede tener la seguridad de que al final todo saldrá bien.

Una vida bella

bello díaDicen que la vida es muy bella, pero he aprendido que la vida solamente es bella cuando estoy junto a Ti.

Los problemas no pueden vencerme cuando tengo tu ayuda y los miedos se apartan cuando me acerco a Ti.

El futuro ya no me aterra, el pasado ya no me ata porque sé que Tú me acompañas.

Por eso hoy puedo estar agradecido de tener una vida bella, no sencilla pero si bella porque sé que al final todo terminará bien.

Mi vida junto a ti es como una gran canción, como una película llena de motivación o como un bello poema en construcción.

Soy libre del odio, no tengo rencor por las viejas heridas ya que Tú me enseñaste a perdonar.

Las depresiones no pueden vencer mi determinación y la tristeza no puede traspasar la alegría que le das a mi corazón.

Por eso cada día termino siempre agradecido de tenerte a mi lado, de poder ver el cielo y saber que soy por Ti amado.

El futuro ya no me aterra, el pasado ya no me ata porque sé que Tú me acompañas.

Por eso hoy puedo estar agradecido de tener una vida bella, no fácil pero si bella porque sé que todo me ayudará para bien.

Mi vida junto a ti es como una gran melodía, como una historia llena de superación o como una bella poesía en plena narración.

Dicen que la vida es muy bella, pero he aprendido que la vida solamente es bella cuando Jesús está junto a mí.

Agradecido

agradecidoCreo que no te lo digo muchas veces pero Dios mío solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.

Puedo ver el hermoso regalo que es tener a mi familia conmigo y no puedo evitar sentirme agradecido por permitirme tener tan maravillosos padres y tener a tales amigos que a la vez puedo llamar hermanos.

Gracias Dios porque hay personas que son capaces de soportarme, que saben aconsejarme y a las que también he aprendido a llamar amigos.

Estoy agradecido contigo por cada momento de felicidad que guardo en mi memoria y también estoy agradecido por esos momentos tristes que me ayudaron a crecer.

No podría describirte la gratitud que te tengo por haberme mostrado la vida cuando muchas veces pensé que no podría más.

Mi corazón hoy te puede agradecer porque Tú me enseñaste que tenía uno, fue tu dulce amor el que le dio vida a mi corazón necesitado de Ti.

La vida era monotonía, era un sin sabor lleno de momentos desaprovechados pero hoy te agradezco por aparecer y enseñarme a vivir.

Mi corazón desborda gratitud cada vez que puedo levantarme con la seguridad de que a pesar de los obstáculos Tú siempre permaneces a mi lado.

Mi vida es un recordatorio de que siempre debo agradecerte porque cada segundo de vida es una oportunidad para lograr innumerables cosas.

Antes no comprendía pero lo único que realmente tenemos es este lapso de tiempo que llamamos vida y quiero invertirla para demostrarte mi eterno agradecimiento.

Creo que no te lo he dicho suficientes veces pero Dios solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.

Las puertas del cielo

mirando el cieloNos pasamos la vida llenando vacíos, ocultando los miedos y rogando el olvido.

Vivir sin propósito es vivir sin destino, vivir del porqué y sin saber el para qué.

Hoy quisiera saber que era sentir, recordar lo que significa vivir.

Quisiera tocar las puertas del cielo, pedir clemencia y detener mi demencia.

La dignidad de este mundo no me importa, ni me importa la vida sin una clara meta.

Soy una sombra llena de dudas, rogando por brillo, queriendo hallar sentido.

No sé si estoy listo para vencerme a mí mismo, para escoger y seguir el verdadero Camino.

Hay un versículo que dice que Jesús toca la puerta y nos llama, pero son las puertas de mi corazón, de mi esencia, de lo que permanece oculto en mi alma.

Tengo temor de sacar a la luz mis verdades, tengo miedo de contarte mis secretos o mis maldades.

No soy el tipo de persona que escogería la Luz siendo tan gris pero sin embargo sé que no hay otra forma en la que pueda ser feliz.

Ese es el secreto de la vida, el secreto de los que tienen verdadera osadía, el rendirse a aquella verdad, de que sin Jesús en la vida no se puede avanzar.

Lo que desea mi carne está mal, me hace daño y no lo puedo ocultar.

Se nota en la oscuridad de la mirada o en las sonrisas fingidas que demuestran muchas caras.

Hoy yo deseo hallar la verdad, deseo algo que me pueda salvar.

Estoy tocando las puertas del cielo, gritando tu nombre y rogando para dejar de sentirme ciego.

Ábreme las puertas, ábreme tus brazos, déjame sentirme hallado.

Recoge mis lágrimas y cura las heridas que te muestra mi alma.

Dame la oportunidad de encontrarte, déjame tratar de impresionarte.

Dame hoy la vida, demuéstrame que junto a Ti puedo encontrar la verdadera alegría.

Ábreme las puertas del cielo y déjame por favor quedarme dentro.