Dame tu corazón

imagenescorazonesdemanos2Debería ser menos como yo y más como Tú.

Tú eres perfecto, estás tan lleno de amor, de misericordia y perdón.

Yo por el contrario siento que tengo tantas cosas que debería cambiar, quisiera poder ser más parecido a Ti.

Dame Jesús un corazón que te busque, que deje atrás los pecados que deseen encadenarlo para que busque tu verdad.

Tú eres sublime, tu hermosura no tiene igual, tu fidelidad jamás tendrás final.

Yo intento muchas veces ser mejor que ayer pero sé que en mis fuerzas jamás lo voy a poder alcanzar.

Dame un corazón que se entregue a Ti, que no se aferre a cosas ilusorias, sino que se rinda a tu gran bondad.

Tú eres el abrazo que siempre deseé y el amigo sincero que siempre necesité.

Yo intento más no puedo tener esa nobleza que Tú si tienes, encamíname para que pueda en cada paso parecerme a Ti.

Dame Jesús un corazón que pueda ser fiel en todo tiempo, para que pueda servirte sin tener miedo de fallar.

Tú eres el que me ha sostenido todo este tiempo, Él que ha impedido que cosas malas sucedan en mi vida.

Yo quiero responder a tus actos de amor, quiero cambiar para demostrarte que te amo por cada milagro que hiciste en mí.

Dame corazón que sepa agradecer todas las cosas que has hecho, que nunca olvide todo lo que haces por mí.

Deseo ser menos como yo y más como Tú.

 

 

Anuncios

Empezar de cero

2015-2Cuando se termina el año, existirán dos tipos de personas: Los que se lamenten de lo que no pudieron hacer y los que ven el nuevo año como una oportunidad para empezar.

Quizá este año que se termina no ha sido todo lo que esperabas pero no puedes lamentarte del pasado, debemos tomar esta nueva oportunidad que Dios nos da y empezar de cero, sin las cargas del ayer y convencidos de que si nos esforzamos este año será nuestro.

Tenemos que ver este año como si fuera una página en blanco en la cual podemos escribir una de las mejores historias de nuestras vidas.

Tenemos que ver este año como una oportunidad para cumplir los sueños que no pudimos cumplir el año pasado.

Tenemos que ver este año como si fuera la batalla que decidirá el destino de nuestra existencia.

Es hora de ponerle punto final al pasado, ya no podemos seguir siendo los mismos, tenemos que soltar las penas del ayer, y estar agradecidos que tenemos la ventaja de tener un año más de vida, porque somos más fuertes, porque somos más sabios, porque tenemos más experiencia y podemos usar todo eso a nuestro favor.

Si queremos lograr sueños este año que viene, habrá que hacer cambios, tendremos que dejar ciertas cosas y personas para alcanzar las metas que queremos lograr, pero todos esos esfuerzos valdrán la pena cuando veamos que poco a poco aquellas metas se cumplen.

No seamos los mismos, empecemos de cero, empecemos con ganas, con firmeza y con mucha valentía.

¡Un nuevo año nos espera!

No dudaré

llamado de DiosQuisiera quejarme de Ti por todas aquellas cosas que no comprendo.

Admito que por ratos he visto hacia el cielo con enojo y dolor.

No he podido comprender tu plan y tu Camino me parece difícil de seguir.

Sin embargo mi corazón guarda la esperanza de que al final todo salga bien.

He llorado muchas veces sin encontrar consuelo.

Mi interior se ha cansado de amar y ser paciente.

Pero mi corazón tiene fe de que muy pronto veré tu Luz alumbrándome.

He tropezado tantas veces haciendo todo a mi manera.

Dañé mi corazón intentando encontrar mi propia felicidad.

Y cuando quería rendirme, Tú siempre estabas dispuesto a ayudarme.

A pesar de mis rabietas siempre me trataste con ternura y amor.

Quiero creer que a tu lado todo puede mejorar.

Deseo tener fe de que todo esto es parte de tu gran plan.

Voy a dejar de ser un niño engreído para convertirme en el hombre que debo ser.

Dejaré de reclamar y caminaré por fe hacia aquellas metas que debo conquistar.

Daré mi vida para que puedas usarme en aquel destino que diseñaste para mí.

Cambiaré mi interior para poder servirte de corazón.

No voy a dudar de Ti, confiaré en que Tú sabes lo que es mejor.

Muchas veces intenté no dudar de Ti, pero me era difícil hacerlo.

Sin embargo hoy quiero dejar mis dudas atrás.

Mi amor por Ti me ha enseñado a escuchar Tu voz en los peores momentos.

Mi fe en Ti es la canción que ahora desea cantar mi corazón.

La duda desapareció al darme cuenta de que Tu amor me perdonó.

El amor que depositas en mí será mi impulso para ayudar a los demás y hacer lo correcto.

No me rendiré, seguiré marchando hacia adelante sin dudar de Ti.

No voy a dudar porque sé que a pesar de todo Tú a mi lado por siempre estarás.

Sin importar que tan oscura parezca la noche, sé que traerás un nuevo amanecer.

Y yo no dudaré más porque sé que todo lo que acontezca en mi vida es parte de tu gran plan para mí.

Si ya nadie cambiara

dos caminosQuizá me equivoque al pensar que todos pueden salvarse y aunque si es cierto, existen personas que no quieren ser salvadas, personas a las cuales sin importarles tú esfuerzo jamás van a querer cambiar.

Lo peor es que prefieren seguir viviendo en un mundo de sombras antes que permitirse ser alcanzadas por la Luz.

Somos tan extraños, tenemos la oportunidad de poder ser felices y de escoger el Camino correcto pero mayormente escogemos lo malo.

Podríamos ser felices y tener una gran vida pero escogemos la tristeza la pena o la decepción.

Siento que vivimos en un mundo al revés, o quizá yo soy uno de los pocos que sigue creyendo en la verdad y que por extraño que parezca guarda su fe.

Podría ser que por fin el mundo enloqueció, que realmente ya todo es malo y que ya nadie es digno de salvarse.

Si es así entonces nos merecemos todas las guerras que vendrán.

Si la humanidad no puede salvarse entonces merecemos que oscurezca el cielo.

Merecemos que la luna se tiña de rojo por la falta de amor o por la sangre de los inocentes.

Si el mundo no quiere cambiar merecemos que se caigan los cielos sobre nosotros.

Si ya nadie cambiara, entonces no habría esperanza y todas nuestras pesadillas son dignas de cumplirse.

Pero la verdad todavía queda algo de luz en el mundo y mientras exista todavía tenemos la oportunidad de cambiar.

No importa si el resto no quiere cambiar o si no quieren escoger el Camino correcto, yo he decidido seguirlo, yo he decidido ser diferente y emprender el rumbo hacia una mejor vida.

Si ya nadie cambiara, igual yo seguiría adelante, prefiero ser un extraño en mi propio mundo que ser uno más que tuvo un mal final.

Aunque ya nadie cambie he decido seguir el camino angosto, he decido creer en Dios y he decido que Él es la única razón por la que vale la pena vivir.

Sostenme

Y la noche llegó tan rápido que no la vi llegar, no vi las señales en cielo, no vi el ocaso, no me di cuenta de que todo estaba oscureciendo tan rápido y ahora le temo a la noche, ahora todo se ve a oscuras, ahora me siento sólo en medio de la oscuridad.

Ahora recuerdo lo mucho que te necesito para que guíes mis pasos, ahora entiendo porque siempre te necesito a mi lado, ahora sé que es tu luz la que puede ayudarme a salir de está oscuridad.

Mis pies están cansados de caminar a oscuras y sin rumbo, no encuentro el norte y no puedo ver mi brújula, toda esta oscuridad me hace sentir dudas y miedos, siento que me pierdo en las sombras, realmente te necesito ahora más que nunca, realmente necesito que me sostengas

Necesito que me sostengas con tu diestra, necesito que tu amor sea la luz que como una antorcha me ayude a transitar el Camino correcto, necesito oír tu voz para saber que al final todo saldrá bien.

Tengo miedo de avanzar si tú no estás conmigo, sé que no podría encontrar las fuerzas para seguir si Tú no me acompañas, sé que me derrumbaría si Tú no me sostienes.

Pero no importa que tan larga parezca la noche sé que al final volveré a ver aquel hermoso cielo resplandecer, sé que al final veré el arcoíris al final de la tormenta, sé que habrá una recompensa por todo mi esfuerzo.

Y mientras Tu estés a mi lado tengo fe que todo me ayudará para bien, sé que con Tu ayuda todo lo podré, sé que si Tu me sostienes no caeré ante la noche, no me dejaré vencer por la oscuridad y que las tinieblas se apartarán al verte a Ti.

Agradecido

Dios como podría pagar todo el amor que has derramado sobre mí.

Desde el día en que te conocí hasta hoy no deja de sorprenderme tu inmensa bondad.

Me siento totalmente bendecido y sé que es tu gentil mano sobre mí.

Cada vez que me despierto y veo aquel bello amanecer, no dejo de pensar que solo puedo contemplarlo porque eres Tu el que me da la vida.

Siempre que recibo una buena nueva, sé que viene de Ti, porque todo lo bueno que me sucede sé que ocurre por que Tu lo haces posible.

Ahora cuando ocurre algún suceso sé que Tu tienes el control y que al final todo me ayudará a bien por que te amo.

Al ver a mi familia y sé que ahora puedo amarla porque Tu me has cambiado, no dejo de pensar en lo maravilloso que eres por poder cambiar el corazón.

Que increíble es el poder ir a la iglesia y poder recibir tus palabras que alimentan mi interior, que me llenan de fe, que son lumbrera a mi Camino.

Puedo reconocer a esas personas que pones en mi Camino, porque Tú las pones para ayudarme y motivarme a amarte a Ti y a no rendirme.

¿Quién como tu Señor que escuchas mis oraciones?

¿Quién como mi Dios que me ama con un amor inagotable?

¿Y cómo podría pagar tal amor?

¿Qué podría hacer que iguale todo lo que Tú haces por mí?

Mi futuro me está oculto pero Tú lo sabes y sé que tienes reservadas grandes cosas para mí.

Sé que puedo depositar en ti mi fe y que no me fallarás.

Sé que puedo amarte y que no me decepcionarás.

Gracias Dios por tantas bendiciones a mi vida, gracias por el gran cambio que hiciste y gracias por amarme a mí primero.

Gracias porque no existen problemas que sean más grandes que tu dulce amor, no existe situación que pueda vencer mi fe y mi devoción hacia Ti.

Gracias porque las palabras me faltan y los versos se me terminan al expresarte todo mi agradecimiento.

Gracias por todo mi Dios.