Archivo de la etiqueta: agradecer

Marcas de Amor

Isaías 53:5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Un joven fue a solicitar un puesto importante en una empresa grande e iba a conocer al director para la entrevista final. El director vio su CV, era excelente. Y le preguntó: ¿Recibió alguna beca en la escuela? El joven respondió: No.

¿Fue tu padre quien pagó tus estudios? Sí, respondió.

¿Dónde trabaja tu padre? Mi padre hace trabajos de herrería.

El director pidió al joven que le mostrara sus manos.

El joven se sorprendió con el pedido, pero le mostró un par de manos suaves y perfectas.

¿Alguna vez has ayudado a tu padre en su trabajo? Nunca, me dediqué a estudiar.

El director dijo: Tengo una petición: cuando vayas a casa hoy, ve y lava las manos de tu padre, y luego ven a verme mañana.

El joven sintió que su oportunidad de conseguir el trabajo era muy alta.

Cuando regresó a su casa le pidió a su padre que le permitiera lavar sus manos.

Su padre se sintió extraño y feliz, con sentimientos encontrados y mostró sus manos a su hijo.

El joven lavó las manos poco a poco. Era la primera vez que se daba cuenta de que las manos de su padre estaban arrugadas y tenían tantas cicatrices. Algunos hematomas eran tan dolorosos que su piel se estremeció cuando él la tocó.

Esta fue la primera vez que el joven se dio cuenta de lo que significaban este par de manos que trabajaban todos los días para poder pagar su estudio. Los moretones en las manos eran el precio que tuvo que pagar por su educación, sus actividades de la escuela y su futuro.

A la mañana siguiente, el joven fue a la oficina del director.

El director se dio cuenta de las lágrimas en los ojos del joven cuando le preguntó: ¿Puedes decirme qué has aprendido ayer en tu casa?

El joven respondió: Lavé las manos de mi padre y también terminé de asear y acomodar su taller. Ahora sé lo que es apreciar, reconocer que sin mis padres, yo no sería quien soy hoy. Al ayudar a mi padre ahora me doy cuenta de lo difícil y duro que es conseguir hacer algo por mi cuenta. He llegado a apreciar la importancia y el valor de ayudar a mi familia.

Al igual que aquel joven que no se daba cuenta del precio tan grande que su padre había pagado, nosotros olvidamos el sacrificio inmenso que Cristo hizo por nosotros en la cruz.

Si pudiéramos sostener sus manos y ver las marcas que dejarían los clavos en ellas, su espalda hecha trizas después de recibir cada uno de los dolorosos y terribles azotes.

Poder ver su rostro hinchado, cubierto de sangre por cada uno de los golpes, la ira de aquellos que falsamente lo acusaban arrancándole la barba o las marcas que dejó la corona hecha de espinas en su cabeza.

Sus pies perforados por clavos para que pudieran colgarlo en la cruz, su costado traspasado por una lanza, tanta crueldad sobre un ser humano.

Todo aquel dolor lo soportó sin quejarse para que todos sin importar el tiempo o el lugar tuviéramos la oportunidad de recibir la salvación y acercarnos al Padre Celestial.

Son marcas de amor, marcas que demostraron lo inmenso, sublime y real que es su amor por nosotros, que siendo aún pecadores y a pesar de nuestros defectos se entregó por nosotros.

Es momento de agradecerle y recordar la razón por la cual lo amamos.

1Juan 4:19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

Síganos en nuestras redes sociales:

Dame tu corazón

imagenescorazonesdemanos2Debería ser menos como yo y más como Tú.

Tú eres perfecto, estás tan lleno de amor, de misericordia y perdón.

Yo por el contrario siento que tengo tantas cosas que debería cambiar, quisiera poder ser más parecido a Ti.

Dame Jesús un corazón que te busque, que deje atrás los pecados que deseen encadenarlo para que busque tu verdad.

Tú eres sublime, tu hermosura no tiene igual, tu fidelidad jamás tendrás final.

Yo intento muchas veces ser mejor que ayer pero sé que en mis fuerzas jamás lo voy a poder alcanzar.

Dame un corazón que se entregue a Ti, que no se aferre a cosas ilusorias, sino que se rinda a tu gran bondad.

Tú eres el abrazo que siempre deseé y el amigo sincero que siempre necesité.

Yo intento más no puedo tener esa nobleza que Tú si tienes, encamíname para que pueda en cada paso parecerme a Ti.

Dame Jesús un corazón que pueda ser fiel en todo tiempo, para que pueda servirte sin tener miedo de fallar.

Tú eres el que me ha sostenido todo este tiempo, Él que ha impedido que cosas malas sucedan en mi vida.

Yo quiero responder a tus actos de amor, quiero cambiar para demostrarte que te amo por cada milagro que hiciste en mí.

Dame corazón que sepa agradecer todas las cosas que has hecho, que nunca olvide todo lo que haces por mí.

Deseo ser menos como yo y más como Tú.

Síganos en nuestras redes sociales:

Qué quieres de mí

que quieres de miHe soñado muchas veces el poder tenerte al frente, el hacerte innumerables preguntas y contarte de miles de cosas que de seguro Tú ya conoces, pero hoy sólo quisiera hacerte la siguiente pregunta: ¿Qué quieres de mí?

Desde que tuve aquella segunda oportunidad he tenido esa duda, he tratado de cumplir con lo que yo creo que Tú podrías querer de mí, pero también admito que muchas veces me alejé y viví de acuerdo a mis deseos.

Hoy necesito saberlo, necesito conocer tus planes, quiero con todo el corazón que me digas lo que debo hacer; porque hay tantas cosas que yo quiero para mí pero no sé si eso es lo que esperas, no sé si aquella persona que soy ahora debería escoger algo diferente.

Lo único de lo que estoy seguro es que quiero verte, quiero tener la oportunidad de agradecerte por todo, pero cómo llegar hasta allí, eso es lo que me resulta difícil.

Yo sé que no existe un manual que me diga cómo vivir al pie de la letra, creo que la biblia es una excelente guía, pero las decisiones las tomamos nosotros, las emociones las sentimos nosotros, el miedo o la tristeza las experimentamos nosotros; y a pesar debemos tratar de seguir el Camino correcto todo el tiempo.

Por ratos quisiera escuchar tu voz guiándome, diciéndome exactamente lo que debería hacer, pero sé que Tú no quieres eso, Tú quieres que pensemos en Ti, que te amemos y te sigamos por elección propia.

Hoy te quiero pedir que me ayudes a saber qué hacer, quiero que por favor me ayudes a entender tus planes, que me enseñes el Camino que debo seguir.

Quisiera seguir lo que Tú quieres para mí, pero hay tantas cosas en mi mente y en mi corazón, sin embargo aquí estoy, pidiéndote con todo lo que soy que por favor me ayudes a saber lo que quieres de mí.

Y si mi corazón ya sabe la respuesta, , no permitas que mi egoísmo o mi insensatez me hagan alejarme de tu voluntad.

Síganos en nuestras redes sociales:

Una vida bella

bello díaDicen que la vida es muy bella, pero he aprendido que la vida solamente es bella cuando estoy junto a Ti.

Los problemas no pueden vencerme cuando tengo tu ayuda y los miedos se apartan cuando me acerco a Ti.

El futuro ya no me aterra, el pasado ya no me ata porque sé que Tú me acompañas.

Por eso hoy puedo estar agradecido de tener una vida bella, no sencilla pero si bella porque sé que al final todo terminará bien.

Mi vida junto a ti es como una gran canción, como una película llena de motivación o como un bello poema en construcción.

Soy libre del odio, no tengo rencor por las viejas heridas ya que Tú me enseñaste a perdonar.

Las depresiones no pueden vencer mi determinación y la tristeza no puede traspasar la alegría que le das a mi corazón.

Por eso cada día termino siempre agradecido de tenerte a mi lado, de poder ver el cielo y saber que soy por Ti amado.

El futuro ya no me aterra, el pasado ya no me ata porque sé que Tú me acompañas.

Por eso hoy puedo estar agradecido de tener una vida bella, no fácil pero si bella porque sé que todo me ayudará para bien.

Mi vida junto a ti es como una gran melodía, como una historia llena de superación o como una bella poesía en plena narración.

Dicen que la vida es muy bella, pero he aprendido que la vida solamente es bella cuando Jesús está junto a mí.

Síganos en nuestras redes sociales:

Agradecido

agradecidoCreo que no te lo digo muchas veces pero Dios mío solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.

Puedo ver el hermoso regalo que es tener a mi familia conmigo y no puedo evitar sentirme agradecido por permitirme tener tan maravillosos padres y tener a tales amigos que a la vez puedo llamar hermanos.

Gracias Dios porque hay personas que son capaces de soportarme, que saben aconsejarme y a las que también he aprendido a llamar amigos.

Estoy agradecido contigo por cada momento de felicidad que guardo en mi memoria y también estoy agradecido por esos momentos tristes que me ayudaron a crecer.

No podría describirte la gratitud que te tengo por haberme mostrado la vida cuando muchas veces pensé que no podría más.

Mi corazón hoy te puede agradecer porque Tú me enseñaste que tenía uno, fue tu dulce amor el que le dio vida a mi corazón necesitado de Ti.

La vida era monotonía, era un sin sabor lleno de momentos desaprovechados pero hoy te agradezco por aparecer y enseñarme a vivir.

Mi corazón desborda gratitud cada vez que puedo levantarme con la seguridad de que a pesar de los obstáculos Tú siempre permaneces a mi lado.

Mi vida es un recordatorio de que siempre debo agradecerte porque cada segundo de vida es una oportunidad para lograr innumerables cosas.

Antes no comprendía pero lo único que realmente tenemos es este lapso de tiempo que llamamos vida y quiero invertirla para demostrarte mi eterno agradecimiento.

Creo que no te lo he dicho suficientes veces pero Dios solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.

Síganos en nuestras redes sociales: