Archivo de la etiqueta: familia

Fe y Decisión

Fe y decisión

Hebreos 11:1-2 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. 2 Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos. 

La biblia está llena de hombres y mujeres que decidieron de corazón servir al señor, y su fe les permitió cumplir aquello que habían decidido.

Si tenemos fe y nos decidimos de corazón nosotros también podemos ser como aquellos héroes de la fe y ser de inspiración a los demás.

En Carmel Nueva York, vivió un joven llamado Jim Mackey de 14 años de edad. Era muy sociable, animado y un deportista innato.

Al principio de su año escolar empezó a cojear, pronto se descubrió que padecía de cáncer, tras una operación tuvieron que amputarle su pierna.

Tan pronto como regresó a la secundaria andaba con muletas, pero no perdió su sentido del humor, hacía chistes acerca de tener que usar una “pata de palo”.

En cuanto empezó la temporada de futbol americano, se presentó con el entrenador del equipo y le preguntó si podía ser “manager” de uno de los equipos. Durante las siguientes semanas se presentó regularmente al entrenamiento, infundiendo su contagioso entusiasmo y valor.

Una tarde Jim faltó a la práctica, el entrenador se preocupó por el estado del joven. Se enteró que tuvo un nuevo examen médico, el cual reveló que padecía cáncer de pulmón y solo le quedaban 6 semanas de vida.

Jim pronto volvió a los entrenamientos con su ancha sonrisa y gran entusiasmo. Gracias a su inspiración el equipo logró ganar cada partido y ganar toda la temporada.

El equipo tras ganar le preparó un banquete para entregarle la copa, lamentablemente Jim faltó.

Algunas semanas después Jim asistió a un partido de básquet, se le notaba pálido, pero por lo demás era el mismo, su equipo aprovechó aquel momento para darle una sorpresa. Lo llevaron a la oficina del entrenador, Jim se disculpó diciendo que no pudo asistir al banquete porque “estaba a dieta” sus compañeros le entregaron el trofeo diciéndole: Lo ganamos gracias a ti.

Jim con lágrimas en los ojos y muy débilmente dijo: Gracias.

Al término de la celebración el entrenador se acerca a despedirse y Jim le dice: Adiós entrenador.

El entrenado voltea y le dice: No querrás decir hasta luego.

Jim con los ojos iluminados le contestó: No se preocupe, estoy dispuesto.

2 semanas después Jim falleció.

Jim a pesar de su enfermedad no permitió que las quejas llenaran su vida, no dejó que el desánimo le impidiera vivir sus últimos momentos como un verdadero cristiano.

Fue su ánimo alegre y coraje lo que inspiró a sus compañeros, su testimonio de vida fue tan fuerte que su familia y todos lo que lo conocieron pudieron conocer a Dios a través de él.

Sus actos fueron el mejor sermón que haya podido predicar, un ejemplo de que nuestras decisiones y nuestra fe pueden mover montañas y permitirnos lograr grandes cosas para Dios.

Anuncios

Una historia de navidad

cena navideñaEs noche de navidad, pero para un joven es solo otro día en que tiene que soportar a sus padres discutir y arruinar como todos los años aquella bella y costosa cena que nunca se acaba, él pierde el apetito cada vez que los escucha ofenderse.

Y hoy no ha sido la excepción, los lujos y las caras costumbres de sus padres no han impedido que ellos terminen discutiendo, su madre ha salido a casa de su abuela y su padre ya programó el invitar amigos a casa.

Él se encuentra solo en su cuarto y no existe objeto que le quite la tristeza o le impida preguntarse si existe algo realmente bueno en estas fechas.

En eso una llamada lo aleja de sus pensamientos, él no quiere contestar pero la insistencia lo obliga a hacerlo, es su amigo el que lo llama para felicitarlo, pero el al escuchar el saludo no puede evitar contarle lo mal que se siente, y entre quejas y lloros se desahoga y encuentra consuelo al saber que alguien lo escucha y aprecia.

Su amigo decide invitarlo a su casa, está convencido de que sus padres no pondrán objeción ya que a ellos les cae muy bien y han sido amigos desde hace muchos años, aquel joven piensa rehusarse porque sabe que su amigo no posee los lujos que el sí posee pero su falta de cariño le hace aceptar.

Aquel joven confundido y dolido va caminando por la calle viendo las luces de navidad, viendo por las ventanas de las casas a familias unidas y celebrando, y entre más se acerca a la casa de su amigo más extraña el calor de un verdadero hogar.

Al llegar su amigo le recibe contento, y lo padres de éste le dan la bienvenida con un gran abrazo, las decoraciones no son muy costosas pero él nota que aquella casa está adornada con algo que el dinero no podría comprar y después de mucho tiempo aquella cena que tiene frente a él le parece sumamente deliciosa.

Durante la cena y al contarle a sus anfitriones lo sucedido con sus padres en casa, no puede evitar resistirse en preguntarles: ¿Por qué su hogar es tan diferente del mío? ¿Realmente saben por qué esta fiesta es tan importante?

Ellos le cuentan la verdadera historia de navidad, le cuentan de como hubo alguien que nos amó tanto que decidió dar su vida como un regalo de amor y salvación, le cuentan que Jesús lo ama, que sufrió la peor de las muertes porque quería que lo acompañara por el resto de la eternidad y eso es lo que marca la diferencia en sus vidas.

Aquel chico acostumbrado a las peleas, a la soledad y al enojo, al ver como los ojos de sus anfitriones se llenan de emoción al contarles la bella historia, ver aquel hogar tan lleno de paz y de unidad, descubre que sí puede existir un lugar llamado hogar en donde reine el amor y todas aquellos sentimientos que esta noche se albergan en su corazón, y le hacen creer que realmente existe una virtud en este día que él antes no conocía.

Aquel chico a través de un sencillo gesto de generosidad, acaba de descubrir el verdadero significado de la navidad.

¡Les deseo una gran y feliz Feliz Navidad, les mando un gran abrazo a todos mis  amigos, hermanos, compañeros y lectores, que Dios los llene de bendiciones!

Jesús nos ama

niño orando

Un hombre sube a un bus pidiendo monedas ya que no consigue trabajo, mientras que muchos ricos lo miran mal y otros lo ignoran, él baja sonriente pensando: Sé que saldré adelante porque Jesús me ama.

Una madre se encuentra en el hospital viendo a su hijo recién nacido, ella estaba deprimida porque su pareja la abandonó al enterarse de su embarazo, pero ella al ver al bebé recupera la esperanza y no deja de decir: Gracias Jesús porque me amas.

Un joven camina triste por las calles al descubrir la infidelidad de su ahora ex novia, él sintió su corazón romperse frente a esa escena y mientras camina ve hacia el cielo buscando consuelo y ora: Ayúdame Jesús porque me amas.

Una joven se encuentra muy turbada en su habitación, se mira el espejo pensando que no le gusta a los demás por su apariencia, tiene en las manos un cuchillo pero de pronto lo arroja y dice: Debo ser fuerte porque yo sé que Jesús me ama.

Un escritor se encuentra llorando frente al computador al leer aquel mensaje que su corazón escribió, él solo quería inspirar a los demás pero Dios le dictó a una bella narración y no deja de pensar: Gracias Jesús porque me amas.

Una anciana se encuentra sola en un asilo, su familia dejó de visitarla y siente que ya nadie se acuerda de ella, sus compañeros intentan motivarla pero ella de pronto sonríe y le dice a los demás: No estoy sola porque sé que Jesús me ama.

Un anciano se encuentra cerca al final, analiza su vida y se da cuenta que ocasionó mucho dolor, recuerda las muchas veces que mintió, robó e hirió, y mientras el miedo lo embarga con la voz de su corazón dice: Si me amas perdóname Jesús.

Una chiquilla se siente decepcionada al darse cuenta que su amigo en quien confiaba no cumplió con las expectativas de su corazón, pero al ver a su familia tan unida no puede evitar decir: Yo sé que Jesús me ama.

Un niño ora en su habitación y le pide a Dios: Ayuda a mi padre y a mi madre a no pelear más, ayuda a mis amigos del cole a encontrarte y te pido por todos los demás para que vivan en paz, porque sé que tú Jesús nos amas.

Agradecido

agradecidoCreo que no te lo digo muchas veces pero Dios mío solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.

Puedo ver el hermoso regalo que es tener a mi familia conmigo y no puedo evitar sentirme agradecido por permitirme tener tan maravillosos padres y tener a tales amigos que a la vez puedo llamar hermanos.

Gracias Dios porque hay personas que son capaces de soportarme, que saben aconsejarme y a las que también he aprendido a llamar amigos.

Estoy agradecido contigo por cada momento de felicidad que guardo en mi memoria y también estoy agradecido por esos momentos tristes que me ayudaron a crecer.

No podría describirte la gratitud que te tengo por haberme mostrado la vida cuando muchas veces pensé que no podría más.

Mi corazón hoy te puede agradecer porque Tú me enseñaste que tenía uno, fue tu dulce amor el que le dio vida a mi corazón necesitado de Ti.

La vida era monotonía, era un sin sabor lleno de momentos desaprovechados pero hoy te agradezco por aparecer y enseñarme a vivir.

Mi corazón desborda gratitud cada vez que puedo levantarme con la seguridad de que a pesar de los obstáculos Tú siempre permaneces a mi lado.

Mi vida es un recordatorio de que siempre debo agradecerte porque cada segundo de vida es una oportunidad para lograr innumerables cosas.

Antes no comprendía pero lo único que realmente tenemos es este lapso de tiempo que llamamos vida y quiero invertirla para demostrarte mi eterno agradecimiento.

Creo que no te lo he dicho suficientes veces pero Dios solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.

Últimos consejos

piensa en DiosSi esta fuera la última vez que puedo aconsejarles les diría:

· Recuerden siempre que Dios los ama y conviertan ese amor en el motor de su existencia.

· Aprendan no solo a perdonar sino también a perdonarse a sí mismos.

· Jamás piensen que algo es realmente imposible, el que cree en Dios todo lo puede.

· Sean siempre cuidadosos, la confianza es un bien muy preciado y ahora también escaso.

· Obedezcan a sus padres y sean sabios al escuchar sus consejos.

· El verdadero amor es reciproco, no den fácilmente lo más valioso que poseen.

· Jamás le pongan precios a sus principios y valores.

· La amistad es un gran tesoro, cuídenlo y disfrútenlo.

· Sigan sus sueños sin importar lo que los demás opinen de ustedes.

· Sin importar que suceda, jamás pierdan la fe.

· No engañen, la mentira oscurece el alma.

· Aprendan todo aquello que les ayude a cumplir sus metas y los hagan mejores.

· No le teman a los cambios.

· La sociedad y la mayoría están equivocadas, no las sigan.

· No olviden que los pequeños errores pueden causar grandes consecuencias.

· Un pequeño detalle puede lograr grandes cosas.

· Amen siempre a su familia.

· Sean valientes para superar los obstáculos y para enfrentar la vida.

· No permitan que la ira los convierta en lo que no son.

· No dejen que la tristeza les quite su sonrisa.