Sé mi todo

necesitarLa vida es a veces tan confusa, las cosas no salen como las planeo y por ratos solo quisiera tenerte aquí conmigo y no dejarte ir.

He escuchado el sonido de mi corazón al quebrarse, he tomado entre mis manos los pedazos rotos y me he tardado semanas juntando sus piezas.

Por eso necesito que seas el amor que una las piezas de mi corazón, sé Tú el amor que restaure mi ser.

He sentido tanto miedo que he visto mis manos temblar solas, he sentido mi corazón agitarse y hasta me ha costado respirar.

Por eso necesito que me ayudes a ser valiente, que Tú me tomes de la mano cuando siento que yo no puedo más.

He estado tan estresado que he sentido la cabeza dolerme demasiado, se me ha hecho difícil mover los músculos del rostro y me he llenado de ansiedad.

Por eso necesito que seas mi paz, cuando los problemas vengan como olas que parezcan hundirme por favor abrázame fuerte y susúrrame cuánto me amas.

He estado tan perdido que me ha costado mucho poder seguir tus pasos, la oscuridad era tan fuerte que apenas pude ver el brillo de Tu luz alcanzándome.

Por eso necesito que sea Tú Luz la que alumbre mi vida, que seas el brillo que guíe cada uno de mis pasos para que no me aleje de Ti.

He estado tan solo que me acostumbré al sonido del silencio, sé lo que es estar rodeado de gente y sentir que no puedes hablar con ellas, sentir que nadie te extrañará.

Por eso necesito que seas mi amigo, se Tú la persona más importante de mi vida, aquel a quien corra cuando busque un consejo o quiera conversar.

Contigo en mi vida todo parece tener sentido, sé que todo me ayuda para bien, y sé que siempre estás a mi lado acompañándome y no dejándome ir.

No te rindas

pensativoLa vida puede volverse oscura muchas veces, pero siempre habrá una Luz que nos acompañará cuando todo parezca volverse gris.

Sé que pueden haber noticias que pueden dejarnos inmóviles y paralizados de miedo, pero siempre tendremos la buena nueva de que Dios está con nosotros.

Quizá hasta habrá situaciones que serán como golpes que nos dejarán tumbados y con ganas de rendirnos pero Dios siempre nos extenderá la mano para que podamos levantarnos.

La duda puede asaltarnos en la noche y aunque parezca que todos nos han abandonado, Dios siempre estará a tu lado susurrándote al corazón: No te rindas.

La fe es creer aun cuando todo parezca perdido, porque Dios tiene el poder de cambiar cualquier situación.

No existe pozo profundo del cual Dios no te pueda sacar, ni pecado que Él no sea capaz de perdonar.

Sé que muchos no lo entenderán, que muchos quizá no comprendan nuestro amor por Él, pero sin Dios nada somos.

Nuestras fuerzas se acaban, la tristeza puede agobiarnos y la ansiedad nos hace frenar, pero el amor de Dios por nosotros nunca se termina y solo en Él podemos hallar las fuerzas para poder seguir.

El vivir puede volverse una lucha demasiado difícil de continuar, nuestras almas se cansan de insistir pero en Dios podemos hallar el descanso que necesitamos.

El abrazo de Dios es capaz de consolar cualquier corazón, es capaz de traer calor a los corazones congelados por la decepción y el dolor.

No te rindas porque siempre habrá un mañana si eres capaz de creer, si eres capaz de confiar en Dios.

Puede parecer que Dios tarda pero su salvación siempre llega en el momento exacto y nunca nos fallará.

No te rindas, sigue luchando porque si estás con Dios puede tener la seguridad de que al final todo saldrá bien.

Soy afortunado

felicidadSoy cristiano y no entiendo por qué el ser más poderoso del universo me escogió a mí.

No entiendo por qué a pesar de todos mis errores me amó, pero estoy muy agradecido de que así sucediera.

Recuerdo la soledad y el vacío que sentía pero un día Él se apareció y me mostró su gran amor.

Era un vagabundo buscando sentimientos y mendigando compañía pero desde que Dios apareció, Él lo ha llenado todo.

He descubierto que Dios es todo lo que necesito, en Él encuentro todo lo que mi alma y mi corazón puedan necesitar.

Yo busqué por años un refugio o un pedazo de cielo en el cual poder esconderme, pero ahora en sus brazos hallé mi seguridad.

Soy afortunado al darme cuenta que soy tan querido sin razón, porque Él es más de lo que esperaba para ser realmente feliz.

De verdad no habrá manera alguna en que yo pueda retribuirle o pagarle todas las cosas buenas que hace y ha hecho por mí.

Quizá muchos no lo entenderán pero yo sé que le debo a Jesús mi vida, le debo mis alegrías, mis triunfos y mis sonrisas.

Nada funcionaría si Él no estuviera conmigo, Dios se ha convertido en mi brújula, Él es mi cimiento, Él es mi fuerza, Él es mi gozo, Él es la única razón por la que vivo.

Vivo feliz porque sé que Él me acompaña, camino seguro por la vida porque sé que Él me protege y eso me ánima a levantarme cada mañana.

Soy muy afortunado porque en un mundo tan lleno de dolor, de tristezas, de depresiones, de ansiedad y oscuridad, pude ver la Luz que me salvó y me llevó a la verdadera vida.

La desesperanza y la depresión pueden intentar derrotarme pero no hallarán cabida en mi interior porque Jesús lo llenó todo.

Soy afortunado porque Jesús es mi Camino, mi Verdad y mi Vida.

Soy afortunado porque sé que soy amado por mi gran Salvador.

La vida vuelve a empezar

malecónYo sé muy bien que cada vez que te encuentro la vida vuelve a empezar.

No es que Tú te alejes de nosotros, somos nosotros los que equivocadamente nos apartamos de Ti y de tu inmenso y perfecto amor.

A veces nos alejamos de Dios por ignorancia, por egoísmo, por miedo; pero no importa la razón por la cual nos apartemos de Dios, siempre hay más de una razón para volver a Él.

Su amor conquista el corazón, su paz cautiva el alma, su abrazo aquieta la ansiedad, su esperanza aleja los miedos, sus palabras aumentan la fe.

Cuando estás junto a Él incluso un simple dormitorio puede convertirse en un paraíso, una oración en una conversación larga, una canción en un poema de amor auténtico.

Vivimos en un mundo rodeado de muchos males, en donde la perversión ha llegado a lo sumo y en donde son pocos los que elevan sus ojos al cielo y le buscan con sinceridad.

Habrá muchas cosas que parezcan deleitosas, pasaremos pruebas, lloraremos en silencio, tendremos conocidos que nos dirán que Él no existe pero a pesar de todo ello, el amor de Dios nunca cambia, su amor no falla, sus brazos nunca dejarán de estar abiertos para nosotros.

Pasan los años y cada vez escucho más razones para apartarme de mi fe, pero yo solo tengo una gran razón para seguir a Dios y se llama Jesús.

Lo recuerdo cada día porque Él me devolvió la vida, lo tengo presente en mis pensamientos porque junto a Él conocí el amor sincero, lo llevo en el alma porque su amistad lo es todo para mí, lo llevo siempre en mi corazón porque Él me ha cuidado con la más bella ternura.

Y si pudiera escribirle algo, le escribiría miles de gracias porque cada vez que le encuentro la vida para mí empieza de nuevo.

Especial por Cinco años: Piensa en Dios

pensadorAquel que logre cambiar sus pensamientos, logrará cambiar su vida.

Todo aquello en lo que pensamos influye enormemente en nuestra manera de vivir, no hay pensamiento que no afecte de manera alguna nuestro comportamiento.

Hoy en día estamos rodeados de pensamientos negativos y derrotistas, sin querer los dejamos anidar en nuestras mentes y crean depresiones y angustias que son muy difíciles de sobrellevar.

¿Entonces en que debemos pensar?

La ciencia no basta para calmar el corazón, el romance no puede traer paz ante los problemas de la vida y aún incluso la amistad más fuerte no puede ayudarnos a vencer las ansiedades del día a día.

Lo único que puede ayudarnos cuando el mundo nos falla, cuando la vida pesa demasiado es solamente Dios.

Conozco la historia de un joven que estando bajo una profunda tristeza y tomar una decisión que acabaría con su vida, lo único que lo salvó fue un pensamiento, él pensó en Dios.

A veces pensamos que Él está lejos y que no nos escucha, pero la verdad es que Dios siempre está cerca y dispuesto a ayudarnos cada vez que se lo pedimos.

Si callaras el alma y abrieras el corazón escucharías su voz diciéndote:

Hijo mío yo te conozco bien, no hay nada acerca de ti que Yo no sepa, no hay detalle de tu persona que me sea desconocido.

Yo sé cómo te estresas tratando de alcanzar las riquezas, sé lo mucho que te duele avanzar muchas veces, conozco lo mucho que te pesa tu pasado y lo mucho que piensas que nada cambiará.

Pero si hay algo en lo que debas pensar es en mí, sólo piensa en mí.

Yo seré tu apoyo cada vez que te sientas caer, seré el Camino cuando tus bases parezcan romperse, seré Él amor que nunca te dejará y el amigo que nunca te desamparará.

Sólo piensa en mí, cuando los sueños desaparezcan, cuando todo en lo que creías se desmorone, solo piensa en mí, amado hijo.

Y ese es el mensaje que busco dar con este blog, un mensaje de que en Dios tenemos más de lo que alguna vez podamos necesitar.

Espero que este blog lo haya ayudado a lo largo de estos cinco años y que en él siempre pueda encontrar la ayuda que necesita.

Muchas gracias por leerme y gracias a Dios por darme la oportunidad de escribir y poder ayudar a muchos a través de este blog.