Archivo de la etiqueta: despertar

Despertar

despertarÉl caminaba libremente por la acera, después de un largo y agotador día de trabajo, tiene en su celular dos llamadas perdidas de su esposa y un mensaje de su hijo que prefirió ignorar para poder concentrarse.

Ahora se dirige a casa y para eso debe cruzar una pista poco concurrida, pero quiere el destino jugarle una mala pasada, porque al estar en la mitad, una mala pisada hace que su tobillo se doble, cae de rodillas en el asfalto y al alzar su vista ve como un automóvil se acerca a toda velocidad hacia él.

Los segundos se hacen eternos, la ansiedad y la adrenalina le hacen ver en cámara lenta a la conductora del vehículo intentando frenar, pero su miedo es tal que le impide moverse.

En aquel instante su mente le regala aquel regalo que muchos ven poco antes de morir, puede ver en segundos miles de recuerdos convertidos en imágenes inundar su cerebro, en aquellos escasos segundos que le quedan, él ve la película de su vida.

Ve el rostro de su madre sonriéndole tras haberse caído de pequeño para hacerle recuperar la confianza, el cálido abrazo de su padre ya fallecido al verlo llegar a su pequeña casa en donde pasó toda su niñez.

Ve el rostro de sus antiguos amigos del colegio a los cuales no ha visto en años debido a discusiones que ahora le parecen insignificantes.

Una imagen le hace botar una lágrima, ve a la que ahora es su esposa, mucho más joven cuando ambos compartían una cita en la cafetería de la universidad.

Ve aquel momento donde cargo por primera vez a su hijo, ve con amor el rostro de su esposa y recuerda lo que era ser padre por primera vez.

Ve aquel cheque por su primer mes de trabajo, recuerda la satisfacción de poder haber ganado aquel sueldo e ir a casa a mostrárselo a sus padres y amigos.

Ve también la primera vez que sintió que traicionaba su hogar, aquella vez en donde engañó a su mujer.

Ve la imagen de ese mismo día en donde su hijo le mandó un mensaje diciéndole lo mucho que lo quiere pero que había preferido ignorar.

Y ahora la vida se le escapa, le quedan pocos instantes para el gran final.

Se pregunta: ¿Por qué fui infiel a la persona que más amó? ¿Por qué no visito a mi madre? ¿Por qué ignoro a mi hijo? ¿Por qué no oré esta mañana? ¿De qué sirvió tanto trabajo? ¿A dónde iré después de morir?

En eso se escucha un fuerte chirrido y al conseguir abrir los ojos se da cuenta que el automóvil se ha detenido a escasos centímetros de su rostro.

La señora baja de su vehículo pidiéndole que le perdone y le ayuda a levantarse.

Aquel hombre se encuentra empapado en lágrimas y ahora solo tiene una meta en su corazón, decide ir a casa y cambiar.

Lo ocurrido acaba de hacerle despertar, para él, aquello ha sido un regalo divino que le ha hecho recordar los verdaderos tesoros de la vida.

Anuncios

Al acercarme a Ti

abrazo de JesúsAl acercarme a ti todo cambia, comienzo a tener conciencia y pienso en lo que sienten los demás.

Jesús cuando te tengo cerca puedo ver las manchas de mi alma y las heridas que lleva mi corazón.

Puedo intentar cerrar mis ojos a la realidad, pero no puedo ignorar Tu presencia haciéndome sentir misericordia por aquellos que sufren.

La humanidad es como un grupo de ovejas sin pastor, sufriendo y muriendo porque no son capaces de verte.

Al estar junto a Ti me avergüenzo de mis faltas, comprendo los torcidos que son mis sendas.

No puedo seguir viviendo a oscuras cuando Tu Luz me ilumina, es tan resplandeciente que puedo ver mis secretos más ocultos.

Cuando estás a mi lado despierto y me doy cuenta de lo mucho que te necesito para no ahogarme en las mentiras de este mundo.

La ignorancia me llena pero al verte la verdad se hace presente, puedo comprender lo vacía que está mi mente con respecto a las cosas que realmente son importantes.

Al poder verte no puedo evitar llorar por lo mucho que te necesito, porque sin Ti no soy capaz de hacer lo correcto.

Cuando siento tu abrazo todo se llena de paz, me siento realmente amado y verdaderamente apreciado.

Mi corazón late más rápido frente a tu compañía, como si de nuevo pudiera volver a sentir.

Al darme cuenta que me ves, sé que soy un libro abierto ante tus ojos y lamento aquellas páginas que quisiera arrancar de mi vida.

Al oír tu voz sé que no escucharé los regaños que merezco, sino que por el contrario te escucho siempre decir lo mucho que me amas.

Al acercarme a ti la vida vuelve a cobrar forma, todo tiene sentido y no necesito nada más para vivir.

Al acercarme a Ti, lo único que logro pedirte es que nunca te alejes de mí.

Agradecido

Dios como podría pagar todo el amor que has derramado sobre mí.

Desde el día en que te conocí hasta hoy no deja de sorprenderme tu inmensa bondad.

Me siento totalmente bendecido y sé que es tu gentil mano sobre mí.

Cada vez que me despierto y veo aquel bello amanecer, no dejo de pensar que solo puedo contemplarlo porque eres Tu el que me da la vida.

Siempre que recibo una buena nueva, sé que viene de Ti, porque todo lo bueno que me sucede sé que ocurre por que Tu lo haces posible.

Ahora cuando ocurre algún suceso sé que Tu tienes el control y que al final todo me ayudará a bien por que te amo.

Al ver a mi familia y sé que ahora puedo amarla porque Tu me has cambiado, no dejo de pensar en lo maravilloso que eres por poder cambiar el corazón.

Que increíble es el poder ir a la iglesia y poder recibir tus palabras que alimentan mi interior, que me llenan de fe, que son lumbrera a mi Camino.

Puedo reconocer a esas personas que pones en mi Camino, porque Tú las pones para ayudarme y motivarme a amarte a Ti y a no rendirme.

¿Quién como tu Señor que escuchas mis oraciones?

¿Quién como mi Dios que me ama con un amor inagotable?

¿Y cómo podría pagar tal amor?

¿Qué podría hacer que iguale todo lo que Tú haces por mí?

Mi futuro me está oculto pero Tú lo sabes y sé que tienes reservadas grandes cosas para mí.

Sé que puedo depositar en ti mi fe y que no me fallarás.

Sé que puedo amarte y que no me decepcionarás.

Gracias Dios por tantas bendiciones a mi vida, gracias por el gran cambio que hiciste y gracias por amarme a mí primero.

Gracias porque no existen problemas que sean más grandes que tu dulce amor, no existe situación que pueda vencer mi fe y mi devoción hacia Ti.

Gracias porque las palabras me faltan y los versos se me terminan al expresarte todo mi agradecimiento.

Gracias por todo mi Dios.