La carta más hermosa

la carta más hermosaSoy escritor de Hobby, y he aprendido en estos años que si alguien me pidiera que escriba un tema, me bastaría solo con que me diga una palabra para que pueda llenar un gran número de hojas.

La biblia es totalmente inspirada por Dios, está compuesta por 66 libros, contiene aproximadamente 1189 capítulos y 31,000 versículos, además fue escrita en tres idiomas que son Arameo, Griego y Latín.

Dicho lo anterior estoy seguro que si existe alguien que sea capaz de escribir una gran carta, ése sería Dios, Él tendría la habilidad para escribir cualquier tipo de mensaje y estoy seguro que sería capaz de narrarnos la historia más hermosa de todas.

Hace 2,000 años atrás un problema que se repite en estos tiempos, muchos no conocían realmente a Dios, lo veían como alguien castigador, se pensaba que Él era indiferente a nuestra condición y demasiado duro con nosotros.

Entonces, Dios decidió enviar un mensaje, Él quería demostrar que no era como nosotros lo imaginábamos, así que nos envió una carta para que pudiéramos conocerle como Él realmente es, el mensaje contenía amor incondicional, salvación y esperanza.

Jesús era la letra de aquel mensaje, todo lo que Él hizo, todo lo que Él soportó lo hizo para demostrar que Dios sí nos sabía amar, lo hizo para que supiésemos que a pesar de nuestras faltas y pecados todavía Él nos seguía queriendo.

Dios nos narró cómo piensa, como actúa, lo preocupado que se encuentra por nosotros, lo mucho que nos conoce, la gran compasión que puede albergar su corazón, su gran misericordia y aquel perdón que no tiene fin.

La humanidad no estaba lista para una carta como esa, así que decidieron que no querían leerla, intentaron destruirla, la golpearon, la escupieron, la maltrataron, la hirieron y la traicionaron hasta clavarla en una cruz.

Así que allí nos dimos cuenta que la tinta de aquella carta era la sangre de su hijo, y Él clavado en aquella cruz nos susurraba que nos seguía queriendo y con valentía exclamó exhausto: Consumado es… Y con eso la carta parecía llegar a su final.

Aquel mensaje de Dios revivió al tercer día, todavía sigue vivo en estos tiempos, la verdad es que aquel mensaje seguirá vigente por toda la eternidad porque nadie puede detener el amor que contiene, nadie podrá jamás destruir lo que Dios siente por nosotros.

Y hoy podemos aceptar conocer aquella carta de amor que empapa el corazón de paz, fe libertad o la podemos ignorar, pero si la aceptas en tu corazón, aquel mensaje te transformará, llenará tu corazón con una calidez y un calor que nunca has conocido.

Necesitas abrir la carta más hermosa del mundo.

Anuncios

De no ser por Él

sacrificio de JesúsDe no ser por el increíble amor que Jesús nos demostró en aquella cruz, nosotros no hubiéramos encontrado la salvación.

De no ser por Él que soportó golpes y humillaciones, muchos no tendríamos ahora una razón para seguir viviendo.

De no ser por Él que soportó heridas y azotes, muchos no hubiéramos descubierto la esperanza que ha llenado nuestros corazones.

De no ser por Él que fue traicionado y acusado falsamente, muchos no sentiríamos el perdón que restauró nuestro interior.

De no ser por Él que fue arrestado y llevado con cadenas, muchos no hubiéramos alcanzado la verdadera libertad.

De no ser por las heridas de sus manos y pies, muchos no hubiéramos obtenido la sanidad de nuestros cuerpos y el alma.

De no ser por Él que fue experimentado en dolores y quebrantos, nosotros no podríamos tener la valentía para llevar una vida recta.

De no ser por Él que por amor se ofreció a dar su vida, nunca hubiéramos podido tener nuestros corazones rebosantes de amor verdadero.

De no ser por Él, muchos de nosotros que le hemos conocido y amado a lo largo de los años, no hubiéramos encontrado aquella gracia que nos transformó.

Fue Jesús, el único que tuvo tanta pasión hacia nosotros que se despojó de todo y lo dio todo para poder alcanzarnos con su gran misericordia, y es por Él que ahora hemos encontrado una nueva vida.

El arco iris de tu amor

arcoirisTu amor es como un arcoíris, no porque cambie de tonos, sino porque es lo más bello que veo después de las tormentas de la vida.

Sin Ti la vida es como una noche interminable, en donde me siento perdido, en donde mi alma se llena de miedo en la oscuridad.

Yo por el contrario varío mucho, mi amor por Ti muchas veces parece agotarse hasta que logro ver nuevamente Tu Luz alumbrándome.

Tu amor es lo que le da color a los tonos grises de mi corazón, yo soy como una tarde lluvioso hasta que tú llegas alumbrándolo todo como el sol de primavera.

El cielo solo brilla porque te imagino a Ti, te imagino mirándome y nunca apartando la vista de mí, a pesar de que muchas veces no lo merezca.

Nunca te has rendido conmigo, jamás me has fallado y a pesar de que muchas veces el dolor parecía un cruel invierno, Tu siempre aparecías trayendo calor a mi corazón.

Muchas veces estoy confundido, las tentaciones son como un fuerte viento que inducen a ser cosas que no quiero, pero junto a Ti siempre habrá calma.

Mi corazón es abordado por el miedo como una ventisca de nieve pero Tu presencia me llena de calma, como si todo se transformara en un bello paisaje.

Las tormentas se apartan al sonido de Tu voz, las fuertes mareas se calman cuando Te levantas a ayudarme.

Por eso siempre a pesar de todo quiero ser un hombre de fe que no le tema a la dureza de las tormentas, sino que pueda confiar que Tu amor será el arco iris que me demostrará que tras cada circunstancia difícil siempre habrá un mejor tiempo esperándome.

Solo con tu amor me siento libre, autentico y feliz.

Gracias por todas las razones que me das para seguirte, para correr hacia a ti y para llenar mi corazón con los colores de Tu amor.

Solo uno

buscar a JesúsEl mundo se vuelve más corrupto, la maldad aumenta y muchos no saben para que vivir.

Pero solamente hay uno que da vida, hay una persona que sigue siendo la Luz y salvación.

Muchos niños mueren en Irak, secuestran inocentes en Nigeria y aumenta la tasa de suicidios en muchos países.

Pero solamente hay uno que puede traer seguridad, hay alguien que puede traer paz a los corazones.

Se crean nuevos tipos de enfermedades, buscamos llegar a más planetas y nos olvidamos de los miles que mueren de hambre.

Pero solamente hay uno que sabe amar de verdad, hay alguien que puede dar amor verdadero.

La tecnología corre desmedida, todos los días se publican miles de libros y olvidamos las necesidades básicas del corazón.

Pero solamente hay uno que sabe curar el alma, hay alguien que puede llenar el vacío del corazón.

Hemos olvidado el significado de la honestidad, todo parece tener un precio y la fidelidad es un lujo difícil de encontrar.

Pero solamente hay uno que es tan perfecto que no cambia, hay alguien que puede libertad de la maldad.

Vivimos en un mundo muy corrupto pero hay una forma de poder limpiar nuestros corazones y hallar todo aquello que anhelamos encontrar.

Solamente hay alguien que puede hacer que nuestra vida parezca un sueño, solo hay una persona que puede transformar lo que somos en un milagro.

Solamente en Jesús podemos encontrar las respuestas que necesitamos y solamente junto a Él podemos encontrar la verdadera razón de vivir.

Hoy empieza tu vida

Jesús extendiendo la manoY Jesús estaba al frente mío con la mano extendida, mirándome con una sonrisa y con los ojos llenos de amor.

Yo estaba de rodillas, no podía creer aquella dulce visión, porque después de todas mis faltas no esperaría que Él a mí se acercara.

Me decía que estaba esperándome desde que nací, que se alegraba cada vez que yo lo pensaba y que estaba contento que de que hoy yo le hablará.

Cuando escuchaba esas palabras recordaba cada vez que le fallé, todas las veces que hablé mal de Él y todos los momentos en que lo rechacé.

Acercó su mano a mi rostro y secó mis lágrimas, se arrodilló y me abrazó, se sentó a mi lado y me dijo que me perdonaba.

Mi alma se sintió liberada y mi corazón antes encadenado volvía a la libertad, las faltas se habían ido y aquel peso en el alma había desaparecido.

Me miró nuevamente y me dijo, ¿Me seguirás? ¿Estarías dispuesto a seguirme?

Miré al horizonte y me imaginé como sería mi vida si no estuviera Él, me imaginé mis sueños, mis proyectos, mis deseos, pero también fui sincero y vi mis temores, mis dudas, mis depresiones, mis desganos, mi egoísmo, mi orgullo, mis fracasos y mi necesidad de encontrar una vida real.

Lo miré nuevamente y me di cuenta que él no había apartado la vista de mí, para Él yo era importante y realmente podía notar que quería que lo siguiera.

Le dije: Quiero serte sincero, siento un poco de miedo, sé que no será fácil y que muchas veces flaquearé pero si tú estás conmigo y si me haces sentir siempre la paz que hoy siento a tu lado, entonces te seguiré con todo lo que soy.

Se levantó y me dijo: Sígueme, hoy empieza tu vida.

Cartas de amor

cartas de amorDios está escribiendo una carta de amor, la está escribiendo en tu corazón con tintas de amor y es un mensaje de compasión y misericordia para la humanidad.

Nosotros somos el papel el cual Dios está utilizando, nuestros corazones son el lienzo en el cual su mano se ha posado y nuestras vidas son las voces que deben leer sus letras.

Existe un mundo que sufre y llora, ciertamente hay maldad y frialdad en la humanidad pero todavía quedan personas que necesitan ser salvadas y merecen oír el mensaje de esperanza y amor que Jesús tiene para ellas.

Nosotros somos una carta de amor de Dios para todos aquellos que nos rodean, hemos sido escogidos para ser los portadores de las letras de pasión y salvación que Jesús nos enseñó.

En aquel momento cuando estábamos destruidos, tristes, desanimados y perdidos, alguien se acercó a nosotros, alguien nos guio a aquel Camino de salvación, alguien nos llevó el mensaje de amor de Dios y ahora nos toca a nosotros llevar también ese mensaje a los demás.

Jesús vino por aquellos que tienen vidas destruidas, por aquellos cuyas heridas internas los consumen, por aquellos que se dan cuenta que necesitan una razón para vivir.

Ese mismo amor que nos restauró, aquel mismo amor que nos dio vida, debemos transmitirlo a aquellos que sufren en soledad, aquellos que han perdido la esperanza y la libertad.

Eres el portador de buenas noticias, no calles las palabras de amor de Dios que llevas dentro y declara que existe alguien que ama de verdad.

Seamos cartas de amor que griten que Jesús salva, seamos voces que enseñen que Jesús liberta, seamos incluso susurros que lleguen a los corazones y digan que Jesús nos ama.

Lo vi llorar

JESUS¿Has sentido esa sensación de extrañar a una persona?

¿Has extrañado tanto a alguien que sin querer recordaste su voz, su risa, su rostro, su compañía?

Muchas veces nos alejamos de Dios y una parte de nosotros lo extraña, no importa que tan frío podamos estar, siempre habrá una parte de nuestro ser que necesite su presencia.

Yo sé que el mundo jala, que las tentaciones siempre están presentes y que caer es muy sencillo, pero el amor de Dios debería bastar para que podamos vencer todas aquellas cosas.

Algo importante que olvidamos mientras vivimos, es que Dios siempre piensa en nosotros, Él cuenta nuestros cabellos y sabe todos nuestros pensamientos.

¿Alguna vez pensaste que sentirá Dios cuando te alejas de Él?

¿Alguna vez recordaste antes de caer todas las cosas que Él hizo por ti?

Cómo me gustaría hacerte entender que yo lo vi triste por ti, lo vi llorar pidiendo que volvieras a su Camino.

Yo vi llorar a Jesús, estaba llorando por ti, Él no entendía porque no podías comprender que todo lo que Él quiere de ti es que lo ames.

He visto al ser más hermoso de la creación angustiarse cuando alguien que le conoció se aparta de su lado, he visto aquel que es la gracia lagrimear por aquellos que se pierden e irán al infierno.

No puedes imaginar lo mucho que Cristo te ama, no puedes imaginar las veces que Él ha orado esperando que lo reconozcas otra vez.

Sé que no lo ves, pero Él sonríe cada vez que piensas en Él, Jesús te ha abrazado tantas veces sin que tú lo notes.

Si alguna vez ha habido un ser que te haya extrañado muchísimo cada vez te vas, ése es Jesús.

Dios no te ama para atarte sino que en Él está la libertad.

Dios no te ama para obligarte a dejar cosas sino que Él quiere llenarte de bendiciones.

Dios no te ama para alejarte de lugares sino que Él quiere salvarte y mostrarte el paraíso.

No seas una causa de tristeza, sé una causa de risa de alegría para aquella persona que te ama de verdad.

Yo lo vi llorar también pero no de tristeza sino de felicidad, lo vi reír hasta las lágrimas cuando te arrepentiste de corazón.

Lo vi sonreír con la sonrisa más bella que te puedas imaginar cuando decidiste abrazarlo también.

La cura

solitario en el mar

Quiero encontrar una cura que mi corazón pueda sanar.

Necesito que algo me ayude a sentir que vuelvo a respirar.

Deseo encontrar aquella cura que el dolor ayude a aliviar.

¿No lo necesita usted?

Porque yo quiero una cura que me ayude a encontrar el rumbo.

Yo necesito encontrar algo que me ayude a encontrar las respuestas de este mundo.

Yo si deseo encontrar una cura para la enfermedad de este corazón moribundo.

¿Yo no sé usted? pero yo si voy a encontrar la cura a todo este mal.

Quiero hallar a aquel que mi vida pueda ayudar.

Necesito encontrar ese lugar en donde mi corazón pueda descansar.

Deseo hallar aquel instante en donde sienta que mi alma pueda de libertad volar.

Oh, ayúdeme si usted sabe dónde puedo hallar la cura, dígamelo a mí a los demás.

Porque quiero encontrar algo que me haga otra vez nacer.

Necesito la cura que me ayude a pensar con claridad y no solo por saber.

Deseo algo que la culpa logre detener.

¿Y porque no gritan el nombre de aquella cura si lo conocen?

Porque Jesús es el único que vida nueva da.

Él es el único que tu corazón llenará.

Y solamente Él por siempre te amará.

Denme siempre un poco de esa cura.

Y así con su ayuda quiero revivir.

Necesito de su ayuda para poder volver a sentir

Y por fin después de mucho tiempo ser totalmente feliz al reír.

La prisión

encarceladoEstoy dentro de una prisión puedo sentir claramente los barrotes surcando mi mundo y ahora mi vida son solo estas tres paredes y esta reja que tengo al frente.

Hace algunos días todo parecía tan bien, me sentía libre y camino a la subida, pero a veces la realidad golpea tan fuerte y te tumba rápidamente hacia el piso.

La preocupación no me deja dormir, la ansiedad me tiene desenfocado, la soledad me pone triste pero esas son mis tres paredes y la reja es la depresión.

La espera ciertamente desespera, te esfuerzas para que las cosas cambien pero cuando ves que todo sigue igual comienzas a dudar de todo principalmente de ti mismo.

Ya has agotado tus recursos, quizá solo se necesite tiempo, pero es muy molesto esperar, es como si sintieras el peso de cada minuto, como si cada hora fuera eterna.

Comienzas a orar esperando una respuesta, sabes que te escucha pero no ves resultado, dicen que la fe es creer en lo que no ves, bueno ahora es buen momento para probarlo.

Cuando ya no te queda nada te das cuenta que solo dependes de Él, hasta este punto todo parecía teórico pero ahora sabes cómo se sintió Moisés frente al mar rojo, como se sintió Jeremías al pedir que cayera fuego del cielo, cómo se sintió José cuando estuvo en prisión o David cuando lanzó la piedra.

Y al recordar aquellas experiencias de esos hombres te das cuenta que tu problema es más simple y que Dios no ha cambiado, Él todavía sigue haciendo milagros y siempre escucha las oraciones sinceras.

Ahora sabes que sin Dios nada puedes hacer, que la vida depende de Él y que realmente todo sucede por su voluntad.

Y sin saber cómo te das cuenta que la reja está abierta, que otra vez comienzas a caminar en libertad, los problemas singuen allí pero hoy le has dejado tus cargas y tus dudas a Dios y sabes que Él nunca te fallará.

Sal de la prisión deja todas aquellas cosas que te detienen, ten aquella fe que mueve montañas, solamente cree y confía en Dios y el hará.

El silencio de Dios

Un joven de nombre José se encuentra en prisión esperando cumplir sus sueños sin saber que muy pronto se convertirá en el primer ministro de una nación.

Un hombre que bordea los cien años de edad cuyo nombre es Abraham espera en su tienda el poder ser padre, sin saber que pronto, de su descendencia se formará una gran nación

Un hombre desterrado de nombre Moisés espera poder liberar a su pueblo, sin saber que pronto se enfrentará al faraón y con la ayuda de Dios libertará a los suyos.

Un joven de nombre David espera poder ser rey escondido en una cueva, lo que no sabe es que pronto será el rey más ilustre que tuvo la nación de Israel.

Un hombre sumamente enfermo y atormentado espera conversar con Dios, sin saber que pronto escuchará la voz de Dios y será sumamente bendecido por su paciencia.

Existen momentos duros en los cuales pareciera que Dios no nos escucha o como si no nos viera.

En los momentos de prueba y lucha, en los momentos de dudas y temores, aquellos instantes que parecen eternos y en donde la fe y la esperanza parece escasear.

Aquellos momentos crueles de la vida que no diferencian edad son los que Dios utiliza para prepararnos y moldearnos, el horno de fuego y los desiertos son usados con sabiduría por nuestro creador para que estemos listos para la enorme bendición que Dios ya preparó de antemano para los que le amamos.

Aprendamos que cuando Dios hace silencio es porque está trabajando arduamente con amor para nuestro favor, aprendamos a no desmayar, aprendamos a esforzarnos para ser merecedores de su increíble gracia y aprendamos a alabarlo y amarlo en las buenas y en las malas.