Archivo de la etiqueta: eternidad

Quiero tenerte conmigo

buscando a Dios

Mi alma te busca desesperadamente, pero pareces estar ausente, es mi alma la que distraída no logra hallarte.

En medio de tantas obligaciones mi corazón pronuncia Tu nombre, mi ser entero necesita Tu compañía.

Quiero correr hacia mi Padre Celestial, abrazarlo, aunque sé que no puedo verlo, extender mis manos, aunque no pueda tocarlo.

Extraño el domingo, pero también quiero sentirte en la semana, quiero tenerte conmigo cada hora y cada día.

No quiero separarme de Ti ante los demás, no deseo ocultarte cuando los demás me rodean, estoy orgulloso de ser Tu hijo.

Escucho mis pensamientos clamar en susurros, te amo y mis labios oran pidiendo que vengas a mi lado y bendigas mi día.

Lo que realmente quiero decir es que te amo, que no estoy tranquilo si no te siento conmigo o sin saber que estás a mi lado.

Deseo derramarte mi corazón en cada lugar, decirte lo que pienso cada vez que pueda y sentirme confiado en todo momento.

Tú eres mi refugio, la razón por la que puedo seguir adelante, el motor que me ayuda a seguir en medio de las dificultades.

Toma mi mano y camina conmigo, mírame y sonríe, quédate junto a mí mientras vivo, mientras transito tu Camino.

Quiero tenerte conmigo, quiero disfrutar de tu presencia, quiero sentir tu abrazo una vez más y seguir así por la eternidad.

Anuncios

La carta más hermosa

la carta más hermosaSoy escritor de Hobby, y he aprendido en estos años que si alguien me pidiera que escriba un tema, me bastaría solo con que me diga una palabra para que pueda llenar un gran número de hojas.

La biblia es totalmente inspirada por Dios, está compuesta por 66 libros, contiene aproximadamente 1189 capítulos y 31,000 versículos, además fue escrita en tres idiomas que son Arameo, Griego y Latín.

Dicho lo anterior estoy seguro que si existe alguien que sea capaz de escribir una gran carta, ése sería Dios, Él tendría la habilidad para escribir cualquier tipo de mensaje y estoy seguro que sería capaz de narrarnos la historia más hermosa de todas.

Hace 2,000 años atrás un problema que se repite en estos tiempos, muchos no conocían realmente a Dios, lo veían como alguien castigador, se pensaba que Él era indiferente a nuestra condición y demasiado duro con nosotros.

Entonces, Dios decidió enviar un mensaje, Él quería demostrar que no era como nosotros lo imaginábamos, así que nos envió una carta para que pudiéramos conocerle como Él realmente es, el mensaje contenía amor incondicional, salvación y esperanza.

Jesús era la letra de aquel mensaje, todo lo que Él hizo, todo lo que Él soportó lo hizo para demostrar que Dios sí nos sabía amar, lo hizo para que supiésemos que a pesar de nuestras faltas y pecados todavía Él nos seguía queriendo.

Dios nos narró cómo piensa, como actúa, lo preocupado que se encuentra por nosotros, lo mucho que nos conoce, la gran compasión que puede albergar su corazón, su gran misericordia y aquel perdón que no tiene fin.

La humanidad no estaba lista para una carta como esa, así que decidieron que no querían leerla, intentaron destruirla, la golpearon, la escupieron, la maltrataron, la hirieron y la traicionaron hasta clavarla en una cruz.

Así que allí nos dimos cuenta que la tinta de aquella carta era la sangre de su hijo, y Él clavado en aquella cruz nos susurraba que nos seguía queriendo y con valentía exclamó exhausto: Consumado es… Y con eso la carta parecía llegar a su final.

Aquel mensaje de Dios revivió al tercer día, todavía sigue vivo en estos tiempos, la verdad es que aquel mensaje seguirá vigente por toda la eternidad porque nadie puede detener el amor que contiene, nadie podrá jamás destruir lo que Dios siente por nosotros.

Y hoy podemos aceptar conocer aquella carta de amor que empapa el corazón de paz, fe libertad o la podemos ignorar, pero si la aceptas en tu corazón, aquel mensaje te transformará, llenará tu corazón con una calidez y un calor que nunca has conocido.

Necesitas abrir la carta más hermosa del mundo.

Una historia de navidad

cena navideñaEs noche de navidad, pero para un joven es solo otro día en que tiene que soportar a sus padres discutir y arruinar como todos los años aquella bella y costosa cena que nunca se acaba, él pierde el apetito cada vez que los escucha ofenderse.

Y hoy no ha sido la excepción, los lujos y las caras costumbres de sus padres no han impedido que ellos terminen discutiendo, su madre ha salido a casa de su abuela y su padre ya programó el invitar amigos a casa.

Él se encuentra solo en su cuarto y no existe objeto que le quite la tristeza o le impida preguntarse si existe algo realmente bueno en estas fechas.

En eso una llamada lo aleja de sus pensamientos, él no quiere contestar pero la insistencia lo obliga a hacerlo, es su amigo el que lo llama para felicitarlo, pero el al escuchar el saludo no puede evitar contarle lo mal que se siente, y entre quejas y lloros se desahoga y encuentra consuelo al saber que alguien lo escucha y aprecia.

Su amigo decide invitarlo a su casa, está convencido de que sus padres no pondrán objeción ya que a ellos les cae muy bien y han sido amigos desde hace muchos años, aquel joven piensa rehusarse porque sabe que su amigo no posee los lujos que el sí posee pero su falta de cariño le hace aceptar.

Aquel joven confundido y dolido va caminando por la calle viendo las luces de navidad, viendo por las ventanas de las casas a familias unidas y celebrando, y entre más se acerca a la casa de su amigo más extraña el calor de un verdadero hogar.

Al llegar su amigo le recibe contento, y lo padres de éste le dan la bienvenida con un gran abrazo, las decoraciones no son muy costosas pero él nota que aquella casa está adornada con algo que el dinero no podría comprar y después de mucho tiempo aquella cena que tiene frente a él le parece sumamente deliciosa.

Durante la cena y al contarle a sus anfitriones lo sucedido con sus padres en casa, no puede evitar resistirse en preguntarles: ¿Por qué su hogar es tan diferente del mío? ¿Realmente saben por qué esta fiesta es tan importante?

Ellos le cuentan la verdadera historia de navidad, le cuentan de como hubo alguien que nos amó tanto que decidió dar su vida como un regalo de amor y salvación, le cuentan que Jesús lo ama, que sufrió la peor de las muertes porque quería que lo acompañara por el resto de la eternidad y eso es lo que marca la diferencia en sus vidas.

Aquel chico acostumbrado a las peleas, a la soledad y al enojo, al ver como los ojos de sus anfitriones se llenan de emoción al contarles la bella historia, ver aquel hogar tan lleno de paz y de unidad, descubre que sí puede existir un lugar llamado hogar en donde reine el amor y todas aquellos sentimientos que esta noche se albergan en su corazón, y le hacen creer que realmente existe una virtud en este día que él antes no conocía.

Aquel chico a través de un sencillo gesto de generosidad, acaba de descubrir el verdadero significado de la navidad.

¡Les deseo una gran y feliz Feliz Navidad, les mando un gran abrazo a todos mis  amigos, hermanos, compañeros y lectores, que Dios los llene de bendiciones!

Deja una huella

soldadosDurante la segunda guerra mundial en el año 1944 a un joven cristiano y soldado inglés de nombre Kelley se le ocurre una preciosa idea.

Cercanos a navidad él le propone a sus compañeros ofrecer una fiesta de navidad para todos los niños británicos que vivían alrededor, ya que la base se encontraba cerca a pueblos que habían quedado devastados por la guerra.

Estando en medio de un momento de crisis y miedo, Kelley logró convencer y animar a todos sus compañeros para que participen en los preparativos.

Aquellos soldados inventaron juguetes con piezas de metal y desecho, otros donaban parte de su ración de comida o usaron sus ahorros para comprar caramelos y fruta enlatada para los niños.

Llegó la mañana de navidad y todo el campamento estaba adornado y lleno de luces para la llegada de los niños, sin embargo se les avisó que ese día tendrían que volar a una misión.

Kelley entonces dio instrucciones a todos sobre lo que tenían que hacer al regresar de la misión.

Después de la dura misión los soldados se cambiaron rápidamente de ropa y los niños disfrutaron de una de las mejores navidades que habían pasado en muchos años.

Sin embargo aquellos soldados estaban tristes, algunos de sus compañeros no habían regresado de la misión y entre ellos se encontraba Kelley.

Aquel acto de Kelley les había devuelto su humanidad, les había recordado que a pesar del dolor y la crueldad de la guerra siempre se podía llevar amor.

Ellos no lo recordarían por la cantidad de bajas enemigas que logró o por las cosas cotidianas, fue aquel acto lleno de amor lo que hizo que el nombre Kelley quede grabado en sus corazones por siempre.

De esta historia podemos aprender dos cosas:

1. Existen acciones que dejan huella, nadie te recordará por las cosas normales que hiciste, sino que te recordarán por aquellos actos llenos de amor y valentía.

2. Solo tenemos una vida, todos al final deberemos enfrentar la muerte así que pensemos bien en donde pasaremos la eternidad.

La biblia dice: Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. Hebreos 9:27

La vida es hermosa pero es única y aunque muchas veces puede ser difícil siempre será bella si escogemos el buen Camino y si amamos a Dios.

No desperdiciemos la vida en cosas vanas o en acciones que nos hagan sentir tristes o solos.

Vivamos de tal manera que nuestro ejemplo inspire a los que nos rodean y salve a nuestra familias y amigos.

Solo tenemos una oportunidad de vivir bien, una oportunidad de alcanzar nuestros sueños y de servir a Dios.

Y al igual que Kelley esforcémonos por dejar una huella que dure en el tiempo, tengamos una vida que marque la historia de los que nos rodean.

Agradecido

agradecidoCreo que no te lo digo muchas veces pero Dios mío solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.

Puedo ver el hermoso regalo que es tener a mi familia conmigo y no puedo evitar sentirme agradecido por permitirme tener tan maravillosos padres y tener a tales amigos que a la vez puedo llamar hermanos.

Gracias Dios porque hay personas que son capaces de soportarme, que saben aconsejarme y a las que también he aprendido a llamar amigos.

Estoy agradecido contigo por cada momento de felicidad que guardo en mi memoria y también estoy agradecido por esos momentos tristes que me ayudaron a crecer.

No podría describirte la gratitud que te tengo por haberme mostrado la vida cuando muchas veces pensé que no podría más.

Mi corazón hoy te puede agradecer porque Tú me enseñaste que tenía uno, fue tu dulce amor el que le dio vida a mi corazón necesitado de Ti.

La vida era monotonía, era un sin sabor lleno de momentos desaprovechados pero hoy te agradezco por aparecer y enseñarme a vivir.

Mi corazón desborda gratitud cada vez que puedo levantarme con la seguridad de que a pesar de los obstáculos Tú siempre permaneces a mi lado.

Mi vida es un recordatorio de que siempre debo agradecerte porque cada segundo de vida es una oportunidad para lograr innumerables cosas.

Antes no comprendía pero lo único que realmente tenemos es este lapso de tiempo que llamamos vida y quiero invertirla para demostrarte mi eterno agradecimiento.

Creo que no te lo he dicho suficientes veces pero Dios solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.