Archivo de la etiqueta: angustia

Grito de auxilio

clamorMi corazón eleva a ti un grito de auxilio, un clamor desesperado pidiendo tu ayuda, porque se agotan mis fuerzas y mi fe.

Hay tantas cosas que ahora no entiendo y antes creía comprender, siento que por ratos crezco y a veces siento que sigo igual.

Por las noches el miedo me asalta, sintiendo que han desalojado los sueños de mi corazón y que estoy frente a mi mayor temor.

Me siento como un torpe que pelea inútilmente contra su propia maldad, mi voluntad mengua y no se cuanto más pueda resistir.

He visto la maldad que puede haber en el corazón y te ruego que yo nunca termine convirtiéndome en todo aquello que aborrezco.

Sé que no soy lo suficientemente fuerte o hábil para poder soportar todas las pruebas que vendrán.

Por eso necesito tu ayuda y tu dirección, escucha este grito de auxilio de un corazón que necesita de Ti.

Por ratos parezco ser una sombra, un forastero que no logra encajar, que no halla un lugar, ni cabida en este mundo.

Mis pasos no son siempre rectos, dudo mucho y me cuesta seguir cuando el Camino se vuelve empinado.

Ruego que por favor limpies mi corazón para que sea digno de sostener tu mano y me ayudes a seguir.

Dale fuerzas a mi corazón para poder seguir, porque está muy cansado y herido, tras varias caídas y descontentos.

Me siento tan perdido cuando no logro ver la luz de Tu corazón, cuando te pierdes de mi vista y me falta Tu amor.

Conviértete en el la luz de mi amanecer, haz que resplandezca tu gracia sobre todos mis miedos y tu misericordia alumbre sobre todos mis fracasos.

Sé mi socorro en estos tiempos de dolor, sé mi auxilio en mis momentos de crisis y mi consuelo en los momentos de angustia.

Escucha el clamor de mi mente, las palabras que te susurran mi alma y el grito de auxilio de mi corazón.

Síganos en nuestras redes sociales:

Lo vi llorar

JESUS¿Has sentido esa sensación de extrañar a una persona?

¿Has extrañado tanto a alguien que sin querer recordaste su voz, su risa, su rostro, su compañía?

Muchas veces nos alejamos de Dios y una parte de nosotros lo extraña, no importa que tan frío podamos estar, siempre habrá una parte de nuestro ser que necesite su presencia.

Yo sé que el mundo jala, que las tentaciones siempre están presentes y que caer es muy sencillo, pero el amor de Dios debería bastar para que podamos vencer todas aquellas cosas.

Algo importante que olvidamos mientras vivimos, es que Dios siempre piensa en nosotros, Él cuenta nuestros cabellos y sabe todos nuestros pensamientos.

¿Alguna vez pensaste que sentirá Dios cuando te alejas de Él?

¿Alguna vez recordaste antes de caer todas las cosas que Él hizo por ti?

Cómo me gustaría hacerte entender que yo lo vi triste por ti, lo vi llorar pidiendo que volvieras a su Camino.

Yo vi llorar a Jesús, estaba llorando por ti, Él no entendía porque no podías comprender que todo lo que Él quiere de ti es que lo ames.

He visto al ser más hermoso de la creación angustiarse cuando alguien que le conoció se aparta de su lado, he visto aquel que es la gracia lagrimear por aquellos que se pierden e irán al infierno.

No puedes imaginar lo mucho que Cristo te ama, no puedes imaginar las veces que Él ha orado esperando que lo reconozcas otra vez.

Sé que no lo ves, pero Él sonríe cada vez que piensas en Él, Jesús te ha abrazado tantas veces sin que tú lo notes.

Si alguna vez ha habido un ser que te haya extrañado muchísimo cada vez te vas, ése es Jesús.

Dios no te ama para atarte sino que en Él está la libertad.

Dios no te ama para obligarte a dejar cosas sino que Él quiere llenarte de bendiciones.

Dios no te ama para alejarte de lugares sino que Él quiere salvarte y mostrarte el paraíso.

No seas una causa de tristeza, sé una causa de risa de alegría para aquella persona que te ama de verdad.

Yo lo vi llorar también pero no de tristeza sino de felicidad, lo vi reír hasta las lágrimas cuando te arrepentiste de corazón.

Lo vi sonreír con la sonrisa más bella que te puedas imaginar cuando decidiste abrazarlo también.

Síganos en nuestras redes sociales:

Especial por Cinco años: Piensa en Dios

pensadorAquel que logre cambiar sus pensamientos, logrará cambiar su vida.

Todo aquello en lo que pensamos influye enormemente en nuestra manera de vivir, no hay pensamiento que no afecte de manera alguna nuestro comportamiento.

Hoy en día estamos rodeados de pensamientos negativos y derrotistas, sin querer los dejamos anidar en nuestras mentes y crean depresiones y angustias que son muy difíciles de sobrellevar.

¿Entonces en que debemos pensar?

La ciencia no basta para calmar el corazón, el romance no puede traer paz ante los problemas de la vida y aún incluso la amistad más fuerte no puede ayudarnos a vencer las ansiedades del día a día.

Lo único que puede ayudarnos cuando el mundo nos falla, cuando la vida pesa demasiado es solamente Dios.

Conozco la historia de un joven que estando bajo una profunda tristeza y tomar una decisión que acabaría con su vida, lo único que lo salvó fue un pensamiento, él pensó en Dios.

A veces pensamos que Él está lejos y que no nos escucha, pero la verdad es que Dios siempre está cerca y dispuesto a ayudarnos cada vez que se lo pedimos.

Si callaras el alma y abrieras el corazón escucharías su voz diciéndote:

Hijo mío yo te conozco bien, no hay nada acerca de ti que Yo no sepa, no hay detalle de tu persona que me sea desconocido.

Yo sé cómo te estresas tratando de alcanzar las riquezas, sé lo mucho que te duele avanzar muchas veces, conozco lo mucho que te pesa tu pasado y lo mucho que piensas que nada cambiará.

Pero si hay algo en lo que debas pensar es en mí, sólo piensa en mí.

Yo seré tu apoyo cada vez que te sientas caer, seré el Camino cuando tus bases parezcan romperse, seré Él amor que nunca te dejará y el amigo que nunca te desamparará.

Sólo piensa en mí, cuando los sueños desaparezcan, cuando todo en lo que creías se desmorone, solo piensa en mí, amado hijo.

Y ese es el mensaje que busco dar con este blog, un mensaje de que en Dios tenemos más de lo que alguna vez podamos necesitar.

Espero que este blog lo haya ayudado a lo largo de estos cinco años y que en él siempre pueda encontrar la ayuda que necesita.

Muchas gracias por leerme y gracias a Dios por darme la oportunidad de escribir y poder ayudar a muchos a través de este blog.

Síganos en nuestras redes sociales:

Dios me entiende

Dios me entiende

Pudieron quitarme la sonrisa de mi rostro y llenarme la mente de melancolía, pero no pudieron quitarme tu amor, no pudieron separarme de Ti.

Me hicieron llorar, me apartaron de mi felicidad, me hicieron olvidar por un instante hasta los sueños, pero no pudieron arrancarme la esperanza que reposa en Dios.

Dios me entiende y Él sabe todo lo que ha pasado, conoce mis faltas, mis caídas, mis torpezas pero nunca ha dejado de estar a mi lado, jamás me ha abandonado.

Podrían quitarme las fuerzas y golpearme tan duro que me cueste levantarme, pero no han podido impedir que la fe me motive a seguir luchando hasta que Dios me levante otra vez.

Me tardé tanto en reaccionar, me asusté anta tal adversidad, pero aun en medio de mi angustia su luz me guiaba a través de tanta oscuridad.

Dios me entiende y Él conoce mis lágrimas, conoce cada una de mis oraciones y mis ruegos pero siempre me llenaba de valentía y de persistencia para que no me rindiera.

Podría haber hecho las cosas de manera diferente y podría haber evitado tantos males, pero aún a pesar de mis errores siempre habrá un Dios que me ame.

Me costó tanto aprender de mis equivocaciones, me olvidé de que hay reglas que no se deben romper, pero a pesar de mi torpeza su mirada de amor nunca cambió.

Dios me entiende, lo sé porque con cada golpe siempre hubo una lección que aprender y lo sé porque él sanó las heridas que las decepciones dejaron sobre mí.

Dios me entiende y ahora lo sé, porque cada lágrima no ha sido en vano y cada suspiro a su tiempo Él lo ha convertido en risas.

Dios me entiende y por eso es que la vida tiene sentido cuando estoy junto a Él.

Síganos en nuestras redes sociales:

Dios me habló

Muchas veces cuando queremos que Dios nos hable, esperamos algo sobrenatural, quisiéramos que el cielo se parta en dos, que una gran luz brille o que baje un ángel con voz potente para decirnos nuestro destino.

Quisiéramos que Dios nos diga lo que queremos escuchar, nos gusta ponerle las palabras que queremos oír, pero no las que necesitamos escuchar.

Pero Dios es soberano y no piensa igual que nosotros, Dios no usa los métodos que nosotros quisiéramos sino que usa formas extrañas para decirnos su mensaje.

Muchas veces utiliza extraños mensajeros, voces que a veces no prestábamos atención, pero la verdad es que Dios habla todo el tiempo solo necesitamos estar atentos y pedirle que nos permita entender su mensaje.

Esta semana Dios me habló a través de muchas personas pero el mensaje era el mismo, no utilizo el método que me hubiese gustado y admito que al comienzo no quise escucharlo, pero entre más me esforzaba por ignorarlo me di cuenta que Él no se rendía, y al final el mensaje fue claro y tuve que humillarme y reconocer que estaba equivocado.

Es extraño como muchas veces oramos pidiéndole a Dios dirección y guía, pero a la hora de recibir el mensaje nos falta la fe para escucharlo y la humildad para aceptarlo.

Lo que me habló Dios esta semana fue que volviera a buscarlo como antes, que encendiera el primera amor y es que en los momentos de aflicción y de angustia ponemos nuestra vista en los problemas y no en Dios el cual es el único que puede ayudarnos y darnos la salida.

Lo segundo que Dios me dijo fue que me esforzara, no el típico esfuerzo cotidiano, sino aquel esfuerzo extra que debemos dar, aquel esfuerzo que puso José cuando estuvo en Egipto o aquel esfuerzo que puso David cuando estaba siendo perseguido por Saúl.

Así que cada vez que le pida a Dios que lo guíe prepárese para recibir una respuesta, esté atento a su voz y pídale también que le de la humildad y entendimiento para poder escucharle.

Bendiciones.

Síganos en nuestras redes sociales: