Lo vi llorar

JESUS¿Has sentido esa sensación de extrañar a una persona?

¿Has extrañado tanto a alguien que sin querer recordaste su voz, su risa, su rostro, su compañía?

Muchas veces nos alejamos de Dios y una parte de nosotros lo extraña, no importa que tan frío podamos estar, siempre habrá una parte de nuestro ser que necesite su presencia.

Yo sé que el mundo jala, que las tentaciones siempre están presentes y que caer es muy sencillo, pero el amor de Dios debería bastar para que podamos vencer todas aquellas cosas.

Algo importante que olvidamos mientras vivimos, es que Dios siempre piensa en nosotros, Él cuenta nuestros cabellos y sabe todos nuestros pensamientos.

¿Alguna vez pensaste que sentirá Dios cuando te alejas de Él?

¿Alguna vez recordaste antes de caer todas las cosas que Él hizo por ti?

Cómo me gustaría hacerte entender que yo lo vi triste por ti, lo vi llorar pidiendo que volvieras a su Camino.

Yo vi llorar a Jesús, estaba llorando por ti, Él no entendía porque no podías comprender que todo lo que Él quiere de ti es que lo ames.

He visto al ser más hermoso de la creación angustiarse cuando alguien que le conoció se aparta de su lado, he visto aquel que es la gracia lagrimear por aquellos que se pierden e irán al infierno.

No puedes imaginar lo mucho que Cristo te ama, no puedes imaginar las veces que Él ha orado esperando que lo reconozcas otra vez.

Sé que no lo ves, pero Él sonríe cada vez que piensas en Él, Jesús te ha abrazado tantas veces sin que tú lo notes.

Si alguna vez ha habido un ser que te haya extrañado muchísimo cada vez te vas, ése es Jesús.

Dios no te ama para atarte sino que en Él está la libertad.

Dios no te ama para obligarte a dejar cosas sino que Él quiere llenarte de bendiciones.

Dios no te ama para alejarte de lugares sino que Él quiere salvarte y mostrarte el paraíso.

No seas una causa de tristeza, sé una causa de risa de alegría para aquella persona que te ama de verdad.

Yo lo vi llorar también pero no de tristeza sino de felicidad, lo vi reír hasta las lágrimas cuando te arrepentiste de corazón.

Lo vi sonreír con la sonrisa más bella que te puedas imaginar cuando decidiste abrazarlo también.

Anuncios

Aprendiendo de los problemas

Es extraño comprender las muchas maneras en las cual nos habla Dios, y siempre es cuando más lo necesitamos.

El puede usar desde la biblia hasta a un completo extraño; puede usar las circunstancias y aún nuestros momentos de crisis para hablarnos, recordemos como dice la biblia: Todo ayuda para bien a los que le aman.

Es doloroso pasar por crisis, es doloroso tener que pasar por las tormentas de la vida, pero recordemos que en la biblia después de cada una de ellas venía un gran milagro por parte de Dios, es por eso que suceden los problemas para que aprendamos a no depender de nuestras fuerzas, ni de nuestros talentos, ni de nuestras habilidades, sino para que recordemos que somos polvo y que necesitamos la ayuda de Dios.

Somos creación de Dios, hechos para hacer cosas limitadas, hechos para resolver problemas pero no todos, hechos para alabar y exaltar a Dios y no a nosotros mismos.

Y es cuando comprendemos eso en donde realmente comenzamos a vivir, entendemos que necesitamos de nuestro Hacedor para romper los límites de nuestra realidad y movernos en el plano sobrenatural de Dios.

Si estas pasando por un duro desierto o por el horno de fuego, entiende que Dios no lo hace como una señal de castigo lo hace para que dobles tus rodillas y los busques de corazón, lo hace para que te sometas a su voluntad, y cuando dejas que el cumpla su propósito en ti entonces recordarás que Dios todo lo hace hermoso en su tiempo y que el postrer estado es mayor al primero, recuerda que Dios siempre tiene la última palabra.

Vamos no te rindas busca a Dios y el te dará la salida y las fuerzas para vencer cada día.