Archivo de la etiqueta: comienzo

Empezar de cero

2015-2Cuando se termina el año, existirán dos tipos de personas: Los que se lamenten de lo que no pudieron hacer y los que ven el nuevo año como una oportunidad para empezar.

Quizá este año que se termina no ha sido todo lo que esperabas pero no puedes lamentarte del pasado, debemos tomar esta nueva oportunidad que Dios nos da y empezar de cero, sin las cargas del ayer y convencidos de que si nos esforzamos este año será nuestro.

Tenemos que ver este año como si fuera una página en blanco en la cual podemos escribir una de las mejores historias de nuestras vidas.

Tenemos que ver este año como una oportunidad para cumplir los sueños que no pudimos cumplir el año pasado.

Tenemos que ver este año como si fuera la batalla que decidirá el destino de nuestra existencia.

Es hora de ponerle punto final al pasado, ya no podemos seguir siendo los mismos, tenemos que soltar las penas del ayer, y estar agradecidos que tenemos la ventaja de tener un año más de vida, porque somos más fuertes, porque somos más sabios, porque tenemos más experiencia y podemos usar todo eso a nuestro favor.

Si queremos lograr sueños este año que viene, habrá que hacer cambios, tendremos que dejar ciertas cosas y personas para alcanzar las metas que queremos lograr, pero todos esos esfuerzos valdrán la pena cuando veamos que poco a poco aquellas metas se cumplen.

No seamos los mismos, empecemos de cero, empecemos con ganas, con firmeza y con mucha valentía.

¡Un nuevo año nos espera!

Anuncios

Dios me habló

Muchas veces cuando queremos que Dios nos hable, esperamos algo sobrenatural, quisiéramos que el cielo se parta en dos, que una gran luz brille o que baje un ángel con voz potente para decirnos nuestro destino.

Quisiéramos que Dios nos diga lo que queremos escuchar, nos gusta ponerle las palabras que queremos oír, pero no las que necesitamos escuchar.

Pero Dios es soberano y no piensa igual que nosotros, Dios no usa los métodos que nosotros quisiéramos sino que usa formas extrañas para decirnos su mensaje.

Muchas veces utiliza extraños mensajeros, voces que a veces no prestábamos atención, pero la verdad es que Dios habla todo el tiempo solo necesitamos estar atentos y pedirle que nos permita entender su mensaje.

Esta semana Dios me habló a través de muchas personas pero el mensaje era el mismo, no utilizo el método que me hubiese gustado y admito que al comienzo no quise escucharlo, pero entre más me esforzaba por ignorarlo me di cuenta que Él no se rendía, y al final el mensaje fue claro y tuve que humillarme y reconocer que estaba equivocado.

Es extraño como muchas veces oramos pidiéndole a Dios dirección y guía, pero a la hora de recibir el mensaje nos falta la fe para escucharlo y la humildad para aceptarlo.

Lo que me habló Dios esta semana fue que volviera a buscarlo como antes, que encendiera el primera amor y es que en los momentos de aflicción y de angustia ponemos nuestra vista en los problemas y no en Dios el cual es el único que puede ayudarnos y darnos la salida.

Lo segundo que Dios me dijo fue que me esforzara, no el típico esfuerzo cotidiano, sino aquel esfuerzo extra que debemos dar, aquel esfuerzo que puso José cuando estuvo en Egipto o aquel esfuerzo que puso David cuando estaba siendo perseguido por Saúl.

Así que cada vez que le pida a Dios que lo guíe prepárese para recibir una respuesta, esté atento a su voz y pídale también que le de la humildad y entendimiento para poder escucharle.

Bendiciones.

Un nuevo día empieza

Siempre llega un momento de nuestra vida en donde  nos damos cuenta que no podemos seguir igual.

Al comienzo el volver a empezar traerá sus momentos duros y difíciles, tal vez no todos estén de acuerdo con el cambio pero debemos ser firmes.

Todo cambio depende de nosotros, hay personas que cambian para mejorar, otras que cambian para convertirse en algo peor, pero al final no hay nadie que no cambie.

Cada vez que un día empieza antes de salir el sol, todo está rodeado de tinieblas, así es como empieza todo cambio con dolor y tristeza, asegurémonos de que al final salga el sol en nuestras vidas y que no seamos como aquellos que se quedaron en la oscuridad.

Cada vez que sale el sol, un nuevo día empieza para todos buenos y malos, todos tenemos la posibilidad de cambiar, la única diferencia es las decisiones que tomamos, eso determinará en que nos convertimos cada día.

¿Y quien no ha estado una vez en la oscuridad? pero igual todos podemos salir si nos lo proponemos, al final siempre habrá un amanecer y un nuevo día.