Tocaste mi corazón

corazon en la manoYo era un pecador que cayó postrado ante tu presencia, el peso de mis pecados me habían llevado a buscarte.

Al ver mi pasado, podía sentir mis manos llenas de maldad y mi corazón lleno de manchas que quería lavar.

A pesar de mi condición me miraste con amor, pude notar lo mucho que me querías y te acercaste para tocar mi frío corazón.

Podía sentirte tan fuerte, un calor albergaba todo lo que yo era, mi alma sentía paz y mis ojos no dejaban de llorar.

¿Por qué me escogiste habiendo tantos mejores que yo? ¿Qué podría ofrecerte alguien que había decidido ignorarte?

Pero allí estabas Tú, abrazándome, diciéndome que me amabas y que mi pasado no te importaba.

Te abracé tan fuerte como si mi vida dependiera de ello, porque quería que nunca te alejaras de mi lado.

Tú habías tocado mi corazón, ciertamente no podía ver a nadie a mí alrededor, pero yo sabía que estabas junto a mí.

Podía sentirte y yo no quería alejarme de Ti, ya no quería volver a ser el mismo, yo sabía que quería ser mejor junto a Ti.

Mi corazón había cambiado, había vuelto a sentir, mi mirada había perdido el enojo, la sonrisa había vuelto a mi rostro.

Quién nunca lo ha experimentado no lo entenderá, pero aquellos que hemos sentido tu toque en nuestro corazón jamás hemos vuelto a ser los mismos.

Sólo basta un toque tuyo para cambiar una vida, solo basta un toque en nuestros corazones para que la vida empiece.

Toca mi corazón todos los días, déjame sentir tu presencia en todas partes y se Tú el Señor de toda mi existencia.

Anuncios

Qué quieres de mí

que quieres de miHe soñado muchas veces el poder tenerte al frente, el hacerte innumerables preguntas y contarte de miles de cosas que de seguro Tú ya conoces, pero hoy sólo quisiera hacerte la siguiente pregunta: ¿Qué quieres de mí?

Desde que tuve aquella segunda oportunidad he tenido esa duda, he tratado de cumplir con lo que yo creo que Tú podrías querer de mí, pero también admito que muchas veces me alejé y viví de acuerdo a mis deseos.

Hoy necesito saberlo, necesito conocer tus planes, quiero con todo el corazón que me digas lo que debo hacer; porque hay tantas cosas que yo quiero para mí pero no sé si eso es lo que esperas, no sé si aquella persona que soy ahora debería escoger algo diferente.

Lo único de lo que estoy seguro es que quiero verte, quiero tener la oportunidad de agradecerte por todo, pero cómo llegar hasta allí, eso es lo que me resulta difícil.

Yo sé que no existe un manual que me diga cómo vivir al pie de la letra, creo que la biblia es una excelente guía, pero las decisiones las tomamos nosotros, las emociones las sentimos nosotros, el miedo o la tristeza las experimentamos nosotros; y a pesar debemos tratar de seguir el Camino correcto todo el tiempo.

Por ratos quisiera escuchar tu voz guiándome, diciéndome exactamente lo que debería hacer, pero sé que Tú no quieres eso, Tú quieres que pensemos en Ti, que te amemos y te sigamos por elección propia.

Hoy te quiero pedir que me ayudes a saber qué hacer, quiero que por favor me ayudes a entender tus planes, que me enseñes el Camino que debo seguir.

Quisiera seguir lo que Tú quieres para mí, pero hay tantas cosas en mi mente y en mi corazón, sin embargo aquí estoy, pidiéndote con todo lo que soy que por favor me ayudes a saber lo que quieres de mí.

Y si mi corazón ya sabe la respuesta, , no permitas que mi egoísmo o mi insensatez me hagan alejarme de tu voluntad.

La carta más hermosa

la carta más hermosaSoy escritor de Hobby, y he aprendido en estos años que si alguien me pidiera que escriba un tema, me bastaría solo con que me diga una palabra para que pueda llenar un gran número de hojas.

La biblia es totalmente inspirada por Dios, está compuesta por 66 libros, contiene aproximadamente 1189 capítulos y 31,000 versículos, además fue escrita en tres idiomas que son Arameo, Griego y Latín.

Dicho lo anterior estoy seguro que si existe alguien que sea capaz de escribir una gran carta, ése sería Dios, Él tendría la habilidad para escribir cualquier tipo de mensaje y estoy seguro que sería capaz de narrarnos la historia más hermosa de todas.

Hace 2,000 años atrás un problema que se repite en estos tiempos, muchos no conocían realmente a Dios, lo veían como alguien castigador, se pensaba que Él era indiferente a nuestra condición y demasiado duro con nosotros.

Entonces, Dios decidió enviar un mensaje, Él quería demostrar que no era como nosotros lo imaginábamos, así que nos envió una carta para que pudiéramos conocerle como Él realmente es, el mensaje contenía amor incondicional, salvación y esperanza.

Jesús era la letra de aquel mensaje, todo lo que Él hizo, todo lo que Él soportó lo hizo para demostrar que Dios sí nos sabía amar, lo hizo para que supiésemos que a pesar de nuestras faltas y pecados todavía Él nos seguía queriendo.

Dios nos narró cómo piensa, como actúa, lo preocupado que se encuentra por nosotros, lo mucho que nos conoce, la gran compasión que puede albergar su corazón, su gran misericordia y aquel perdón que no tiene fin.

La humanidad no estaba lista para una carta como esa, así que decidieron que no querían leerla, intentaron destruirla, la golpearon, la escupieron, la maltrataron, la hirieron y la traicionaron hasta clavarla en una cruz.

Así que allí nos dimos cuenta que la tinta de aquella carta era la sangre de su hijo, y Él clavado en aquella cruz nos susurraba que nos seguía queriendo y con valentía exclamó exhausto: Consumado es… Y con eso la carta parecía llegar a su final.

Aquel mensaje de Dios revivió al tercer día, todavía sigue vivo en estos tiempos, la verdad es que aquel mensaje seguirá vigente por toda la eternidad porque nadie puede detener el amor que contiene, nadie podrá jamás destruir lo que Dios siente por nosotros.

Y hoy podemos aceptar conocer aquella carta de amor que empapa el corazón de paz, fe libertad o la podemos ignorar, pero si la aceptas en tu corazón, aquel mensaje te transformará, llenará tu corazón con una calidez y un calor que nunca has conocido.

Necesitas abrir la carta más hermosa del mundo.