Una vida bella

bello díaDicen que la vida es muy bella, pero he aprendido que la vida solamente es bella cuando estoy junto a Ti.

Los problemas no pueden vencerme cuando tengo tu ayuda y los miedos se apartan cuando me acerco a Ti.

El futuro ya no me aterra, el pasado ya no me ata porque sé que Tú me acompañas.

Por eso hoy puedo estar agradecido de tener una vida bella, no sencilla pero si bella porque sé que al final todo terminará bien.

Mi vida junto a ti es como una gran canción, como una película llena de motivación o como un bello poema en construcción.

Soy libre del odio, no tengo rencor por las viejas heridas ya que Tú me enseñaste a perdonar.

Las depresiones no pueden vencer mi determinación y la tristeza no puede traspasar la alegría que le das a mi corazón.

Por eso cada día termino siempre agradecido de tenerte a mi lado, de poder ver el cielo y saber que soy por Ti amado.

El futuro ya no me aterra, el pasado ya no me ata porque sé que Tú me acompañas.

Por eso hoy puedo estar agradecido de tener una vida bella, no fácil pero si bella porque sé que todo me ayudará para bien.

Mi vida junto a ti es como una gran melodía, como una historia llena de superación o como una bella poesía en plena narración.

Dicen que la vida es muy bella, pero he aprendido que la vida solamente es bella cuando Jesús está junto a mí.

Anuncios

Hoy empieza tu vida

Jesús extendiendo la manoY Jesús estaba al frente mío con la mano extendida, mirándome con una sonrisa y con los ojos llenos de amor.

Yo estaba de rodillas, no podía creer aquella dulce visión, porque después de todas mis faltas no esperaría que Él a mí se acercara.

Me decía que estaba esperándome desde que nací, que se alegraba cada vez que yo lo pensaba y que estaba contento que de que hoy yo le hablará.

Cuando escuchaba esas palabras recordaba cada vez que le fallé, todas las veces que hablé mal de Él y todos los momentos en que lo rechacé.

Acercó su mano a mi rostro y secó mis lágrimas, se arrodilló y me abrazó, se sentó a mi lado y me dijo que me perdonaba.

Mi alma se sintió liberada y mi corazón antes encadenado volvía a la libertad, las faltas se habían ido y aquel peso en el alma había desaparecido.

Me miró nuevamente y me dijo, ¿Me seguirás? ¿Estarías dispuesto a seguirme?

Miré al horizonte y me imaginé como sería mi vida si no estuviera Él, me imaginé mis sueños, mis proyectos, mis deseos, pero también fui sincero y vi mis temores, mis dudas, mis depresiones, mis desganos, mi egoísmo, mi orgullo, mis fracasos y mi necesidad de encontrar una vida real.

Lo miré nuevamente y me di cuenta que él no había apartado la vista de mí, para Él yo era importante y realmente podía notar que quería que lo siguiera.

Le dije: Quiero serte sincero, siento un poco de miedo, sé que no será fácil y que muchas veces flaquearé pero si tú estás conmigo y si me haces sentir siempre la paz que hoy siento a tu lado, entonces te seguiré con todo lo que soy.

Se levantó y me dijo: Sígueme, hoy empieza tu vida.

Todo nuevo

2014 editadoUn nuevo año comienza y es momento para dejar atrás lo pasado y comenzar de nuevo.

No importa si fracasamos, si caímos o si nuestras metas no se cumplieron, hoy tenemos vida, tenemos esperanza y tenemos la oportunidad de empezar otra vez.

Dios nunca nos ha desamparado, que es por su misericordia que tenemos vida y que depende de nosotros el esforzarnos para convertir este nuevo año en uno de los mejores años de nuestra existencia.

Los que creemos en Dios tenemos un plus que no tienen los demás, tenemos la ayuda de Dios, podemos confiar en que si creemos en Él, entonces todo nos ayudará para bien.

Creo que para poder avanzar y conquistar nuestras metas debemos dejar de lado todas aquellas cosas que nos impidan avanzar, dejemos de lado las tristezas, las decepciones, y vistámonos de alegría, de valor, de amor y de fe.

Es importante que seamos valientes y tomemos el timón de nuestras vidas y aprendamos a transitar el Camino correcto, convirtamos a Jesús en nuestro centro y permitamos que sea Él, el norte hacía cual siempre nos dirijamos.

Hoy día sin importar el ayer, podemos empezar de nuevo, podemos soñar, podemos ponernos nuevas metas y esforzarnos para alcanzarlas.

Las heridas, las traiciones y el dolor del ayer no pueden lastimarte si tú no lo permites, deja que Dios reemplace todos aquellas cosas y haga algo totalmente nuevo en tu corazón.

Mira el destino, sé inteligente y date cuenta que hoy tienes toda una vida llena de logros y metas cumplidas si te lo decides.

Yo creo que este será un gran año y este es el momento perfecto para no rendirnos y empezar otra vez con nuevas fuerzas.

Somos humanos, a veces podemos equivocarnos, quizá la vida se ponga difícil, pero si creemos en Dios y nos proponemos obedecerle estoy totalmente seguro que todo al final saldrá bien.

Es un nuevo año y los invito a soñar otra vez y a luchar por alcanzar nuevos sueños.

El pasado

Todos tenemos en nuestra vida, una serie de sucesos que vamos arrastrando con los años; sucesos, recuerdos buenos y malos, derrotas, conflictos, alegrías, victorias, penas, y estos son solo algunas cosas que llevamos con nosotros.

Hay momentos donde pensamos que todo nuestro pasado quedo en el olvido pero muchas veces el pasado regresa, los problemas pendientes, los antiguos rencores, antiguos errores, viejas amistades, buenos tiempos; el que ya no vivas el pasado no significa que no esté allí.

Ciertamente cambiamos, maduramos y crecemos, pero ciertas cosas no cambian, y ese es el problema, cuanto más cambiemos, mas nos distanciamos de nuestro pasado.

Vivir el presente sin mirar hacia atrás, no es imposible, es solo una manera correcta de ir por la vida, en la vida no siempre lo correcto, es lo más sencillo, pero lo correcto siempre es lo mejor no importa el dolor.

Aprenda de sus errores, examine y reflexione a donde lo ha llevado la vida, nunca es tarde para cambiar, no importa el pasado, el reflexionar no es solo mirar hacia atrás, es aprender de lo vivido, todos cometemos errores pero solo pocos aprenden de ello.

No importa lo pasado ya no lo puede arreglar, pero puede hacer mucho por su presente y aun mas por su futuro.

Y si aún con todo esto no cree que se puede limpiar el pasado, créame que Dios puede cambiar y borrar todas las heridas de su pasado, y darle un nuevo y mejor futuro.