Dios conmigo está

Me sentí perdido cuando me alejé de Ti, cuando quise aventurarme a encontrar la felicidad por mi propia cuenta.

No es que sea malo ser feliz, lo que es malo es equivocarse y no haberte consultarte mis decisiones, tratar de encontrar un atajo en el Camino.

Lo duro es cuando nadie te entiende, cuando te acusan y te sientes solo, es allí donde aprendes que el único que  siempre estará a tu lado es Dios.

Dios mío, quisiera pedirte que le muestres a los que amo que estoy en tus manos, que sólo estoy siendo moldeado, que todavía sigues a mi lado.

Existen momentos en donde nos perdemos en valles de sombras de muerte, en donde deberemos cruzar ríos o fuego, pero Dios siempre estará allí para cuidarnos.

Por las noches mirando el cielo, contando las estrellas nos damos cuenta de cuan grande es nuestro Dios, capaz de moldear el cosmos a su voluntad.

A sus órdenes el mundo despierta, la vida florece, los seres vivos salen a la luz y toda la creación reconoce la voz de su creador.

Somos como una gota de agua en el océano, un punto en el espacio, y creemos que nuestros problemas son grandes cuando olvidamos lo grandioso que es nuestro Dios.

No existe gigante que lo pueda vencer, tormenta que lo pueda frenar, muralla que lo pueda detener, ni ejército que lo pueda parar o noticia que lo pueda preocupar.

Si Dios está con nosotros nada debemos temer, nada debería quitarnos el sueño, nada nos debería quitar las ganas de vivir.

Por momentos la vida puede parecer muy difícil, los problemas son cómo olas que nos hacen voltear la vista pero si Dios conmigo está, entonces estoy seguro, mi vida está a salvo en sus manos.

Anuncios

Una vida bella

bello díaDicen que la vida es muy bella, pero he aprendido que la vida solamente es bella cuando estoy junto a Ti.

Los problemas no pueden vencerme cuando tengo tu ayuda y los miedos se apartan cuando me acerco a Ti.

El futuro ya no me aterra, el pasado ya no me ata porque sé que Tú me acompañas.

Por eso hoy puedo estar agradecido de tener una vida bella, no sencilla pero si bella porque sé que al final todo terminará bien.

Mi vida junto a ti es como una gran canción, como una película llena de motivación o como un bello poema en construcción.

Soy libre del odio, no tengo rencor por las viejas heridas ya que Tú me enseñaste a perdonar.

Las depresiones no pueden vencer mi determinación y la tristeza no puede traspasar la alegría que le das a mi corazón.

Por eso cada día termino siempre agradecido de tenerte a mi lado, de poder ver el cielo y saber que soy por Ti amado.

El futuro ya no me aterra, el pasado ya no me ata porque sé que Tú me acompañas.

Por eso hoy puedo estar agradecido de tener una vida bella, no fácil pero si bella porque sé que todo me ayudará para bien.

Mi vida junto a ti es como una gran melodía, como una historia llena de superación o como una bella poesía en plena narración.

Dicen que la vida es muy bella, pero he aprendido que la vida solamente es bella cuando Jesús está junto a mí.

Carta a Dios

escribirEn toda mi vida jamás me sentí digno de tanto amor, aprecio e interés.

Fue desde que te conocí cuando realmente aprendí a valorarme y supe cuánto valía.

La vida había sido extraña, por momentos dura y en otros momentos muy alegre.

Hasta minutos antes de conocerte siempre te estuve agradecido por mi familia y otras cosas que me habías dado, pero cuando realmente te conocí me di cuenta que lo que más debería agradecer era el tener el enorme privilegio de haber sido escogido por ti.

Aprendí lo que significó tu enorme sacrificio en la cruz, aprendí que aquellas marcas en tu cuerpo fueron una gran muestra de amor, entendí que nunca estaría solo porque Tú me amas y entendí que solo en Ti se halla el amor verdadero.

Admito que a veces seguirte ha sido difícil, que muchas veces he tropezado y que en ciertos momentos hasta dudé de tu existencia, pero también admito que tu amor nunca me ha fallado, que mi fe en Ti nunca ha sido en vano sino que Tú siempre me has rescatado una y otra vez.

A veces me cuesta ser paciente y esperar en tus promesas pero mi corazón sabe que puedo confiar en ti, mi corazón sabe que Tú eres fiel y cumples tus promesas.

Lo que más te pediría Amado mío, es que me des siempre la fuerza y el amor ágape que viene de ti para poder seguirte por siempre.

De todo corazón te agradezco todo lo que haces por mí y es mi sueño y deseo el poder verte pronto mi querido y amado Jesús.

Dios me entiende

Dios me entiende

Pudieron quitarme la sonrisa de mi rostro y llenarme la mente de melancolía, pero no pudieron quitarme tu amor, no pudieron separarme de Ti.

Me hicieron llorar, me apartaron de mi felicidad, me hicieron olvidar por un instante hasta los sueños, pero no pudieron arrancarme la esperanza que reposa en Dios.

Dios me entiende y Él sabe todo lo que ha pasado, conoce mis faltas, mis caídas, mis torpezas pero nunca ha dejado de estar a mi lado, jamás me ha abandonado.

Podrían quitarme las fuerzas y golpearme tan duro que me cueste levantarme, pero no han podido impedir que la fe me motive a seguir luchando hasta que Dios me levante otra vez.

Me tardé tanto en reaccionar, me asusté anta tal adversidad, pero aun en medio de mi angustia su luz me guiaba a través de tanta oscuridad.

Dios me entiende y Él conoce mis lágrimas, conoce cada una de mis oraciones y mis ruegos pero siempre me llenaba de valentía y de persistencia para que no me rindiera.

Podría haber hecho las cosas de manera diferente y podría haber evitado tantos males, pero aún a pesar de mis errores siempre habrá un Dios que me ame.

Me costó tanto aprender de mis equivocaciones, me olvidé de que hay reglas que no se deben romper, pero a pesar de mi torpeza su mirada de amor nunca cambió.

Dios me entiende, lo sé porque con cada golpe siempre hubo una lección que aprender y lo sé porque él sanó las heridas que las decepciones dejaron sobre mí.

Dios me entiende y ahora lo sé, porque cada lágrima no ha sido en vano y cada suspiro a su tiempo Él lo ha convertido en risas.

Dios me entiende y por eso es que la vida tiene sentido cuando estoy junto a Él.

Dios ya lo sabe

Mírame, y ten misericordia de mí, Porque estoy solo y afligido.

Las angustias de mi corazón se han aumentado; Sácame de mis congojas.

Mira mi aflicción y mi trabajo, Y perdona todos mis pecados. Salmo 25:16-18

Piensas que las cargas son muchas y te sientes solo en un mundo que no entiende tu fe, crees que las tentaciones son demasiadas y te sientes herido en un mundo egoísta y sin amor.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, Dios nunca te ha dejado solo, Dios jamás te ha abandonado.

Sientes que tienes el corazón sangrando, crees que no habrá una gota de agua en ese desierto que estás pasando y sientes que te estás quemando en aquel horno.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, Dios es aquel que te da las fuerzas para seguir y el jamás te haría pasar por alguna prueba de la cual no pudieras salir victoriosa con su ayuda.

Piensas que no podrás aguantar y que la presión es mucha, crees que nadie te comprende y que tu trabajo no será recompensado.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, pero Dios necesita moldearte, Dios tiene grandes planes para ti y no solo en ese hermoso lugar celestial sino que aun en esta vida Dios tiene algo que ni siquiera eres capaz de soñar o imaginar.

Sientes que la corrección de Dios es muy dura y que estás dando mucho más de lo que puedes dar, crees que el tiempo pasa y no habrá respuesta.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, y no creas que Dios te abandonó, no pienses que Dios no ve tu dolor, si supieras el gran amor que tiene Dios por ti.

Si tan solo comprendieras que Dios se duele del castigo pero es necesario para que puedas crecer.

Si pudieras abrir el corazón entenderías que todo lo que Dios hace es porque para él no hay nada más importante que salvarte.

Dios limpiará todo lágrima, convertirá tu tristeza en alegría, te saciará de bendiciones, verás a tus generaciones con dicha y sabrás que todo lo que pasaste no fue en vano sino que Dios quería prepararte para tanto gozo y paz que ya están por venir sobre ti.

Ahora es tiempo que tu sepas el gran amor que Dios tiene para con sus hijos, es momento que para que aprendas a confiar en la fidelidad de tu Padre Celestial y te des cuenta del gran poder y responsabilidad que ha derramado sobre ti.

Así que no te rindas persevera hasta el fin, lucha cada día con valentía y demuéstrale al mundo lo grande que es tu Dios.

Aprendiendo de los problemas

Es extraño comprender las muchas maneras en las cual nos habla Dios, y siempre es cuando más lo necesitamos.

El puede usar desde la biblia hasta a un completo extraño; puede usar las circunstancias y aún nuestros momentos de crisis para hablarnos, recordemos como dice la biblia: Todo ayuda para bien a los que le aman.

Es doloroso pasar por crisis, es doloroso tener que pasar por las tormentas de la vida, pero recordemos que en la biblia después de cada una de ellas venía un gran milagro por parte de Dios, es por eso que suceden los problemas para que aprendamos a no depender de nuestras fuerzas, ni de nuestros talentos, ni de nuestras habilidades, sino para que recordemos que somos polvo y que necesitamos la ayuda de Dios.

Somos creación de Dios, hechos para hacer cosas limitadas, hechos para resolver problemas pero no todos, hechos para alabar y exaltar a Dios y no a nosotros mismos.

Y es cuando comprendemos eso en donde realmente comenzamos a vivir, entendemos que necesitamos de nuestro Hacedor para romper los límites de nuestra realidad y movernos en el plano sobrenatural de Dios.

Si estas pasando por un duro desierto o por el horno de fuego, entiende que Dios no lo hace como una señal de castigo lo hace para que dobles tus rodillas y los busques de corazón, lo hace para que te sometas a su voluntad, y cuando dejas que el cumpla su propósito en ti entonces recordarás que Dios todo lo hace hermoso en su tiempo y que el postrer estado es mayor al primero, recuerda que Dios siempre tiene la última palabra.

Vamos no te rindas busca a Dios y el te dará la salida y las fuerzas para vencer cada día.

Aprendiendo de nuestros maestros

Todos debemos aprender de nuestros errores, sinceramente la vida se vuelve más fácil si lo hiciéramos, pero si quisiéramos aprender más de la vida y tener una vida mejor, más sencilla, y saber con sinceridad que alcanzaremos cierto éxito deberíamos también aprender de aquellas personas que influyen en nuestra vida, debemos aprender de sus virtudes, cualidades y experiencia.

Solamente intente describir la virtud de una persona a través de una palabra, como en los siguientes ejemplos:

Amor: Una de las personas que más influyo en el mundo, y no solo entre cristianos sino que ha tocado la vida de personas y en muchas generaciones fue Jesús, su vida fue un ejemplo de verdadero amor.

A través del amor es cuando aprendemos a valorar lo que realmente es importante, con el amor damos lo mejor de nosotros, cuando tenemos amor en nuestros corazones es donde sentimos que la vida realmente vale la pena, el amor da fuerzas aun mas allá de lo inimaginable, el amor está representado en Jesús. 

Sabiduría: La sabiduría conocida también como la forma correcta del vivir, o la forma más alta del conocimiento, la sabiduría es necesaria porque nos permite tomar decisiones acertadas y correctas, no hay libros o materiales que nos hagan un sabio, sino que se aprende a ser sabio a través de la experiencia y la búsqueda de conocimientos que nos ayuden a vivir mejor, no basta ser sabio en nuestra propia opinión sino en la opinión de los demás. El hombre más sabio del mundo dijo: El principio de sabiduría es el temor (obediencia) a Dios.

Orden: El orden debería ser una de las mayores prioridades en nuestras vidas, el orden no se enseña, debemos obligarnos a ser ordenados, uno aprende el orden venciendo la pereza, el orden se puede usar en todas las áreas de nuestra vida, una vida ordenada, es una vida mejor, si lo usáramos en nuestro sentimientos y prioridades, tendríamos una mejor perspectiva de lo que realmente sentimos y de lo que queremos ser. 

Mansedumbre: La mansedumbre para los que no la conocen es una virtud muy difícil de conseguir, consta en ser obediente y humilde, es saber obedecer en el momento indicado, ser obediente con los que son mayores que tú, es también el no airarse con los demás, con todas estas cualidades la mansedumbre no solo es necesaria para lideres, sino para toda persona en general, una persona que aplica la mansedumbre sabe esperar el momento oportuno y no se enoja por la espera, una persona mansa obedece con excelencia y hace todo lo posible para agradar a sus mayores, el mundo necesita más mansedumbre.

Tomando estás cualidades como estás de tus maestros, no te digo que vas a poder ser como todas las personas que han vivido con estos principios, pero si tendrás una mejor vida.

Lo bueno de hacer el bien

Estamos acostumbrados a vivir en un mundo egoísta dominado por la frase: “que me das tú para que yo te ayude”, pero eso está mal, deberíamos aprender a compartir, aprender a ser amables con los demás.

Los momentos que más vale la pena vivir es cuando haces el bien y ves esa sonrisa de felicidad en los rostros de los demás, y eso causa que dentro de ti te sientas bien de ayudar a los demás, es el mejor sentimiento y como dice un frase: “siempre hay recompensa para los que hacen el bien”

Muchos se quejan de la maldad y la corrupción que hay en el mundo, pero si nadie quiere ayudar a los demás es lógico que el mundo no cambie, con nuestras acciones debemos demostrar lo que realmente llevamos dentro, y el ayudar a los demás es sinónimo de tener un gran corazón y valentía; porque eso que realmente necesita el mundo, personas dispuestas a cambiar, personas dispuestas a sacrificarse para ayudar no sólo a sí mismos, sino a también a su prójimo.

Hechos 20:35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Paciencia ya llegará

Cuando sientes que la vida te golpea con todo lo peor que se te pueda ocurrir, y estas en esos momentos en donde todo pareciera que llegara tan rápido, acuérdate que después de toda tormenta siempre sale el sol.

Cuando las peores cosas nos ocurren es porque lo mejor está por venir, a veces la vida pareciera que intentara hacernos sufrir antes de que lleguen los momentos felices.

Los momentos difíciles vienen de pronto, pero no duran mucho, mientras que los momentos de felicidad se valoran más después de muchas tristezas y pruebas, pero siempre duran mucho más.

Los deseos de nuestra vida siempre tienden a llegar entre los peores momentos, haciéndonos dudar sí es que en verdad llegará, pero la paciencia y la fe, son cosas que aprendemos durante esa espera que muchas veces parece interminable.

A veces uno mismo demora sus sueños, haciendo lo contrario para realizarlos, o haciendo cosas que no deberíamos hacer; no importa que sea lo que quieras conseguir debes esforzarte para que llegue y hacer lo correcto para que cuando lo obtengas no lo pierdas y sepas valorarlo.

Esa espera nos va preparando, perfeccionando para la llegada, todos los sueños se pueden lograr, en algunos casos debemos esforzarnos para alcanzarlos, en otros tan solo debemos esperar el momento indicado, y en otros puede que tengamos que hacer ambas cosas.

Así que sigue creyendo y espera que sin duda vendrá no tardará.

 

El pasado

Todos tenemos en nuestra vida, una serie de sucesos que vamos arrastrando con los años; sucesos, recuerdos buenos y malos, derrotas, conflictos, alegrías, victorias, penas, y estos son solo algunas cosas que llevamos con nosotros.

Hay momentos donde pensamos que todo nuestro pasado quedo en el olvido pero muchas veces el pasado regresa, los problemas pendientes, los antiguos rencores, antiguos errores, viejas amistades, buenos tiempos; el que ya no vivas el pasado no significa que no esté allí.

Ciertamente cambiamos, maduramos y crecemos, pero ciertas cosas no cambian, y ese es el problema, cuanto más cambiemos, mas nos distanciamos de nuestro pasado.

Vivir el presente sin mirar hacia atrás, no es imposible, es solo una manera correcta de ir por la vida, en la vida no siempre lo correcto, es lo más sencillo, pero lo correcto siempre es lo mejor no importa el dolor.

Aprenda de sus errores, examine y reflexione a donde lo ha llevado la vida, nunca es tarde para cambiar, no importa el pasado, el reflexionar no es solo mirar hacia atrás, es aprender de lo vivido, todos cometemos errores pero solo pocos aprenden de ello.

No importa lo pasado ya no lo puede arreglar, pero puede hacer mucho por su presente y aun mas por su futuro.

Y si aún con todo esto no cree que se puede limpiar el pasado, créame que Dios puede cambiar y borrar todas las heridas de su pasado, y darle un nuevo y mejor futuro.