Archivo de la etiqueta: gracias

La fidelidad de Dios

Dios ha sido fielPodría fallar todo aquello en lo que me sostenía y mi mundo podría voltearse contra mí, pero su mano al sostenerme me mantendría firme.

Todos podrían traicionarme, podría sentirme lleno de dudas y de dolor, pero bastaría su abrazo para que mi corazón se sienta amado otra vez.

Pasan tantas cosas malas a diario, los problemas nos hunden en un mar de dudas y de dolor, pero Él nos levanta y nos hace andar sobre el mar.

La oscuridad puede rodearnos haciéndonos perder el rumbo, logrando que nos sintamos desamparados, pero su Luz todo lo aclara, su voz de amor conforta nuestro ser.

Podemos sentir el enojo ardiendo en nuestro interior, sentir la ira buscando cabida en nuestra alma, pero su gracia en nosotros nos llena de paz y comprensión.

Por momentos las circunstancias adversas pueden golpearnos, las malas noticias pueden tratar de derribarnos, pero el amor de Dios es un escudo que nos mantiene de pie.

Cada vez que las fuerzas me han faltado, que la inteligencia y los talentos parecen nada, podía ver su misericordia ayudándome a seguir.

Cuando creí que no podía más, cuando mi mente estaba tan confundida que no sabía qué hacer, pude escuchar su susurrar diciéndome lo mucho que me amaba.

La fidelidad de Dios nunca se agota, su amor nunca falla, sus tiempos son exactos y siempre llega en el instante preciso para salvarnos.

No importa lo que piense el resto, no importa cuán mala pueda verse una situación, yo sé que mi Redentor vive y que es poderoso para rescatarme.

Bendito sea Dios, porque su fidelidad es tan hermosa, su amor es tan puro y Él nunca nos deja pasar por algo que no podamos resistir sino que al final todo nos ayuda para bien.

Amado mío, gracias por estar pendiente de mí, gracias porque a pesar de lo que soy Tú siempre eres fiel y nunca me has abandonado.

Anuncios

Especial por Seis Años: Gracias Dios

6 añosEsta semana se cumplen Seis años desde que creé mi primer blog y es inevitable para mí el recordar mis escritos sin pensar también en Dios.

Dios está presente en todos mis escritos porque también está presente en mi corazón y Él es la razón por cual yo escribo.

No creo que pueda escribir sin su guía, sin su amor haciendo rebozar mi corazón y sin expresarle mi amor a través de estos escritos.

Yo estoy totalmente convencido de que no seguiría vivo de no ser por su misericordia, por su gran amor y su perdón.

Muchos piensan que solo necesitamos, riquezas, conocimiento o una buena posición para ser felices pero nada de eso importa si no tenemos a Dios en el corazón.

La gran mentira de estos tiempos es que creemos que todo lo podemos, pero hay momentos en la vida que son difíciles de superar y entonces necesitamos a Dios.

Cuando le conocí yo era muy diferente, me encontraba perdido y sin rumbo, pero Él se acercó a mí y jamás he olvidado ese encuentro y si hoy puedo vivir y sentirme agradecido por tantas cosas es porque todo se lo debo a Él.

Son seis años también desde que le conozco y yo sé que no es casualidad porque desde que lo conocí encontré nuevos talentos y dones que jamás creí tener.

Mi relación con Dios no siempre ha sido perfecta pero siempre puedo contar que a pesar de mis faltas Él sigue amándome y yo siempre volveré a sus brazos porque junto a Él me siento verdaderamente completo y seguro.

En estos seis años de escribirle he tocado muchos temas sin embargo lo que quiero lograr es transmitir lo que Dios pone en mi corazón, transmitir mis experiencias y demostrarle en letras aquel amor que siento por Él.

Aquel que no conoce a Dios puede que no entienda lo que escribo pero si le dieran la oportunidad de conocerle entonces realmente su vida cambiará.

No es lo mismo existir que vivir, yo creo que todos solamente existimos hasta que le conocemos, Él es la vida y la única razón para vivir.

Estaré eternamente agradecido con Dios por aquel privilegio de conocerle y poder servirle no solo con mis letras sino con mi vida entera.

Agradecido

agradecidoCreo que no te lo digo muchas veces pero Dios mío solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.

Puedo ver el hermoso regalo que es tener a mi familia conmigo y no puedo evitar sentirme agradecido por permitirme tener tan maravillosos padres y tener a tales amigos que a la vez puedo llamar hermanos.

Gracias Dios porque hay personas que son capaces de soportarme, que saben aconsejarme y a las que también he aprendido a llamar amigos.

Estoy agradecido contigo por cada momento de felicidad que guardo en mi memoria y también estoy agradecido por esos momentos tristes que me ayudaron a crecer.

No podría describirte la gratitud que te tengo por haberme mostrado la vida cuando muchas veces pensé que no podría más.

Mi corazón hoy te puede agradecer porque Tú me enseñaste que tenía uno, fue tu dulce amor el que le dio vida a mi corazón necesitado de Ti.

La vida era monotonía, era un sin sabor lleno de momentos desaprovechados pero hoy te agradezco por aparecer y enseñarme a vivir.

Mi corazón desborda gratitud cada vez que puedo levantarme con la seguridad de que a pesar de los obstáculos Tú siempre permaneces a mi lado.

Mi vida es un recordatorio de que siempre debo agradecerte porque cada segundo de vida es una oportunidad para lograr innumerables cosas.

Antes no comprendía pero lo único que realmente tenemos es este lapso de tiempo que llamamos vida y quiero invertirla para demostrarte mi eterno agradecimiento.

Creo que no te lo he dicho suficientes veces pero Dios solo Tú sabes lo agradecido que estoy contigo.

La vida vuelve a empezar

malecónYo sé muy bien que cada vez que te encuentro la vida vuelve a empezar.

No es que Tú te alejes de nosotros, somos nosotros los que equivocadamente nos apartamos de Ti y de tu inmenso y perfecto amor.

A veces nos alejamos de Dios por ignorancia, por egoísmo, por miedo; pero no importa la razón por la cual nos apartemos de Dios, siempre hay más de una razón para volver a Él.

Su amor conquista el corazón, su paz cautiva el alma, su abrazo aquieta la ansiedad, su esperanza aleja los miedos, sus palabras aumentan la fe.

Cuando estás junto a Él incluso un simple dormitorio puede convertirse en un paraíso, una oración en una conversación larga, una canción en un poema de amor auténtico.

Vivimos en un mundo rodeado de muchos males, en donde la perversión ha llegado a lo sumo y en donde son pocos los que elevan sus ojos al cielo y le buscan con sinceridad.

Habrá muchas cosas que parezcan deleitosas, pasaremos pruebas, lloraremos en silencio, tendremos conocidos que nos dirán que Él no existe pero a pesar de todo ello, el amor de Dios nunca cambia, su amor no falla, sus brazos nunca dejarán de estar abiertos para nosotros.

Pasan los años y cada vez escucho más razones para apartarme de mi fe, pero yo solo tengo una gran razón para seguir a Dios y se llama Jesús.

Lo recuerdo cada día porque Él me devolvió la vida, lo tengo presente en mis pensamientos porque junto a Él conocí el amor sincero, lo llevo en el alma porque su amistad lo es todo para mí, lo llevo siempre en mi corazón porque Él me ha cuidado con la más bella ternura.

Y si pudiera escribirle algo, le escribiría miles de gracias porque cada vez que le encuentro la vida para mí empieza de nuevo.

Y te amo

JesúsLa corriente trata de arrastrarme, tengo el alma empapada y estoy luchando mucho para mantenerme a flote y seguir avanzado pero a pesar de mis caídas sé que Tú me amas

Me equivoque tratando de demostrar que tenía razón, creí que aquel sendero era el correcto, así que ahora corrijo mis pasos para dirigirme hacia Ti pero a pesar de mis errores sé que Tú me amas.

Hoy tuve un mal día, me enojé, discutí y sufrí, incluso por ratos dudé de tu existencia pero a pesar de mis dudas sé que Tú me amas.

Sé que a veces mientras aprendo y me esfuerzo por seguirte sin querer cometo errores y lastimo a algunos pero a pesar de mis faltas sé que Tú me amas.

Algunas veces no soy paciente, me cuesta esperar el tiempo correcto y he cometido locuras al adelantarme pero a pesar de mis apuros sé que Tú me amas.

Y es que yo soy tan frágil y tengo presente que si no me extendieras la mano yo no me levantaría.

Y es que sé que me pierdo fácilmente y tengo presente de que si no fuera por tu guía no me encontraría.

Y es que a pesar de todos mis intentos sé que soy débil y tengo presente de que si no fuera por tu aliento yo me rendiría.

Y es que aunque intento hacer lo correcto a veces me equivoco y tengo presente que si no fuera por tu amor yo no existiría.

Y es que a veces la realidad no basta, las mentiras nos doblegan, nos convertimos en aquello que odiamos y tengo presente que si no fuera por ti no podría salvarme de mí mismo.

Tengo tantas gracias que decirte.

Tengo verdades que contarte.

Tengo tantas oraciones que debes escuchar.

Tengo tantas heridas que debes sanar.

Tengo tantas risas que compartir contigo.

Y si tan sólo resumiera todo lo que he escrito, entonces solo tendría que decirte: Y te amo.