Archivo de la etiqueta: paciencia

MAS EL FRUTO DEL ESPÍRITU ES

La Biblia es el manual para el hombre, es también la hoja de ruta para todos los cristianos, es una de las formas en la que Dios nos habla, es nuestro alimento espiritual y es el agua que va limpiando nuestra alma.

Pero si existiera un termómetro para medir nuestra temperatura espiritual o un test que pudiera revelar que tan buena es nuestra relación con Dios, sería el siguiente:

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Gálatas 5:22-23

Más el fruto del Espíritu: Jesús nos enseñó que cada árbol se conoce por su fruto (Lucas 6:44), por lo tanto, los frutos espirituales brotarán de aquellas personas que son espirituales, aquellos que verdaderamente aman a Jesús y tienen comunión con su Espíritu.

· Amor: El amor de Dios también conocido como ÁGAPE, es una clase de amor que solo podemos hallar en Dios, un amor que ora por sus enemigos, que pone la otra mejilla, que da sin pedir nada a cambio, que ama a su prójimo, que pone a Dios en el centro de su existencia.

· Gozo: Si tenemos amor inmediatamente comenzaremos a sentir el gozo que viene de Dios. No es una alegría momentánea el gozo del Señor es un júbilo por saber que hemos sido salvados, es una fortaleza al saber que tenemos un Dios que nos favorece.

· Paz: Si tenemos amor y gozo es inevitable no sentir paz. La paz de Cristo es distinta a la tranquilidad del mundo, su paz es capaz de hacernos estar confiados en las tormentas, es saber que, aunque caigan mil a nuestro lado, nosotros estamos cubiertos por sus brazos.

· Paciencia: Si tenemos amor, gozo y paz, entonces podemos ser pacientes. La paciencia de los santos nos ayuda a esperar con valor las promesas de Dios, no es una paciencia inactiva, sino que persistimos confiando en que Dios cumplirá su propósito en nosotros.

· Benignidad: Si tenemos amor, gozo, paz y paciencia, seremos benignos. Es un estado en el cual buscamos el bien de los demás, buscamos favorecer a nuestro prójimo, a la vez que buscamos complacer más a nuestro Salvador.

· Bondad: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia y benignidad, brotará de nosotros la bondad. Necesitamos aprender a ser bondadosos, Jesucristo nos dio un gran ejemplo de bondad, cuando alimentaba a los hambrientos, sanaba a los enfermos, enseñaba y ayuda a todos los que podía.

· Fe: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad y bondad será inevitable no tener fe. Si usted está convencido que está actuando como un verdadero creyente, le será fácil confiar en las cosas que están por venir, sabrá que, aunque sus ojos no lo vean ahora, la bendición ya está muy cerca.

· Mansedumbre: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad y fe, podemos ser Mansos. Un ejemplo de cómo podemos ser mansos lo encontramos en Moisés, a pesar de que al principio le costó, aprendió a ser obediente y humilde delante de Dios y de los hombres.

· Templanza: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe y mansedumbre, lograremos tener templanza. Aquel dominio propio que solo con una verdadera comunión con Dios podemos alcanzar, en la cual podemos estar firmes ante las tentaciones y deseos del mundo.

¿Cómo le fue en su Test?

Si carece de alguno de estos frutos es tiempo de volver a Jesús, oremos para que Él nos ayude en aquellas áreas en las cuales escaseamos y nos perfeccione día a día.

Anuncios

CARACTERÍSTICAS DE LOS PASTORES

Benditos sean todos aquellos que ejercen el llamado del Pastorado, aquel ministerio que, aunque muchas veces es menospreciado, es vital al cuerpo de Cristo.

Hoy quiero compartirles 12 cualidades o características que comparten nuestros queridos y amados pastores.

· Son poseedores de un hambre constante de conocimiento, sus mensajes son verdaderas enseñanzas a sus ovejas.

· Poetas, cuyos mensajes transmiten paz, sus palabras logran tocar el alma, nos hacen volver nuestro corazón a Dios.

· Poseen el carisma de un candidato a la presidencia, pero no para buscar su propio beneficio, sino que son impulsados por el amor de Dios.

· Conservan una paciencia digna de admiración, nunca se agota, a pesar de los constantes reclamos o pedidos de ayuda de los más débiles en la fe.

· Su capacidad de poder transportarnos al mensaje, como si tuvieran una máquina del tiempo y pudiéramos vivir las escrituras.

· Tienen la difícil tarea de corregir a otros, sus palabras pueden ser como clavos, pero esconden verdades únicas que ayudan a sus ovejas.

· Se convierten en Padres adoptivos de sus ovejas, muchas veces se preocupan tanto de ellos como si fueran sus verdaderos hijos.

· Mantienen una fe inquebrantable, muchos son sus momentos de prueba y de lucha, pero son héroes que se mantienen firmes.

· Siempre tienen una anécdota que les sirve de enseñanza, es increíble como son capaces de convertir su vida en una enseñanza constante.

· Reservados como un agente Secreto, no buscan fama, por el contrario, buscan ser un modelo para muchos, actuando prudentemente y con temor de Dios.

· “Están siempre en todas”, conocen y son capaces de hacer cada una de las labores de la iglesia, y no se avergüenzan si tienen que hacerlas.

· Les cuesta terminar a tiempo, su pasión por enseñar y ganar las almas, los hace querer predicar con ahínco y determinación.

Amen a sus pastores y oren constantemente por ellos, jamás olviden el esfuerzo y el sacrificio tan grande que tienen que hacer para llevarles cada semana la Palabra de Dios, y cómo siempre están prestos para ayudarlos, corregirlos, animarlos, exhortarlos y motivarlos para que no se extravíen, sino que sigan en el Camino.

No dudaré

llamado de DiosQuisiera quejarme de Ti por todas aquellas cosas que no comprendo.

Admito que por ratos he visto hacia el cielo con enojo y dolor.

No he podido comprender tu plan y tu Camino me parece difícil de seguir.

Sin embargo mi corazón guarda la esperanza de que al final todo salga bien.

He llorado muchas veces sin encontrar consuelo.

Mi interior se ha cansado de amar y ser paciente.

Pero mi corazón tiene fe de que muy pronto veré tu Luz alumbrándome.

He tropezado tantas veces haciendo todo a mi manera.

Dañé mi corazón intentando encontrar mi propia felicidad.

Y cuando quería rendirme, Tú siempre estabas dispuesto a ayudarme.

A pesar de mis rabietas siempre me trataste con ternura y amor.

Quiero creer que a tu lado todo puede mejorar.

Deseo tener fe de que todo esto es parte de tu gran plan.

Voy a dejar de ser un niño engreído para convertirme en el hombre que debo ser.

Dejaré de reclamar y caminaré por fe hacia aquellas metas que debo conquistar.

Daré mi vida para que puedas usarme en aquel destino que diseñaste para mí.

Cambiaré mi interior para poder servirte de corazón.

No voy a dudar de Ti, confiaré en que Tú sabes lo que es mejor.

Muchas veces intenté no dudar de Ti, pero me era difícil hacerlo.

Sin embargo hoy quiero dejar mis dudas atrás.

Mi amor por Ti me ha enseñado a escuchar Tu voz en los peores momentos.

Mi fe en Ti es la canción que ahora desea cantar mi corazón.

La duda desapareció al darme cuenta de que Tu amor me perdonó.

El amor que depositas en mí será mi impulso para ayudar a los demás y hacer lo correcto.

No me rendiré, seguiré marchando hacia adelante sin dudar de Ti.

No voy a dudar porque sé que a pesar de todo Tú a mi lado por siempre estarás.

Sin importar que tan oscura parezca la noche, sé que traerás un nuevo amanecer.

Y yo no dudaré más porque sé que todo lo que acontezca en mi vida es parte de tu gran plan para mí.

Tengo un sueño

ovejasTengo un sueño y se llama cristianismo.

En ese sueño hombres y mujeres viven felices sin temor al pasado, viven amando a sus prójimos y han hecho del amor su camino.

En ellos no existe, la mentira, el egoísmo, el odio, la desesperanza o la maldad.

En ellos abunda la fe, la verdad, la paz, la paciencia y el amor.

Ellos no viven bajo un sistema social errado, esclavizados por las modas, la frialdad corporativa o los males sociales.

Ellos siguen el buen Camino, por eso aman con respeto y bondad a sus prójimos.

Ellos son humildes pero eso no significa que sean pobres, buscan el bien entre ellos, se animan, se corrigen mutuamente y las murmuraciones están lejos de ellos.

Su patria no se encuentra en un lugar que podamos ver ahora, sus casas se llaman hogar y sus lugares de reunión no son sus templos porque ellos dicen que al juntarse se crea lo que conocemos como iglesia.

En sus reuniones los milagros ocurren, personas son cambiadas para bien, los deprimidos salen motivados, los tristes salen alegres y los enfermos son sanados.

Ellos han hecho de Jesús su Señor y esa es la base de todo lo que hacen, sus vidas reflejan a Dios, reflejan la bondad de un Dios que muchos no conocen.

Tengo un sueño muy seguido, lo sueño cada día, lo disfruto en cada momento, lo vivo en cada instante.

Seguir a Jesús es vivir en un sueño eterno e inolvidable, las pesadillas de una realidad oscura han quedado atrás y ahora mi realidad es vivir lo que parece un sueño en su compañía.

Te invito a vivir conmigo una vida de ensueño, te invito a seguir a Jesús.

Gózate en la prueba

Muchas veces pensamos que Dios se acuerda de nosotros cuando todo nos va bien, pensamos que solo debemos ser agradecidos en los momentos buenos y olvidamos que al igual que con Job, Dios habla cuando todo parece irnos mal.

Dios no solo habla en los momentos felices, Dios habla más fuerte en los momentos tristes, Él demuestra su poder no cuando todo te sale bien sino en tu debilidad.

Admiramos a los personajes bíblicos, pero los héroes de la fe, son llamados héroes debido a que pudieron soportar las tormentas, supieron guardar la fe hasta ese punto en el cual Dios demostró su gran poder.

Muchas veces pedimos ser cómo los apóstoles o profetas pero olvidamos que ellos cambiaron y mejoraron porque pasaron por aquel horno de fuego que es capaz de quitar las asperezas del alma y quitar las impurezas del corazón como aquel oro de gran precio.

¿Cómo se puede poner en práctica la fe si todo nos saliera bien, si no nos invadiera la dudad o sino tuviésemos que esforzarnos por creer?

No está escrito: Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas…

Y es que después de la prueba viene la prueba viene la recompensa, después del desierto se encuentra el oasis y tras cada tormenta saldrá el arco iris.

No nos rindamos ante las malas noticias, no nos sintamos derrotados ante el dolor, ni perdamos las esperanzas antes los problemas porque tenemos un Dios que nos ama y que no permitirá que pasemos por algo que no podamos soportar.

Guardemos la fe y recordemos que si te encuentras en medio de la tormenta nuestro Señor Jesús es capaz de calmar cualquier tormenta y traerá bonanza a tu vida.

Y aunque a veces pensemos que todo parece perdido no olvides que Dios espera hasta el último instante para demostrarnos que para el no hay nada imposible

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos; llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos. 2 Corintios 4:7-10