Dios conmigo está

Me sentí perdido cuando me alejé de Ti, cuando quise aventurarme a encontrar la felicidad por mi propia cuenta.

No es que sea malo ser feliz, lo que es malo es equivocarse y no haberte consultarte mis decisiones, tratar de encontrar un atajo en el Camino.

Lo duro es cuando nadie te entiende, cuando te acusan y te sientes solo, es allí donde aprendes que el único que  siempre estará a tu lado es Dios.

Dios mío, quisiera pedirte que le muestres a los que amo que estoy en tus manos, que sólo estoy siendo moldeado, que todavía sigues a mi lado.

Existen momentos en donde nos perdemos en valles de sombras de muerte, en donde deberemos cruzar ríos o fuego, pero Dios siempre estará allí para cuidarnos.

Por las noches mirando el cielo, contando las estrellas nos damos cuenta de cuan grande es nuestro Dios, capaz de moldear el cosmos a su voluntad.

A sus órdenes el mundo despierta, la vida florece, los seres vivos salen a la luz y toda la creación reconoce la voz de su creador.

Somos como una gota de agua en el océano, un punto en el espacio, y creemos que nuestros problemas son grandes cuando olvidamos lo grandioso que es nuestro Dios.

No existe gigante que lo pueda vencer, tormenta que lo pueda frenar, muralla que lo pueda detener, ni ejército que lo pueda parar o noticia que lo pueda preocupar.

Si Dios está con nosotros nada debemos temer, nada debería quitarnos el sueño, nada nos debería quitar las ganas de vivir.

Por momentos la vida puede parecer muy difícil, los problemas son cómo olas que nos hacen voltear la vista pero si Dios conmigo está, entonces estoy seguro, mi vida está a salvo en sus manos.

Anuncios

Esforzados y Valientes

esforzado y valienteTodos nosotros tenemos sueños en el corazón, tenemos alguna idea de lo que queremos lograr en nuestra vida, pero la única forma de poder alcanzar esas metas que muchos nunca alcanzan, es siendo muy esforzados y valientes.

Al ser jóvenes muchas veces pasamos por etapas duras y desconocidas para nuestra edad, pasamos circunstancias en las cuales los adultos parecen no poder comprendernos y muchos nos dicen que soñar es una pérdida de tiempo, pero eso no es cierto, nada es verdaderamente imposible si realmente tenemos fe y nos sacrificamos para lograrlo.

El gran problema es que existen muchos soñadores pero no existen personas dispuestas a sacrificarse para que esos sueñan se hagan realidad, no están dispuestos a dar aquel plus necesario que los diferenciará del resto.

Necesitamos ser esforzados porque tenemos que estar preparados para las oportunidades que nos trae la vida, muchos nos dirán que estudiar es aburrido o intentarán distraernos pero lo que ellos no saben es que tarde o temprano la oportunidad tocará la puerta de todos nosotros, pero no todos estarán preparados para poder aprovecharla.

Necesitamos ser valientes porque no todos estarán dispuestos a correr los riesgos que se necesitan para alcanzar sus sueños, muchos de los grandes logros de la humanidad fueron creados por personas que pudieron ver algo que los demás no veían y fueron capaces de vencer sus dudas para convertir aquel sueño en realidad aun cuando nadie creyó en ellos.

Y sin importar que tan dura se ponga la vida si tenemos a Dios debemos creer que Él nos ha dado el potencial para derribar gigantes, para destruir muros, para cruzar los mares y para vencer cualquier tipo de problema.

Lo único que Dios nos pide es que seamos esforzados y valientes para servirle de corazón y para que podamos ser capaces de conquistar nuestros sueños.

Una historia de navidad

cena navideñaEs noche de navidad, pero para un joven es solo otro día en que tiene que soportar a sus padres discutir y arruinar como todos los años aquella bella y costosa cena que nunca se acaba, él pierde el apetito cada vez que los escucha ofenderse.

Y hoy no ha sido la excepción, los lujos y las caras costumbres de sus padres no han impedido que ellos terminen discutiendo, su madre ha salido a casa de su abuela y su padre ya programó el invitar amigos a casa.

Él se encuentra solo en su cuarto y no existe objeto que le quite la tristeza o le impida preguntarse si existe algo realmente bueno en estas fechas.

En eso una llamada lo aleja de sus pensamientos, él no quiere contestar pero la insistencia lo obliga a hacerlo, es su amigo el que lo llama para felicitarlo, pero el al escuchar el saludo no puede evitar contarle lo mal que se siente, y entre quejas y lloros se desahoga y encuentra consuelo al saber que alguien lo escucha y aprecia.

Su amigo decide invitarlo a su casa, está convencido de que sus padres no pondrán objeción ya que a ellos les cae muy bien y han sido amigos desde hace muchos años, aquel joven piensa rehusarse porque sabe que su amigo no posee los lujos que el sí posee pero su falta de cariño le hace aceptar.

Aquel joven confundido y dolido va caminando por la calle viendo las luces de navidad, viendo por las ventanas de las casas a familias unidas y celebrando, y entre más se acerca a la casa de su amigo más extraña el calor de un verdadero hogar.

Al llegar su amigo le recibe contento, y lo padres de éste le dan la bienvenida con un gran abrazo, las decoraciones no son muy costosas pero él nota que aquella casa está adornada con algo que el dinero no podría comprar y después de mucho tiempo aquella cena que tiene frente a él le parece sumamente deliciosa.

Durante la cena y al contarle a sus anfitriones lo sucedido con sus padres en casa, no puede evitar resistirse en preguntarles: ¿Por qué su hogar es tan diferente del mío? ¿Realmente saben por qué esta fiesta es tan importante?

Ellos le cuentan la verdadera historia de navidad, le cuentan de como hubo alguien que nos amó tanto que decidió dar su vida como un regalo de amor y salvación, le cuentan que Jesús lo ama, que sufrió la peor de las muertes porque quería que lo acompañara por el resto de la eternidad y eso es lo que marca la diferencia en sus vidas.

Aquel chico acostumbrado a las peleas, a la soledad y al enojo, al ver como los ojos de sus anfitriones se llenan de emoción al contarles la bella historia, ver aquel hogar tan lleno de paz y de unidad, descubre que sí puede existir un lugar llamado hogar en donde reine el amor y todas aquellos sentimientos que esta noche se albergan en su corazón, y le hacen creer que realmente existe una virtud en este día que él antes no conocía.

Aquel chico a través de un sencillo gesto de generosidad, acaba de descubrir el verdadero significado de la navidad.

¡Les deseo una gran y feliz Feliz Navidad, les mando un gran abrazo a todos mis  amigos, hermanos, compañeros y lectores, que Dios los llene de bendiciones!

Persevera hasta el final

perseverarSeguir el verdadero Camino y escoger la vida cristiana no siempre es sencillo, requiere que tengamos perseverancia, es decir que tengamos constancia y la suficiente firmeza para nunca darnos por vencidos.

Podrá haber días en donde las pruebas parezcan muchas, en donde los errores parecerán muy pesados para continuar o en donde las lecciones serán difíciles de aprender pero si realmente creemos en Dios, tenemos fe en Él y sabemos que su amor nos rescató, entonces debemos superar todos los obstáculos y continuar hacia adelante.

Dios siempre premia a aquellos que confían en Él y luchan por agradarle. Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Isaías 26:3

Si hubiéramos fallado y creemos que Dios no podrá perdonarnos, entonces recordemos que su misericordia y amor son tan grandes que Él quiere perdonarnos y que continuemos luchando por conocerle.

Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. 2 Juan 1:9

Dios nos ama tanto que podemos darnos cuenta que nunca hemos estado solos, Él siempre nos acompaña, nos da la fuerza y el aliento que necesitamos para superar cada dificultad.

El conocer a Dios y haber sido perdonados es el comienzo de una nueva vida, no debemos seguir a Dios por las bendiciones, por los días buenos o por miedo al infierno, la verdadera razón para seguir a Jesús es porque lo amamos.

Sin importar que tan duro parezca seguirle nuestra fe debe de ser capaz de creer que con su ayuda todo lo podemos y nuestra pasión por Él debe ser un impulso para perseverar en amarlo cada día más.

Y como Jesús nos dijo: Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Mateo 24:13

No dudaré

llamado de DiosQuisiera quejarme de Ti por todas aquellas cosas que no comprendo.

Admito que por ratos he visto hacia el cielo con enojo y dolor.

No he podido comprender tu plan y tu Camino me parece difícil de seguir.

Sin embargo mi corazón guarda la esperanza de que al final todo salga bien.

He llorado muchas veces sin encontrar consuelo.

Mi interior se ha cansado de amar y ser paciente.

Pero mi corazón tiene fe de que muy pronto veré tu Luz alumbrándome.

He tropezado tantas veces haciendo todo a mi manera.

Dañé mi corazón intentando encontrar mi propia felicidad.

Y cuando quería rendirme, Tú siempre estabas dispuesto a ayudarme.

A pesar de mis rabietas siempre me trataste con ternura y amor.

Quiero creer que a tu lado todo puede mejorar.

Deseo tener fe de que todo esto es parte de tu gran plan.

Voy a dejar de ser un niño engreído para convertirme en el hombre que debo ser.

Dejaré de reclamar y caminaré por fe hacia aquellas metas que debo conquistar.

Daré mi vida para que puedas usarme en aquel destino que diseñaste para mí.

Cambiaré mi interior para poder servirte de corazón.

No voy a dudar de Ti, confiaré en que Tú sabes lo que es mejor.

Muchas veces intenté no dudar de Ti, pero me era difícil hacerlo.

Sin embargo hoy quiero dejar mis dudas atrás.

Mi amor por Ti me ha enseñado a escuchar Tu voz en los peores momentos.

Mi fe en Ti es la canción que ahora desea cantar mi corazón.

La duda desapareció al darme cuenta de que Tu amor me perdonó.

El amor que depositas en mí será mi impulso para ayudar a los demás y hacer lo correcto.

No me rendiré, seguiré marchando hacia adelante sin dudar de Ti.

No voy a dudar porque sé que a pesar de todo Tú a mi lado por siempre estarás.

Sin importar que tan oscura parezca la noche, sé que traerás un nuevo amanecer.

Y yo no dudaré más porque sé que todo lo que acontezca en mi vida es parte de tu gran plan para mí.

La única verdad

amanecer

Solo existe una verdad en esta vida que llevamos.

Recuerdo que tenía quince años cuando recibí una clase en la que el profesor afirmaba completamente de que Dios no existía.

En aquella clase se nos enseñó la teoría evolucionista de Darwin y el origen del universo gracias al “Bing Bang”.

Recuerdo llegar a casa y comenzar a cuestionarme muchas cosas con las cuales había crecido y comenzar a pensar la posibilidad de que quizá Dios no existía.

No se me olvida el miedo que sentí en aquel momento o aquel frío helado que recorrió mi espalda cuando aquel pensamiento llenó mi mente.

¿Realmente Dios existe?

Si Dios no existía entonces no había razón alguna para luchar por ser buenos o mejores.

No teníamos por qué ser justos o amables porque obviamente no existiría el infierno y la moral deja de tener sentido si no tenemos un alma o un código de ética justificado en algo más grande que nosotros mismos.

¿Si nos quitan a Dios, entonces qué nos queda?

Entre más me cuestionaba más rápido llegaba a la conclusión de que la humanidad necesitaba que Dios existiera.

Lejos de las teorías, si miramos hacia dentro de nosotros mismos, nos damos cuenta que estamos vacíos y que en el fondo tenemos una necesidad por creer en algo más grande que la humanidad misma.

Transformamos a personas ordinarias en supuestos dioses queriendo encontrar fe y creamos sectas debido a que necesitamos un dogma con el cual vivir.

Siempre dicen que hay un secreto en la vida que debemos descubrir y aunque pasaron algunos años para que lo descubriera realmente, ese día entendí que aquel secreto es que Dios si existe.

Tener fe es creer en lo que no puedes ver y eso es justamente lo que hacemos los cristianos, creemos en Dios aunque no podamos verlo.

Creer en Dios es encontrar dirección, fe, amor, destino y la vida misma.

Yo ya me hubiera rendido si Dios no estuviera a mi lado, yo no sabría lo que es el amor si Dios no existiera, yo no le encontraría sentido a vivir un día más si no tuviera fe de que Dios es el que guarda mi vida.

Así que yo he decido a pesar de todos mis altibajos y tropiezos, creer por siempre en la existencia de Dios.

No te rindas

pensativoLa vida puede volverse oscura muchas veces, pero siempre habrá una Luz que nos acompañará cuando todo parezca volverse gris.

Sé que pueden haber noticias que pueden dejarnos inmóviles y paralizados de miedo, pero siempre tendremos la buena nueva de que Dios está con nosotros.

Quizá hasta habrá situaciones que serán como golpes que nos dejarán tumbados y con ganas de rendirnos pero Dios siempre nos extenderá la mano para que podamos levantarnos.

La duda puede asaltarnos en la noche y aunque parezca que todos nos han abandonado, Dios siempre estará a tu lado susurrándote al corazón: No te rindas.

La fe es creer aun cuando todo parezca perdido, porque Dios tiene el poder de cambiar cualquier situación.

No existe pozo profundo del cual Dios no te pueda sacar, ni pecado que Él no sea capaz de perdonar.

Sé que muchos no lo entenderán, que muchos quizá no comprendan nuestro amor por Él, pero sin Dios nada somos.

Nuestras fuerzas se acaban, la tristeza puede agobiarnos y la ansiedad nos hace frenar, pero el amor de Dios por nosotros nunca se termina y solo en Él podemos hallar las fuerzas para poder seguir.

El vivir puede volverse una lucha demasiado difícil de continuar, nuestras almas se cansan de insistir pero en Dios podemos hallar el descanso que necesitamos.

El abrazo de Dios es capaz de consolar cualquier corazón, es capaz de traer calor a los corazones congelados por la decepción y el dolor.

No te rindas porque siempre habrá un mañana si eres capaz de creer, si eres capaz de confiar en Dios.

Puede parecer que Dios tarda pero su salvación siempre llega en el momento exacto y nunca nos fallará.

No te rindas, sigue luchando porque si estás con Dios puede tener la seguridad de que al final todo saldrá bien.

Perdóname Dios

orarPerdóname Dios porque lo hice de nuevo, he vuelto a enredar mi alma.

A veces sin querer hago cosas que no debo, me meto en historias que solo me traen confusión, dolor y resentimiento.

Soy humano y a veces no me doy cuenta que puedo ser tan débil ante aquellas cosas a las cuales no debo ceder.

Por eso hoy corro a tus brazos y sé que tu amor es el único refugio real para mi corazón.

Cuando la noche es oscura y nadie sigue a mi lado, puedo confiar en que Tú todavía seguirás estando presente para mí.

Perdóname Dios porque muchas veces me siento vacío y olvido que Tú ya lo llenaste todo.

A veces los problemas me confunden, los miedos son como olas que me hacen a apartar la vista y siento hundirme.

Soy humano y a veces en mis intentos de no fallar y alcanzar mis sueños, comienzo a cometer errores y a desfallecer por no alcanzarlos.

Por eso hoy clamo a Ti porque sé que tu diestra puede sostener mis manos y toda mi vida.

Cuando las fuerzas se me acaban y nada parece cambiar, Tú siempre serás la luz y la fuerza que me ayudarán a vivir.

Perdóname Dios por no darme cuenta que debería estar feliz por tenerte, que debería sonreír por conocerte y porque debería ser el más afortunado por tenerte a mi lado.

Pero por el contrario muchas veces parece que menospreciara todo tu amor y me olvido completamente de Ti.

Soy un pecador que necesita de Ti, soy un alma vacía que Te necesita para estar completa, soy una sombra que necesita tu Luz.

Mi Dios, yo no siento que la vida valga sin Ti a mi lado, nada tiene sentido si Tu no estás y mi alma no tiene un ancla cuando me aparto de Ti.

Perdóname y dame las fuerzas para seguirte cada día, el amor para vivir apasionado de ti, la fe para creer en tus promesas y la vida para hacer tu voluntad cada día.

Perdóname por no poder darme cuenta antes de lo mucho que necesito de Ti.

Soy Cristiano

cristiano

Dios siempre ha buscado personas dispuestas a creer en lo que parecía imposible para convertir los “no se puede” en un sí se pudo.

Muchas veces nuestra sociedad y la ciencia podrán intentar hacernos dudar de nuestra fe, pero jamás se podrá negar que el poder de Dios es real y que su existencia ha tocado y transformado la vida de muchísimas personas a lo largo de toda la historia.

Muchos grandes inventores, científicos, empresarios, deportistas y artistas demuestran que creer en Dios es sumamente importante y que jamás debemos sentirnos mal por creer en Él, sino que por el contrario debemos sentirnos orgullosos por seguirlo.

Sin duda alguna creer en Dios es un gran privilegio que pocos valoran hoy en día y queda en nosotros demostrar que su amor en nosotros nos hace valientes, nos hace honrados, nos hace sinceros, nos hace especiales.

Dios es el Camino correcto que muchos hoy en día no quieren cruzar debido a las burlas, a las críticas y al miedo.

Hoy en día nuestra sociedad necesita un gran cambio y ese cambio que no lo puede lograr el conocimiento, ni la tecnología sino solamente el amor real y sincero de Dios.

Por eso somos nosotros los que debemos estar dispuestos a atrevernos a dar pasos de fe, estar dispuestos a salir a la lucha de gigantes y a creer que sí se puede caminar en lo sobre natural para llevar la luz de Jesús a todos aquellos que la necesitan.

La biblia está llena de héroes de la fe, de hombres valientes que vencieron el miedo, las dudas y las críticas del resto para lograr que el poder de Dios se manifestara en sus vidas.

Es tiempo ahora de demostrar que sí podemos ser verdaderos cristianos.

Próxima semana, especial por 5 años

Sígueme en Facebook: EL Pensador

Y en mis blogs:

Pensamientos del Espíritu

Piensa en Dios

Tony Xperience

Si ya nadie cambiara

dos caminosQuizá me equivoque al pensar que todos pueden salvarse y aunque si es cierto, existen personas que no quieren ser salvadas, personas a las cuales sin importarles tú esfuerzo jamás van a querer cambiar.

Lo peor es que prefieren seguir viviendo en un mundo de sombras antes que permitirse ser alcanzadas por la Luz.

Somos tan extraños, tenemos la oportunidad de poder ser felices y de escoger el Camino correcto pero mayormente escogemos lo malo.

Podríamos ser felices y tener una gran vida pero escogemos la tristeza la pena o la decepción.

Siento que vivimos en un mundo al revés, o quizá yo soy uno de los pocos que sigue creyendo en la verdad y que por extraño que parezca guarda su fe.

Podría ser que por fin el mundo enloqueció, que realmente ya todo es malo y que ya nadie es digno de salvarse.

Si es así entonces nos merecemos todas las guerras que vendrán.

Si la humanidad no puede salvarse entonces merecemos que oscurezca el cielo.

Merecemos que la luna se tiña de rojo por la falta de amor o por la sangre de los inocentes.

Si el mundo no quiere cambiar merecemos que se caigan los cielos sobre nosotros.

Si ya nadie cambiara, entonces no habría esperanza y todas nuestras pesadillas son dignas de cumplirse.

Pero la verdad todavía queda algo de luz en el mundo y mientras exista todavía tenemos la oportunidad de cambiar.

No importa si el resto no quiere cambiar o si no quieren escoger el Camino correcto, yo he decidido seguirlo, yo he decidido ser diferente y emprender el rumbo hacia una mejor vida.

Si ya nadie cambiara, igual yo seguiría adelante, prefiero ser un extraño en mi propio mundo que ser uno más que tuvo un mal final.

Aunque ya nadie cambie he decido seguir el camino angosto, he decido creer en Dios y he decido que Él es la única razón por la que vale la pena vivir.