Archivo de la etiqueta: miedo

Dame tu corazón

imagenescorazonesdemanos2Debería ser menos como yo y más como Tú.

Tú eres perfecto, estás tan lleno de amor, de misericordia y perdón.

Yo por el contrario siento que tengo tantas cosas que debería cambiar, quisiera poder ser más parecido a Ti.

Dame Jesús un corazón que te busque, que deje atrás los pecados que deseen encadenarlo para que busque tu verdad.

Tú eres sublime, tu hermosura no tiene igual, tu fidelidad jamás tendrás final.

Yo intento muchas veces ser mejor que ayer pero sé que en mis fuerzas jamás lo voy a poder alcanzar.

Dame un corazón que se entregue a Ti, que no se aferre a cosas ilusorias, sino que se rinda a tu gran bondad.

Tú eres el abrazo que siempre deseé y el amigo sincero que siempre necesité.

Yo intento más no puedo tener esa nobleza que Tú si tienes, encamíname para que pueda en cada paso parecerme a Ti.

Dame Jesús un corazón que pueda ser fiel en todo tiempo, para que pueda servirte sin tener miedo de fallar.

Tú eres el que me ha sostenido todo este tiempo, Él que ha impedido que cosas malas sucedan en mi vida.

Yo quiero responder a tus actos de amor, quiero cambiar para demostrarte que te amo por cada milagro que hiciste en mí.

Dame corazón que sepa agradecer todas las cosas que has hecho, que nunca olvide todo lo que haces por mí.

Deseo ser menos como yo y más como Tú.

 

 

Anuncios

Sé mi todo

necesitarLa vida es a veces tan confusa, las cosas no salen como las planeo y por ratos solo quisiera tenerte aquí conmigo y no dejarte ir.

He escuchado el sonido de mi corazón al quebrarse, he tomado entre mis manos los pedazos rotos y me he tardado semanas juntando sus piezas.

Por eso necesito que seas el amor que una las piezas de mi corazón, sé Tú el amor que restaure mi ser.

He sentido tanto miedo que he visto mis manos temblar solas, he sentido mi corazón agitarse y hasta me ha costado respirar.

Por eso necesito que me ayudes a ser valiente, que Tú me tomes de la mano cuando siento que yo no puedo más.

He estado tan estresado que he sentido la cabeza dolerme demasiado, se me ha hecho difícil mover los músculos del rostro y me he llenado de ansiedad.

Por eso necesito que seas mi paz, cuando los problemas vengan como olas que parezcan hundirme por favor abrázame fuerte y susúrrame cuánto me amas.

He estado tan perdido que me ha costado mucho poder seguir tus pasos, la oscuridad era tan fuerte que apenas pude ver el brillo de Tu luz alcanzándome.

Por eso necesito que sea Tú Luz la que alumbre mi vida, que seas el brillo que guíe cada uno de mis pasos para que no me aleje de Ti.

He estado tan solo que me acostumbré al sonido del silencio, sé lo que es estar rodeado de gente y sentir que no puedes hablar con ellas, sentir que nadie te extrañará.

Por eso necesito que seas mi amigo, se Tú la persona más importante de mi vida, aquel a quien corra cuando busque un consejo o quiera conversar.

Contigo en mi vida todo parece tener sentido, sé que todo me ayuda para bien, y sé que siempre estás a mi lado acompañándome y no dejándome ir.

¿Soy salvo?

cielo e infiernoHay personas que creen en Dios otras que no, pero estoy seguro que todos en algún momento nos hemos preguntado acerca del cielo, del infierno y de la muerte.

Cuando nos hacemos esa pregunta, nos entra miedo o intentamos responderla según lo que sabemos o lo que vagamente hemos escuchado.

La verdad es que según la biblia todos nosotros hemos pecado, todos nosotros merecemos el infierno por fallarle a Dios.

El infierno no es una discoteca gigante, es más como aquella pesadilla que hemos tenido de chicos, como juntar todos nuestros miedos en un solo lugar.

Lo que no nos dijeron es que no importa lo que hemos hecho, podríamos vivir una vida entera dedicada a los demás o donar todo lo que tenemos, y eso no nos daría la salvación o nos compraría el cielo.

Según la biblia el único requisito para ser salvos y para saber que podemos ir al cielo, es aceptar a Jesús en nuestros corazones y amarlo por encima de todo.

Jesús vino con la única misión de dar su vida por la tuya, Él se sacrificó para que nosotros tuviésemos la oportunidad de tener una opción de salvarnos.

Aquel castigo que tú y yo merecíamos Él lo soportó sin reclamos, Él fue torturado, tratado como un criminal y asesinado por el amor que nos tiene.

Jesús resucitó y Él nos conoce, Él sabe toda nuestra historia, Él conoce lo malo y lo bueno pero a pesar de eso Jesús nos ama.

Y cuando lo escogemos no solamente alcanzamos el cielo y la salvación, sino que también nuestros corazones son sanados, las heridas del alma son sanadas y una nueva fe y esperanza nacen en nuestros corazones.

Yo sé que no es fácil creer en Dios, que nunca será moda, que posiblemente muchos se burlen de aquellos que lo siguen, pero es el único camino para la salvación.

Nadie sabe cuándo va a morir, quizá esto pueda ser lo último que leas, así que hoy te invito a que ores y busques a Dios.

Hoy tienes la oportunidad de ser verdaderamente salvo, de tomar el único Camino que puede llevarte al Cielo.

Esperanza

esperanzaHoy me siento molesto contigo, veo mi vida y no es lo que esperaba, no se asemeja a lo que deseaba para mí.

He pasado momentos duros, todavía los sigo pasando, y sé que quizá los merezca, he cometido errores, no ha sido fácil crecer o ser adulto.

Me duele cuando veo que le pasan cosas malas a las personas que quiero, a las personas que me rodean y las quiero con todo el corazón.

Quisiera ser más fuerte o ser lo que las demás personas piensan o esperan que sea, pero a veces es muy difícil no equivocarse o resistir tanto.

Hoy siento que ya he perdido las fuerzas, ya no sé cómo resistir, mis habilidades no son suficientes para enfrentar o vencer el miedo.

Todos los muros en los que me apoyaba se han derrumbado, todos mis planes han quedado en el olvido.

Dios, Señor y Padre Celestial, por favor ayúdame, dale esperanza a mi corazón, sostenme porque no puedo seguir de pie.

Cuando veo mi corazón veo marcas en él, mi caminar no me agrada y estoy cansado de luchar sin motivo, necesito descansar en tu presencia.

Devuélveme la esperanza, aumenta mi fe para creer que puedes cambiar mi vida, para confiar en que en tus manos mi vida estará segura.

Quiero ser honesto contigo, no me importa lo que el resto piense, solo sé que necesito estar contigo, necesito ser lo que Tú quieres que yo sea para poder ser feliz.

En realidad ahora mismo siento que estoy molesto conmigo mismo, por no ser suficiente por haberte apartado y por pensar que podía ser feliz a mi manera.

Hoy te pido que por favor me ayudes nuevamente, que no me desprecies, por favor Jesús ayúdame a volver a empezar y andar en tu Camino.

Hoy quiero darlo todo para seguirte, darte mis energías, mi mente y corazón para ser todo aquello que diseñaste para mí y para que mi corazón vuelva a ser feliz a tu lado.

Dame esperanza, dame amor, dame fe, dame locura, dame pasión, dame todo aquello que necesito para ser solo tuyo y para volver a ser el cristiano que siempre he soñado ser.

Dime que existe

padre e hijoCómo un niño que abraza a su padre cuando siente miedo, así mis brazos desean abrazarte mi Padre Celestial.

Siento que soy un hombre agotado que conserva el corazón de un niño, soy un soldado que se encuentra herido y busca reposo.

Estoy cansado de las mentiras, estoy harto de la maldad, necesito recostarme en tu pecho para hallar paz.

Dios mío dime que a tu lado existe el descanso, dime que en tus brazos puedo sentirme otra vez aceptado.

Dios mío dime que en tu presencia existe la felicidad, dime que debajo de tus alas puedo hallar seguridad.

Jesús permíteme acercarme a ti, déjame abrazarte y llorar en tus hombros, mientras que con palabras agradezco tu gran bondad.

Necesito ver tu sonrisa, solo soy feliz si sé que he hecho tu voluntad, mi mayor anhelo es alegrar tu corazón.

La vida es tan vacía sin tu compañía, mi corazón estaría destrozado si no fuera porque tu amor lo restaura continuamente.

Dios mío dime que a tu lado existe la verdad, dime que tus palabras son sinceras y que junto a ti puedo hallar honestidad.

Dios mío dime que a tu lado existe el amor, dime que en tu compañía puedo encontrar cariño y perdón.

Mi dulce Dios y amada trinidad, díganme que en aquel hermoso cielo ya tengo preparado mi hogar.