Viniste a mi encuentro

adorarMe encontraba yo yendo camino al trabajo, en un bus repleto de personas, y como en casi todas las mañanas me coloqué los audífonos y comencé a escuchar canciones para no aburrirme en el trayecto.

De pronto mientras cantaba en mi interior, comencé a sentir un calor albergarme, mis ojos comenzaron a lagrimear sin saber la causa, sentía mi corazón inundado de paz y ahí lo supe, era Dios el que había venido a mi encuentro.

Él se había acercado en medio de las alabanzas y adoraciones, yo no lo había invitado, ciertamente estaba cantándole pero jamás pensé que su presencia me tocaría en un lugar así y de esa manera tan fuerte.

Muchas veces creemos que Dios siempre está ocupado para nosotros o que no es parte de nuestra rutina de vida, pero la verdad es que Dios siempre está con nosotros, Él está literalmente acompañándonos todo el tiempo.

A veces es necesario que lo invitemos a nuestro hogar, a nuestro trabajo, a nuestro centro de estudios, pero en otros casos Él decide aparecer para demostrarnos que nos ama, para que sepamos que Él no nos abandona.

Horas antes durante la madrugada, había estado orando para que Dios respondiera una petición fuerte que tenía en mi corazón y al estar en aquel bus, con los audífonos en mis oídos, podía sentir su voz diciéndome: Yo estoy contigo, no te he abandonado.

Dios sigue respondiendo oraciones, Él sigue escuchando corazones sinceros que no tengan miedo de pedirle su ayuda, porque aquel Dios que leemos en la biblia hablando con sus escogidos sigue estando presente en estos tiempos.

Cada vez que atrevieses una circunstancia adversa puedes tener fe de que Él te acompaña y que escuchará tu petición, y como dice la biblia: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10

Anuncios

Deja una huella

soldadosDurante la segunda guerra mundial en el año 1944 a un joven cristiano y soldado inglés de nombre Kelley se le ocurre una preciosa idea.

Cercanos a navidad él le propone a sus compañeros ofrecer una fiesta de navidad para todos los niños británicos que vivían alrededor, ya que la base se encontraba cerca a pueblos que habían quedado devastados por la guerra.

Estando en medio de un momento de crisis y miedo, Kelley logró convencer y animar a todos sus compañeros para que participen en los preparativos.

Aquellos soldados inventaron juguetes con piezas de metal y desecho, otros donaban parte de su ración de comida o usaron sus ahorros para comprar caramelos y fruta enlatada para los niños.

Llegó la mañana de navidad y todo el campamento estaba adornado y lleno de luces para la llegada de los niños, sin embargo se les avisó que ese día tendrían que volar a una misión.

Kelley entonces dio instrucciones a todos sobre lo que tenían que hacer al regresar de la misión.

Después de la dura misión los soldados se cambiaron rápidamente de ropa y los niños disfrutaron de una de las mejores navidades que habían pasado en muchos años.

Sin embargo aquellos soldados estaban tristes, algunos de sus compañeros no habían regresado de la misión y entre ellos se encontraba Kelley.

Aquel acto de Kelley les había devuelto su humanidad, les había recordado que a pesar del dolor y la crueldad de la guerra siempre se podía llevar amor.

Ellos no lo recordarían por la cantidad de bajas enemigas que logró o por las cosas cotidianas, fue aquel acto lleno de amor lo que hizo que el nombre Kelley quede grabado en sus corazones por siempre.

De esta historia podemos aprender dos cosas:

1. Existen acciones que dejan huella, nadie te recordará por las cosas normales que hiciste, sino que te recordarán por aquellos actos llenos de amor y valentía.

2. Solo tenemos una vida, todos al final deberemos enfrentar la muerte así que pensemos bien en donde pasaremos la eternidad.

La biblia dice: Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. Hebreos 9:27

La vida es hermosa pero es única y aunque muchas veces puede ser difícil siempre será bella si escogemos el buen Camino y si amamos a Dios.

No desperdiciemos la vida en cosas vanas o en acciones que nos hagan sentir tristes o solos.

Vivamos de tal manera que nuestro ejemplo inspire a los que nos rodean y salve a nuestra familias y amigos.

Solo tenemos una oportunidad de vivir bien, una oportunidad de alcanzar nuestros sueños y de servir a Dios.

Y al igual que Kelley esforcémonos por dejar una huella que dure en el tiempo, tengamos una vida que marque la historia de los que nos rodean.

¿Qué debo hacer?

esperando

Tú sabes lo agotador que es intentar ser siempre el bueno, intentar ser un ejemplo y mantener las manos limpias en un mundo contaminado.

Me diste un don, me convertí en el pensador, utilicé los recursos que tenía a mi alcance para tratar de lograr un cambio y ayudar a los demás.

He escrito tantas cosas, he tipeado tantas frases, he tocado tantos temas, he abarcado más de lo que jamás pensé que podía llegar.

Y aquí sigo preguntándome: ¿Qué más debo hacer o qué más debo esperar?

Cada vez parecen ser menos los que leen de verdad, cada día me es más difícil hacer que entiendan los mensajes o que te encuentren a Ti entre mis versos.

A veces me pregunto: ¿Para qué escribir o porque seguir intentando hacer que piensen en Ti?

Los demás parecen vivir solo el presente sin importarles la eternidad o el infierno, no piensan en el castigo de sus acciones o en donde reposaran sus almas al morir.

Así que por favor Dios mío, dime: ¿Qué debo hacer?

Anthony, si me amas con todo lo que eres entonces niégate a ti mismo, toma tu cruz y ama a tu prójimo como a ti mismo.

Muchos no necesitan un modelo, sino un amigo o unos escritos que los motiven, que les devuelvan la fe, que les recuerden que yo todavía hago milagros, que sigo aquí para ellos.

Muchos necesitan recordar que yo sigo cambiando vidas, que yo soy el Camino, la verdad y la Vida, y que solo Yo soy la salvación que ellos necesitan.

Yo los amo, y tú puedes ser una voz que se los recuerde, puedes ser palabras que lleven mi mensaje y los haga arrepentirse y corregir su Camino.

No es por ti, soy Yo en ti el que hace que esto suceda, un solo pensamiento del Espíritu podría cambiar la vida de una persona y es por eso que si amas a tu prójimo debes permitirme usarte para escribir y llevarles mis mensajes.

No te rindas hijo mío, la recompensa que buscas llegará pronto, pero hasta entonces esfuérzate y no dejes que tu amor merme.

De ti depende si decides servirme y escribir para ayudar al resto o si te dejas vencer por el miedo, tus propios deseos y renunciar a tu don y talento.

Y si decides seguirme, entonces sé un mejor pensador y haz tus sueños más grandes, esfuérzate y demuestra el don que está en ti.

Pensar en los demás

ayudarMe siento desencajado en un mundo que no logro comprender, me siento atrapado en un manicomio llamado sociedad.

Es triste ver niños caminando por las calles, mientras otros gastan fortunas en accesorios que no necesitan.

Cuantos luchan trabajando una cantidad de horas extraordinarias para poder llevar si quiera un pan a su mesa, mientras otros desperdician su sueldo en tragos y placeres que no los hacen mejores.

Vivimos desconectados del resto, atrapados en nuestra propia realidad y encadenados al orgullo y al egoísmo.

Dice la ciencia que eso es el camino natural de la evolución en donde solo los más fuertes sobreviven y las finanzas los llaman clases bajas.

Pero para esas personas, muchas veces el conocimiento no está abierto a sus oídos, el progreso quizá nunca llegue hasta sus manos, los lujos son solo sueños y así ellos sobreviven en lo que parece un mundo alterno.

No, no solo es culpa de la aristocracia o de la burguesía, es culpa de nosotros mismos por no querer cambiar la verdadera realidad.

Dejemos de culpar al resto y examinémonos a nosotros mismos, dejemos de ver hacia un costado y veamos la verdad que tanto queremos ignorar.

Crudas verdades que evitamos, porque nos hemos vuelto duros y tacaños al vivir acomodados en este sistema consumista insaciable.

¿Cuántos si quiera hemos dado una moneda en vez de una mirada de desprecio?

¿Cuántos si quera hemos soltado una mirada triste al no poder dar una moneda?

Dios tenga misericordia de aquellos que hoy viven en grandes lujos y mansiones sin importarles el resto porque al igual que en una parábola después de esta vida el dinero ya nada compra y los lujos ya nada valen.

Y aunque no tengamos muchos recursos como para ayudar a tantos, aunque quizá uno solo no pueda cambiar esta realidad, al menos con un abrazo o una palabra de aliento tratemos de llevar una sonrisa y alegrías al resto, y eso nos hará más nobles y ayudará a una persona o a una familia que de verdad lo necesitan.

Cuéntame

jesus te amaDime todo aquello que necesites decir, saca de tu alma todas aquellas historias que te hacen llorar.

Cuéntame aquellas cosas que le ocultas al resto y hazme un poco de espacio para poder ayudarte.

Dime todo aquello que te asusta del pasado y aquellas cosas que te hacen sentir miedo de ti mismo.

Cuéntame porque perdiste la sonrisa de tu rostro y porque estás siempre a la defensiva.

Dime las verdades que no quieres enfrentar y los dilemas que te cuesta superar.

Cuéntame y no calles nada de lo que te arrepentiste de hacer y lo que lamentaste no haber hecho.

Dime esas cosas a mí que estoy dispuesto a escucharte y tengo mis brazos abiertos para poder abrazarte.

Háblame desde lo más profundo de tu corazón que aunque no me veas yo te estaré escuchando y aunque no puedas tocarme yo estaré a tu lado.

Si clamas a mí yo te prometo que te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conocías.

Por eso cuéntame todo aquello que te inquieta, déjame que te ayude a llevar tus cargas.

Dime todo aquello que te quita la paz y Yo te daré descanso.

Cuéntame todo aquello que te ha herido el corazón y déjame sanar tu interior.

Confía en mí porque aunque muchos te hallan fallado yo no lo haré, aunque te sientas herido mi único deseo es sanar tus heridas, aunque muchas veces pareciera que no existe la bondad yo te prometo que mi amor por ti es sincero y no cambiará.

Cuéntame todo sin miedos, no pienses que me enojaré, no creas que me desilusionaré porque mi querer es puro, el amor es mi esencia y no existe nada que pueda alejarte de mí.

Ven a mí porque estoy dispuesto a sentarme y escuchar todo aquello que necesitas decir.

La cura

solitario en el mar

Quiero encontrar una cura que mi corazón pueda sanar.

Necesito que algo me ayude a sentir que vuelvo a respirar.

Deseo encontrar aquella cura que el dolor ayude a aliviar.

¿No lo necesita usted?

Porque yo quiero una cura que me ayude a encontrar el rumbo.

Yo necesito encontrar algo que me ayude a encontrar las respuestas de este mundo.

Yo si deseo encontrar una cura para la enfermedad de este corazón moribundo.

¿Yo no sé usted? pero yo si voy a encontrar la cura a todo este mal.

Quiero hallar a aquel que mi vida pueda ayudar.

Necesito encontrar ese lugar en donde mi corazón pueda descansar.

Deseo hallar aquel instante en donde sienta que mi alma pueda de libertad volar.

Oh, ayúdeme si usted sabe dónde puedo hallar la cura, dígamelo a mí a los demás.

Porque quiero encontrar algo que me haga otra vez nacer.

Necesito la cura que me ayude a pensar con claridad y no solo por saber.

Deseo algo que la culpa logre detener.

¿Y porque no gritan el nombre de aquella cura si lo conocen?

Porque Jesús es el único que vida nueva da.

Él es el único que tu corazón llenará.

Y solamente Él por siempre te amará.

Denme siempre un poco de esa cura.

Y así con su ayuda quiero revivir.

Necesito de su ayuda para poder volver a sentir

Y por fin después de mucho tiempo ser totalmente feliz al reír.

Lo bueno de hacer el bien

Estamos acostumbrados a vivir en un mundo egoísta dominado por la frase: “que me das tú para que yo te ayude”, pero eso está mal, deberíamos aprender a compartir, aprender a ser amables con los demás.

Los momentos que más vale la pena vivir es cuando haces el bien y ves esa sonrisa de felicidad en los rostros de los demás, y eso causa que dentro de ti te sientas bien de ayudar a los demás, es el mejor sentimiento y como dice un frase: “siempre hay recompensa para los que hacen el bien”

Muchos se quejan de la maldad y la corrupción que hay en el mundo, pero si nadie quiere ayudar a los demás es lógico que el mundo no cambie, con nuestras acciones debemos demostrar lo que realmente llevamos dentro, y el ayudar a los demás es sinónimo de tener un gran corazón y valentía; porque eso que realmente necesita el mundo, personas dispuestas a cambiar, personas dispuestas a sacrificarse para ayudar no sólo a sí mismos, sino a también a su prójimo.

Hechos 20:35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Un verdadero amigo

Un verdadero amigo es aquel que te dice siempre la verdad, aunque a veces pueda doler.

Una amistad es una confianza entre ambas personas, una amistad es darse a conocer por entero.

Una amistad va mas allá de tu propio yo, es negarse el egoísmo, es darse un tiempo para conocer a la otra persona, un amigo nunca te niega una conversación.

Una amistad va más allá de las palabras, se demuestra con los hechos, no sólo con las intenciones, un amigo te demuestra día a día su amistad.

Un amigo no solo es aquel que te habla, es aquel que calla para que hables tú, una amistad se fortalece cuando después de escuchar se aconseja, un amigo es aquel que siempre te quiere escuchar.

Una verdadera amistad se prueba con el tiempo y las dificultades, un amigo no es siempre el que te muestra la salida, sino aquel que te acompaña hasta ella, un verdadero amigo no soluciona tus problemas, te ayuda para que tú los resuelvas.

Una verdadera amistad no nace de un solo día, la confianza se demuestra a diario, un verdadero amigo, es aquel que no espera que lo llamen así.

Una amistad no es siempre lo que esperas, una amistad es tan distinta como las personas con las cuales se comparten tiempos e ideas, un amigo sabe cómo te comportas en cada situación.

Una amistad es aquella, en cual la otra personas te conoce tanto como tú, que aprende de ti, un amigo te conoce más de lo que crees.

Una amistad es especial, no todos los que conoces son amigos, pero si encuentras aunque sea uno en la vida puedes llamarte dichoso.