Archivo de la etiqueta: corazón

DEBATE CON DIOS

Yo: Últimamente mi corazón tiene tantas preguntas, tantos pensamientos contradictorios. Me molesta ver personas que no te siguen, ni te temen, prosperar de manera tan rápida, aparentan tanta felicidad, como si sencillamente todo les saliera bien.

Dios: Hijo mío, yo amo la rectitud, Y no desamparo a los santos. Para siempre serán guardados; Mas la descendencia de los impíos será destruida. Los justos heredarán la tierra, y vivirán para siempre sobre ella. (Salmos 37:28-29)

Yo: Es difícil ver como nosotros somos como ovejas en medio de lobos, como tenemos que soportar tantas pruebas, y el cielo por momentos parece guarda silencio.

Dios: No hay justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan. (Salmo 37:25)

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. (Juan 16:33)

Yo: Me enojo y veo el libre albedrío como una carga; recuerdo las palabras de Salomón al decir que todo es vanidad, la vida pareciera ser neblina, nuestros logros se esfumarán como el humo al partir.

Dios: El mal perseguirá a los pecadores, Mas los justos serán premiados con el bien. (Proverbios 13:21)

Yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. (Jeremías 29:11)

Yo: Entiendo que mi inteligencia es muy finita si la comparo con aquel que diseñó el universo y nos dio la vida, no podría entender la inmensidad de tus caminos. Sé que la fe es creer a pesar de que no veamos, pero es duro ver lo que sucede al nuestro alrededor y confiar en que todo mejorará.

Dios: Yo soy la salvación de los justos, Soy su fortaleza en el tiempo de la angustia. Salmo 37:39

Bueno soy a los que en mí esperan, al alma que me busca. Bueno es esperar en silencio mi Salvación. (Lamentaciones 3:25-26)

Dios no veas mis preguntas como ingratitud, ni mis contradicciones como falta de fe, solo ayúdame a entender tus planes, enséñame a verte en mis momentos de debilidad, dame paciencia en los días de escasez, ayúdame a confiar en Ti no solo en los buenos momentos, sino aún más en los momentos malos, en estos tiempos de necesidad.

Tú protegiste a tu pueblo cuando el destructor pasó por Egipto, guardaste a los jóvenes que metieron al horno de fuego por ser fieles, guardaste a Daniel de los leones, a los discípulos que estaban en la barca y detuviste la tormenta, y a lo largo de la historia, has guardado a los tuyos con ternura y amor.

Oro para que tu amor sea la respuesta a todas las interrogantes de mi alma, para que tu bondad abrace todas mis contradicciones, que tu misericordia me ayuda a conocerte mucho más y que tu fidelidad sea el lugar donde confiadamente repose por siempre mi fe.

Síganos en nuestras redes sociales:

REFLEXIÓN: LOS AXIOMAS DEL AMOR DE DIOS

Mientras terminaba de escribir un tema para otro de mis blogs llamado “UN GRAN MAL” me di cuenta que, muchas veces cuando hablamos acerca del amor de Dios, todo parece muy teórico, muy complicado, es como si tuviéramos que resolver un problema de matemáticas.

Cuando estaba en la universidad, aprendí a resolver distintos tipos de problemas matemáticos con integrales y derivadas, esos tipos de problemas servían para poder representar gráficamente las medidas de un objeto en el espacio, para calcular las velocidades de un cuerpo en movimiento y muchos usos más. Entendí que las matemáticas tenían un POR QUÉ, y si querías ir más profundo, aprendías que toda regla matemática estaba basada en axiomas.

Axiomas: Son verdades incuestionables universalmente válidas y evidentes, que se utilizan a menudo como principios en la construcción de una teoría o como base para una argumentación. En muchos contextos, axioma es sinónimo de postulado, ley o principio. (Resumidamente los axiomas eran considerados verdades absolutas que servían para demostrar y sustentar cualquier fórmula o principio que se considere válido).

En la biblia cuando hablamos del amor o de la forma en la que debemos amar, no sabemos los POR QUÉ, no entendemos cómo podemos ser capaces de amar de esa manera, no sabemos cómo opera ese amor dentro de nosotros o como sirve en nuestra vida práctica o en la vida de los demás.

Axiomas del amor de Dios.

· Dios nos ama: Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Dios ama a toda la humanidad, Él ya nos está amando, fuimos creados con amor, nacimos en este mundo con un propósito, tenemos un destino diseñado por un Dios que nos ama.

· Él nos amó primero: 1Juan 4:19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. Tenemos que entender que somos cristianos no porque venimos a la iglesia, no porque nosotros dimos el primer paso de buscar de Dios, no porque hagamos buenas obras, sino que somos creyentes porque a pesar de nuestros defectos, a pesar de nuestros errores o a pesar de nuestros pecados, Él nos amó, nos mostró su misericordia, su perdón y su amor.

· Tenemos un nuevo corazón: Ezequiel 36:26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Una vez que nacimos de nuevo, Cristo vino a morar en nosotros, y Él puede transformar aquel corazón endurecido en un corazón capaz de amar. El corazón que fue golpeado, lastimado, endurecido por el pasado, ahora es reemplazado por uno nuevo capaz de brindar y sentir amor.

· Dios derramó su amor en nuestro corazón: Romanos 5:5 Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. No tenemos que preguntarnos si somos capaces de amar, ya nuestro corazón desborda del amor de Dios, ya está en nuestro interior aquel amor ágape por el cual podemos amar, perdonar, valorar y respetar a nuestro prójimo.

Entendiendo la importancia de estos principios, podemos transformar la teoría del amor en una práctica diaria, podemos estar más preparados para demostrar el amor de Dios en los demás.

Síganos en nuestras redes sociales:

ADOLESCENTES: CERRANDO PUERTAS

La adolescencia es una etapa de transición en la que se deja de ser niño y se empiezan a tomar decisiones que definirán la persona en la que te convertirás.

Hay decisiones que aparentemente no parecen ser importantes, pero son como abrir una puerta, y no sabes lo que puede haber tras de ella, ni cómo afectarán tu futuro.

Hay puertas malas que debemos evitar abrir, en esta edad es normal querer experimentar, querer hacer cosas distintas, querer entender mejor la vida, pero hay momentos en que debes decir “No” a lo que sabes que podría afectarte.

Muchos adolescentes tomaron la decisión de probar un cigarrillo y abrieron la puerta a la adicción al tabaco.

Algunos probaron un poco de cerveza sin pensar que abrieron la puerta al alcoholismo.

Otros abrieron la puerta a la pornografía sin pensar en lo muchos que le costaría volver a cerrarla.

Unos cedieron a la presión social, permitieron que su decisión la tomaran otras personas, sin pensar que abrirían la puerta de la duda y la crisis de identidad.

Hay muchas puertas malas que se pueden abrir sin querer, debemos estar atentos, confiar en los padres y preguntarles si está bien o mal lo que queremos hacer.

No cometer el error de pensar que lo malo nunca nos va a pasar, porque existen muchísimos casos de personas que pensaron así, y hoy no saben cómo hacer parar cerrar esas puertas que los afectan.

Igual los padres deben tener aquel amor para hablar con sus hijos sin juzgarlos, quizá hay cosas que piensen que ellos ya deberían saber, pero si sus hijos les abren el corazón sean comprensivos, porque ellos tienen sus debilidades y sus dudas.

Por último, debemos recordar que existe alguien que sí está tocando la puerta de nuestro corazón y al que debemos dejarle entrar para que nos ayude a tomar buenas decisiones.

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Apocalipsis 3:20

Jesús te ama, desea ayudarte y estar siempre contigo, aprende a confiar en Él, cuéntale tus problemas y dudas, porque siempre está dispuesto a escucharte y a guiarte.

Síganos en nuestras redes sociales:

REFLEXIÓN: UNA BUENA NOTICIA

La mirada radiante alegra el corazón, una buena noticia conforta los huesos. Proverbios 15:30 CAB

¿Qué sucede cuando las buenas noticias tardan en llegar?

Muchos hombres de Dios han tenido que pasar por momentos de espera, tiempos en los que parece que las buenas noticias no llegarán.

Génesis 17:19 Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él.

Ciertamente Abraham ya había recibido la promesa de que sería una nación grande, pero es justo aquí a sus 99 años en donde la promesa se vuelve más personal, Dios le da el nombre de su hijo y en un año él estaría riendo al ver a su hijo nacer.

Génesis 41:14 NTV El faraón mandó llamar a José de inmediato, y enseguida lo trajeron de la cárcel. Después de afeitarse y cambiarse de ropa, José se presentó ante el faraón.

Pasaron muchos años para que aquel niño llamado José que tenía sueños de que sería grande, pueda convertirse en el segundo hombre más poderoso de Egipto. Antes de eso tuvo que servir como esclavo, luego estar en la cárcel, hasta que por fin aquella noticia llegó.

2Samuel 5:3 Vinieron, pues, todos los ancianos de Israel al rey en Hebrón, y el rey David hizo pacto con ellos en Hebrón delante de Jehová; y ungieron a David por rey sobre Israel.

David era muy joven cuando el profeta Samuel lo ungió para ser rey, a los treinta años comenzó a reinar, previo a eso fue perseguido por el anterior rey Saúl, tuvo que esconderse en cuevas, hacerse pasar por loco en la tierra de sus amigos y batallar muchos años para ver la promesa cumplida.

Hasta que las buenas noticias lleguen o hasta que la promesa se cumpla, debemos actuar con fe y aprender a esperar en Dios:

· Salmos 40:1 Al músico principal. Salmo de David. Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.

· Hebreos 6:12 …A fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

No debemos permitir que nuestras emociones nos agobien ni nos hagan perder el gozo nuestra confianza está en Dios y Él es más que suficiente:

· Salmos 142:5 NTV Entonces oro a ti, oh SEÑOR y digo: «Tú eres mi lugar de refugio. En verdad, eres todo lo que quiero en la vida.

· Nehemías 8:10no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.

Nuestra convicción por Dios debe ser tan firme, que si aún, lo que esperamos no sucediera, nosotros seguiremos confiando en el plan de Dios:

Daniel 3:17-18 Si nos arrojan al horno ardiente, el Dios a quien servimos es capaz de salvarnos. Él nos rescatará de su poder, su Majestad; pero aunque no lo hiciera, deseamos dejar en claro ante usted que jamás serviremos a sus dioses ni rendiremos culto a la estatua de oro que usted ha levantado.

Síganos en nuestras redes sociales:

VIENEN POR TI

Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Lucas12:20

¿De qué sirvió tú Smartphone o tú iPhone, al lugar donde vas ya no entrará la señal, todo será dolor y oscuridad?

¿Por qué permitiste que tus ojos se desviaran de Jesús, te dejaste llevar por la corriente del mundo y te olvidaste del corazón?

Buscaste los placeres, nunca te negaste a ningún vicio, sabías que eso te consumiría y hoy ya es demasiado tarde.

¿Cómo no te diste cuenta que perdías lentamente el primer amor, cómo dejaste las pequeñas cosas y te conformaste con la apariencia?

Causaste tantos males, no te diste cuenta de lo mucho que tu orgullo hería a los demás, cuántas vidas afectó tu maldad.

Olvidaste las palabras del Maestro y no fuiste vigilante, creíste que tenías tiempo de sobra y neciamente actuaste.

Te importó más las prendas que limpiar tu alma, vestías ropas finas pero tu alma manchada mendigaba amor.

Anhelaste el conocimiento, los cargos y el orgullo, rechazaste la compasión, la fraternidad entre hermanos y el amor que solo Cristo da.

Creíste que el dinero todo lo podría comprar, pero no hay dinero que pueda rescatarte del lugar en donde ahora irás.

¿Cuántos te extrañarán de verdad, cuántos pensarán en ti cuándo ya no estés entre los vivos o que legado dejará tu partida?

Y el ángel mira desde el cielo…

Haciéndose distintas preguntas según el comportamiento de cada ser…

Meditando en cómo el ser humano olvida su mortalidad.

Fácilmente olvidan que existe la eternidad.

Síganos en nuestras redes sociales: