Archivo de la etiqueta: error

REFLEXIÓN: ¿CÓMO VOLVER?

Vives la vida cristiana con emoción, aprendiendo cada día la palabra de Dios, cantas las alabanzas y la adoración con el corazón, pero un día algo sucede; te diste ciertas “libertades”, no sabes bien cómo empezó, no comprendes del todo porque lo haces… Hasta que caíste de la gracia, cometiste aquel error que te llevo a pecar y no sabes qué hacer.

¿Has sentido aquel dolor al darte cuenta que caíste de la gracia? ¿Aquella culpa que te corroe cuando sabes que hiciste mal? ¿Aquel malestar que te quita el sueño?

Es mayor la culpa que siente un cristiano a la que tiene un niño al romper algo, porque la conciencia te grita el error, te sientes terrible porque sabías lo que decía la biblia y aun así te permitiste ese desliz que dio a luz al pecado.

Un cristiano arrepentido siente aquella amargura con la que Pedro lloró, aquella vergüenza con la que Sansón rogó a Dios estando ciego frente a los filisteos, aquel lamento sincero con el que David escribió: Contra ti, contra ti solo he pecado, Y he hecho lo malo delante de tus ojos… Salmo 51:4

¿Se puede volver al Camino eterno? ¿Puede uno encontrar perdón otra vez?

La biblia nos enseña: Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; Mas los impíos caerán en el mal. Proverbios 24:16 Dios siempre da una nueva oportunidad si el arrepentimiento es genuino.

Por eso la biblia también nos dice: Sin embargo, cuando alguien sigue pecando, demuestra que pertenece al diablo, el cual peca desde el principio. Pero el Hijo de Dios vino para destruir las obras del diablo. Los que han nacido en la familia de Dios no se caracterizan por practicar el pecado, porque la vida de Dios* está en ellos. Así que no pueden seguir pecando, porque son hijos de Dios. 1Juan 3:8-9 NTV Un verdadero arrepentimiento busca dejar de hacer las cosas de la carne, cambiar a tal punto que busquemos dejar atrás nuestro deleite personal y busquemos ser más como Cristo.

¿Cómo hacer para no practicar el pecado?

El apóstol Pablo escribió: Pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? Romanos 7:23-24 Necesitamos reconocer que por nosotros mismos no podemos vencer al pecado, debemos morir a nosotros mismos y permitir que Jesús reine en nuestros corazones.

Las puertas del perdón siempre están abiertas para todo aquel que desea hacer de Cristo su razón de vivir; porque un día sin Dios es un día perdido, un día que lo estamos entregando a nuestros malos placeres y egoístas deseos. Por eso necesitamos de su gracia cada día, somos ramas secas que no podemos dar buen fruto, solo a su lado encontramos las fuerzas para andar en victoria, solo a su lado podemos decir: ¡No! A todo aquello que debemos dejar atrás.

“He desistido a la idea de que hay calidad alguna en mi corazón. Yo simplemente me aferro a Cristo y digo: Él es mi Justicia” Martín Lutero

Síganos en nuestras redes sociales:

Palabras de vida eterna

mirar el cieloSomos polvo al cual se nos dio vida, mortales con complejos de superioridad.

Frágiles criaturas con gran ingenio pero incapaces de comprender lo eterno.

Intentando entender el sentido de la vida sin consultarle a su autor.

Ignorando a aquel que dio su vida para pudiéramos ser salvos por amor.

Y como dijo aquel pescador: ¿A quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

Nos concentramos en el amor al dinero, olvidando que al morir eso no tiene valor.

Perdemos el alma en aquellas cosas que solo satisfacen emociones pero no el corazón.

Nos lamentamos de aquellos dolores temporales olvidando a aquel que todo sabe curar.

Somos ciegos que no reconocen a aquel que es la Luz y que solo nos quiere ayudar.

Y como dijo aquel pescador: ¿A quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

Miramos al cielo pensado que El creador no existe o que nos tiene olvidados.

Decidimos olvidar los mandamientos y solo inventamos nuevos reclamos.

Y a pesar de eso Él extiende su mano para entregarte su perdón.

Podemos sin temor acercarnos a aquel que puede a nuestro corazón darle perdón.

Y como dijo aquel pescador: ¿A quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

Así que nos toca hacer reflexión y darnos cuenta que nosotros vivimos en el error.

Sin embargo somos nosotros los que neciamente hemos causado dolor.

Él vino para darnos paz, para que junto a Él podamos hallar la verdadera felicidad.

No vino a condenarte solo quería mostrarte la pureza de su gracia y bondad.

Y como dijo aquel pescador: ¿A quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

Síganos en nuestras redes sociales:

Perdóname Dios

orarPerdóname Dios porque lo hice de nuevo, he vuelto a enredar mi alma.

A veces sin querer hago cosas que no debo, me meto en historias que solo me traen confusión, dolor y resentimiento.

Soy humano y a veces no me doy cuenta que puedo ser tan débil ante aquellas cosas a las cuales no debo ceder.

Por eso hoy corro a tus brazos y sé que tu amor es el único refugio real para mi corazón.

Cuando la noche es oscura y nadie sigue a mi lado, puedo confiar en que Tú todavía seguirás estando presente para mí.

Perdóname Dios porque muchas veces me siento vacío y olvido que Tú ya lo llenaste todo.

A veces los problemas me confunden, los miedos son como olas que me hacen a apartar la vista y siento hundirme.

Soy humano y a veces en mis intentos de no fallar y alcanzar mis sueños, comienzo a cometer errores y a desfallecer por no alcanzarlos.

Por eso hoy clamo a Ti porque sé que tu diestra puede sostener mis manos y toda mi vida.

Cuando las fuerzas se me acaban y nada parece cambiar, Tú siempre serás la luz y la fuerza que me ayudarán a vivir.

Perdóname Dios por no darme cuenta que debería estar feliz por tenerte, que debería sonreír por conocerte y porque debería ser el más afortunado por tenerte a mi lado.

Pero por el contrario muchas veces parece que menospreciara todo tu amor y me olvido completamente de Ti.

Soy un pecador que necesita de Ti, soy un alma vacía que Te necesita para estar completa, soy una sombra que necesita tu Luz.

Mi Dios, yo no siento que la vida valga sin Ti a mi lado, nada tiene sentido si Tu no estás y mi alma no tiene un ancla cuando me aparto de Ti.

Perdóname y dame las fuerzas para seguirte cada día, el amor para vivir apasionado de ti, la fe para creer en tus promesas y la vida para hacer tu voluntad cada día.

Perdóname por no poder darme cuenta antes de lo mucho que necesito de Ti.

Síganos en nuestras redes sociales:

No estás sola

madre e hijoVivimos en una sociedad en donde hay muchas madres jóvenes y el mayor porcentaje de estas madres crían a sus hijos sin la ayuda de una pareja.

Nuestra sociedad actual atraviesa una cruel realidad en donde muchas madres solteras tienen que hacer la labor de padre y madre a la vez, tienen que trabajar, mantienen sus hogares y debido a eso dejan de lado sus sueños para poder criar a sus niños.

El amor parece haberse enfriado en estos tiempos, el egoísmo parece reinar en los corazones y muchas mujeres no tienen la fuerza suficiente para lograr esta hazaña.

Sé que debe ser difícil poder creer en Dios cuando la vida se torna dura y en donde podemos sentimos abandonados pero le escribo hoy a esas madres para recordarles que a pesar de lo injusta que parezca la vida, que a pesar de los errores y pecados Dios no se ha olvidado de ustedes y Él las sigue amando.

Dios puede sanar esos corazones heridos, Él quiere ser la luz que guíe su caminar, Él quiere ser la fuerza que las anime, Él quiere ser un abrazo en la soledad y el amor más sincero que puedan conocer.

No hay secreto que podamos ocultar delante de Dios, Él conoce nuestros corazones, Él sabe nuestras carencias y fallas pero así tal cual somos Él nos ama y no dejará de hacerlo.

Quizá en este día no tengas una pareja que te acompañe y te sientas sola pero créeme que Dios de verdad te ama y Él quiere permanecer a tu lado por toda la eternidad.

Dale una oportunidad a Dios de llenar tu vida y convertirte en una mejor madre, permite que este día sea especial y que Dios sea el mejor regalo que puedas recibir.

Síganos en nuestras redes sociales:

Dios me entiende

Dios me entiende

Pudieron quitarme la sonrisa de mi rostro y llenarme la mente de melancolía, pero no pudieron quitarme tu amor, no pudieron separarme de Ti.

Me hicieron llorar, me apartaron de mi felicidad, me hicieron olvidar por un instante hasta los sueños, pero no pudieron arrancarme la esperanza que reposa en Dios.

Dios me entiende y Él sabe todo lo que ha pasado, conoce mis faltas, mis caídas, mis torpezas pero nunca ha dejado de estar a mi lado, jamás me ha abandonado.

Podrían quitarme las fuerzas y golpearme tan duro que me cueste levantarme, pero no han podido impedir que la fe me motive a seguir luchando hasta que Dios me levante otra vez.

Me tardé tanto en reaccionar, me asusté anta tal adversidad, pero aun en medio de mi angustia su luz me guiaba a través de tanta oscuridad.

Dios me entiende y Él conoce mis lágrimas, conoce cada una de mis oraciones y mis ruegos pero siempre me llenaba de valentía y de persistencia para que no me rindiera.

Podría haber hecho las cosas de manera diferente y podría haber evitado tantos males, pero aún a pesar de mis errores siempre habrá un Dios que me ame.

Me costó tanto aprender de mis equivocaciones, me olvidé de que hay reglas que no se deben romper, pero a pesar de mi torpeza su mirada de amor nunca cambió.

Dios me entiende, lo sé porque con cada golpe siempre hubo una lección que aprender y lo sé porque él sanó las heridas que las decepciones dejaron sobre mí.

Dios me entiende y ahora lo sé, porque cada lágrima no ha sido en vano y cada suspiro a su tiempo Él lo ha convertido en risas.

Dios me entiende y por eso es que la vida tiene sentido cuando estoy junto a Él.

Síganos en nuestras redes sociales: