Dime que existe

padre e hijoCómo un niño que abraza a su padre cuando siente miedo, así mis brazos desean abrazarte mi Padre Celestial.

Siento que soy un hombre agotado que conserva el corazón de un niño, soy un soldado que se encuentra herido y busca reposo.

Estoy cansado de las mentiras, estoy harto de la maldad, necesito recostarme en tu pecho para hallar paz.

Dios mío dime que a tu lado existe el descanso, dime que en tus brazos puedo sentirme otra vez aceptado.

Dios mío dime que en tu presencia existe la felicidad, dime que debajo de tus alas puedo hallar seguridad.

Jesús permíteme acercarme a ti, déjame abrazarte y llorar en tus hombros, mientras que con palabras agradezco tu gran bondad.

Necesito ver tu sonrisa, solo soy feliz si sé que he hecho tu voluntad, mi mayor anhelo es alegrar tu corazón.

La vida es tan vacía sin tu compañía, mi corazón estaría destrozado si no fuera porque tu amor lo restaura continuamente.

Dios mío dime que a tu lado existe la verdad, dime que tus palabras son sinceras y que junto a ti puedo hallar honestidad.

Dios mío dime que a tu lado existe el amor, dime que en tu compañía puedo encontrar cariño y perdón.

Mi dulce Dios y amada trinidad, díganme que en aquel hermoso cielo ya tengo preparado mi hogar.

Anuncios

Solo uno

buscar a JesúsEl mundo se vuelve más corrupto, la maldad aumenta y muchos no saben para que vivir.

Pero solamente hay uno que da vida, hay una persona que sigue siendo la Luz y salvación.

Muchos niños mueren en Irak, secuestran inocentes en Nigeria y aumenta la tasa de suicidios en muchos países.

Pero solamente hay uno que puede traer seguridad, hay alguien que puede traer paz a los corazones.

Se crean nuevos tipos de enfermedades, buscamos llegar a más planetas y nos olvidamos de los miles que mueren de hambre.

Pero solamente hay uno que sabe amar de verdad, hay alguien que puede dar amor verdadero.

La tecnología corre desmedida, todos los días se publican miles de libros y olvidamos las necesidades básicas del corazón.

Pero solamente hay uno que sabe curar el alma, hay alguien que puede llenar el vacío del corazón.

Hemos olvidado el significado de la honestidad, todo parece tener un precio y la fidelidad es un lujo difícil de encontrar.

Pero solamente hay uno que es tan perfecto que no cambia, hay alguien que puede libertad de la maldad.

Vivimos en un mundo muy corrupto pero hay una forma de poder limpiar nuestros corazones y hallar todo aquello que anhelamos encontrar.

Solamente hay alguien que puede hacer que nuestra vida parezca un sueño, solo hay una persona que puede transformar lo que somos en un milagro.

Solamente en Jesús podemos encontrar las respuestas que necesitamos y solamente junto a Él podemos encontrar la verdadera razón de vivir.

Oh, Joven

seguirOh joven ya aprendiste la lección, ya te partieron el corazón, ya sentiste el dolor de la traición.

Crees que ahora todo se ve oscuro, piensas que tus sueños no se cumplirán y tienes que abrir el corazón y confiar otra vez.

Pero déjame decirte que el reloj del tiempo no se detiene y el sol siempre vuelve a salir.

Ahora joven présteme atención porque la vida ya ha depositado en usted su mejor lección.

La vida sigue y mientras el tiempo corra, usted puede confiar en que todo va a cambiar.

No importa si ahora todo parezca nublado, usted tiene fuerza, talento, oportunidades y la temple, para poder levantarse y seguir hacia adelante.

No vea más el pasado, solo aprenda de las lecciones ya vividas y continúe su Camino, que más adelante lo esperan sus sueños, sus anhelos y sus metas.

Sí es cierto que ha tropezado, también es muy cierto que duele levantarse, pero permítame decirle que no vale la pena seguir en el suelo cuando todavía le queda un gran Camino por recorrer.

Vamos, cobre ánimo, el sol está saliendo y alumbra el camino de aquellos que todavía quieren seguir y perseverar en el Camino.

Séquese las lágrimas y sonría, que con cada paso usted se hace más fuerte, con cada tropiezo se hace más inteligente y cada vez que se levanta está más cerca a su destino.

Oh joven, siga soñando, siga intentándolo porque ese así como se avanza en este viaje.

He pecado

reconocerDios mío, te he fallado, he olvidado aquel bello sacrificio que hiciste por mí, he menospreciado el más bello acto de amor de la historia, he negado el amor más puro que jamás haya recibido.

Torpe soy, mi corazón es egoísta, la juventud me ha hecho necio y la maldad nace dentro de mí.

Pero solo tú Señor puedes cambiar eso, solo en ti está el sentido de la vida, la esperanza que puede cambiar el hombre y el poder para vencer al pecado.

Todos hemos pecado, pero es cuando reconocemos que nosotros hemos fallado, cuando nos arrepentimos sinceramente y honestamente pedimos la ayuda de Jesús para que nos perdone y limpie de nuestros pecados, cuando realmente empieza el gran cambio en nuestras vidas.

Todos podemos y hemos fallado pero son pocos los quebrantados de corazón que realmente toman el acto valiente de seguir a Jesús.

Sí es cierto, no es una decisión fácil de tomar, quizá muchos se burlen de ti, quizá muchos de tus cercanos se alejen y quizá muchos también te juzguen.

Pero prefiero eso mil veces antes que continuar viviendo con un corazón destruido, con un alma envenenada y con un vacío inmenso en mi interior.

Estamos dañados, nuestro frágil corazón ha sido herido con el pasar de los años, nuestra alma está llena de cicatrices, y solo Jesús es el único que puede ayudarnos.

He fallado, pero hay una esperanza y quiero seguirla.

He caído, pero existe alguien que puede levantarme.

He pecado, pero estoy arrepentido y lucharé cada día por amar y servir a Jesús.

Dios no rechaza un corazón quebrantado, Él nunca rechaza a un alma que le busca, Él siempre responde a una oración sincera.

Si realmente quieres cambiar, acércate ahora a Jesús que él está esperando deseoso el poder cambiar tu vida y darte una nueva oportunidad.

Te anhelo mi Señor, por favor ayúdame y por tu misericordia no rechaces este corazón que humildemente quiero reposar junto a Ti.

Agradecido

Si intentará decirte con palabras el enorme agradecimiento que siento por ti no alcanzarían las hojas para decirte agradecerte tanto.

He visto tu mano una y otra vez ayudándome y rescatándome de tantos momentos de prueba y desesperación, he visto tu gran amor dándome fuerzas y ánimos cuando pensé que todo estaba perdido.

Soy testimonio viviente que para ti nada es imposible, soy testigo de tu gran fidelidad, soy sincero al decir que Dios existe y nos ama más allá de lo que podamos comprender o merecer.

Agradecido estoy con Dios de que me hayas rescatado de una vida de fracasos y de tristezas, agradecido estoy contigo mi Dios de que me hayas salvado de una vida condenada al dolor y a la destrucción.

¿De qué forma podrá pagar hombre alguno lo que tú hiciste por nosotros al morir en una cruz? ¿De qué forma podrá el hombre agradecerte por todo lo que haces cada día?

Jesús tan grande eres tú y tan digno de todo honor que si nosotros no te alabáramos aún las piedras te alabarían, pero es mi deseo alabarte con todas mis fuerzas y mi anhelo exaltarte todos los días de mi vida.

Gracias Jesús porque tú fuiste el soplo que nos dio vida cuando estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, gracias porque tú fuiste la luz que nos alumbró cuando solo veíamos tinieblas y sombras de muerte.

Agradecido estoy contigo mi Dios, porque siendo aún como soy te fijaste en mi, agradecido estoy contigo mi Creador porque nunca me has abandonado.

Padre anhelo que mi vida sea una sinfonía de adoración para ti, Padre te pido que mi corazón sea una melodía que bendiga tu Santo nombre por todo lo que haces por mí.