Esperanza

esperanzaHoy me siento molesto contigo, veo mi vida y no es lo que esperaba, no se asemeja a lo que deseaba para mí.

He pasado momentos duros, todavía los sigo pasando, y sé que quizá los merezca, he cometido errores, no ha sido fácil crecer o ser adulto.

Me duele cuando veo que le pasan cosas malas a las personas que quiero, a las personas que me rodean y las quiero con todo el corazón.

Quisiera ser más fuerte o ser lo que las demás personas piensan o esperan que sea, pero a veces es muy difícil no equivocarse o resistir tanto.

Hoy siento que ya he perdido las fuerzas, ya no sé cómo resistir, mis habilidades no son suficientes para enfrentar o vencer el miedo.

Todos los muros en los que me apoyaba se han derrumbado, todos mis planes han quedado en el olvido.

Dios, Señor y Padre Celestial, por favor ayúdame, dale esperanza a mi corazón, sostenme porque no puedo seguir de pie.

Cuando veo mi corazón veo marcas en él, mi caminar no me agrada y estoy cansado de luchar sin motivo, necesito descansar en tu presencia.

Devuélveme la esperanza, aumenta mi fe para creer que puedes cambiar mi vida, para confiar en que en tus manos mi vida estará segura.

Quiero ser honesto contigo, no me importa lo que el resto piense, solo sé que necesito estar contigo, necesito ser lo que Tú quieres que yo sea para poder ser feliz.

En realidad ahora mismo siento que estoy molesto conmigo mismo, por no ser suficiente por haberte apartado y por pensar que podía ser feliz a mi manera.

Hoy te pido que por favor me ayudes nuevamente, que no me desprecies, por favor Jesús ayúdame a volver a empezar y andar en tu Camino.

Hoy quiero darlo todo para seguirte, darte mis energías, mi mente y corazón para ser todo aquello que diseñaste para mí y para que mi corazón vuelva a ser feliz a tu lado.

Dame esperanza, dame amor, dame fe, dame locura, dame pasión, dame todo aquello que necesito para ser solo tuyo y para volver a ser el cristiano que siempre he soñado ser.

Anuncios

Jesús nos ama

niño orando

Un hombre sube a un bus pidiendo monedas ya que no consigue trabajo, mientras que muchos ricos lo miran mal y otros lo ignoran, él baja sonriente pensando: Sé que saldré adelante porque Jesús me ama.

Una madre se encuentra en el hospital viendo a su hijo recién nacido, ella estaba deprimida porque su pareja la abandonó al enterarse de su embarazo, pero ella al ver al bebé recupera la esperanza y no deja de decir: Gracias Jesús porque me amas.

Un joven camina triste por las calles al descubrir la infidelidad de su ahora ex novia, él sintió su corazón romperse frente a esa escena y mientras camina ve hacia el cielo buscando consuelo y ora: Ayúdame Jesús porque me amas.

Una joven se encuentra muy turbada en su habitación, se mira el espejo pensando que no le gusta a los demás por su apariencia, tiene en las manos un cuchillo pero de pronto lo arroja y dice: Debo ser fuerte porque yo sé que Jesús me ama.

Un escritor se encuentra llorando frente al computador al leer aquel mensaje que su corazón escribió, él solo quería inspirar a los demás pero Dios le dictó a una bella narración y no deja de pensar: Gracias Jesús porque me amas.

Una anciana se encuentra sola en un asilo, su familia dejó de visitarla y siente que ya nadie se acuerda de ella, sus compañeros intentan motivarla pero ella de pronto sonríe y le dice a los demás: No estoy sola porque sé que Jesús me ama.

Un anciano se encuentra cerca al final, analiza su vida y se da cuenta que ocasionó mucho dolor, recuerda las muchas veces que mintió, robó e hirió, y mientras el miedo lo embarga con la voz de su corazón dice: Si me amas perdóname Jesús.

Una chiquilla se siente decepcionada al darse cuenta que su amigo en quien confiaba no cumplió con las expectativas de su corazón, pero al ver a su familia tan unida no puede evitar decir: Yo sé que Jesús me ama.

Un niño ora en su habitación y le pide a Dios: Ayuda a mi padre y a mi madre a no pelear más, ayuda a mis amigos del cole a encontrarte y te pido por todos los demás para que vivan en paz, porque sé que tú Jesús nos amas.

Acércate a Dios

acercarse a DiosExisten momentos en donde creemos que fallamos tantas veces que nos sentimos indignos de acercarnos a Dios.

Permitimos que aquellas cosas que no tenemos nos desalienten y que nuestros deseos nos alejen del Camino.

Justificamos nuestros errores pensando que así nos sentiremos mejor pero eso solo nos hunde más.

Queremos tocar el cielo pero nuestros actos nos alejan cada vez más del amor de Dios.

Necesitamos la Luz pero el miedo nos hace quedarnos en la oscuridad.

Si tan solo supieras que nunca es tarde para comenzar otra vez y que Dios aún está dispuesto a llamarte hijo.

No tienes que excusarte con Él, porque aunque Dios ya lo sabe todo y conozca tus más profundos secretos, Él te sigue queriendo con el mismo amor que siempre ha sentido por ti.

Las lágrimas pueden inundar tu rostro, las heridas pudieron haber dejado marcas en lo profundo de tu ser y tu alma sigue desconsolada.

Lo único que necesitas es el abrazo del Padre que todo lo calma, necesitas la compañía de aquel que puede llenar aquel vacío que sientes en la soledad.

Nos sentimos insatisfechos, melancólicos o desgastados, viviendo vidas que no son para nosotros porque olvidamos el gran plan de Dios.

Acércate a Dios porque Él tiene la cura para todos los males de la humanidad, su amor es el bálsamo que todo lo restaura.

Pueda que pienses que Dios no te entiende o que está muy lejos de ti pero eso es porque olvidas que Él también ha sufrido y que dio su vida por amor a ti.

Él quiere venir a tu encuentro, abrazarte como el padre al hijo prodigo, mimarte como aquel pastor que encontró a su oveja perdida.

Acércate a Dios que nunca es tarde para volver a Él.

¿Qué debo hacer?

esperando

Tú sabes lo agotador que es intentar ser siempre el bueno, intentar ser un ejemplo y mantener las manos limpias en un mundo contaminado.

Me diste un don, me convertí en el pensador, utilicé los recursos que tenía a mi alcance para tratar de lograr un cambio y ayudar a los demás.

He escrito tantas cosas, he tipeado tantas frases, he tocado tantos temas, he abarcado más de lo que jamás pensé que podía llegar.

Y aquí sigo preguntándome: ¿Qué más debo hacer o qué más debo esperar?

Cada vez parecen ser menos los que leen de verdad, cada día me es más difícil hacer que entiendan los mensajes o que te encuentren a Ti entre mis versos.

A veces me pregunto: ¿Para qué escribir o porque seguir intentando hacer que piensen en Ti?

Los demás parecen vivir solo el presente sin importarles la eternidad o el infierno, no piensan en el castigo de sus acciones o en donde reposaran sus almas al morir.

Así que por favor Dios mío, dime: ¿Qué debo hacer?

Anthony, si me amas con todo lo que eres entonces niégate a ti mismo, toma tu cruz y ama a tu prójimo como a ti mismo.

Muchos no necesitan un modelo, sino un amigo o unos escritos que los motiven, que les devuelvan la fe, que les recuerden que yo todavía hago milagros, que sigo aquí para ellos.

Muchos necesitan recordar que yo sigo cambiando vidas, que yo soy el Camino, la verdad y la Vida, y que solo Yo soy la salvación que ellos necesitan.

Yo los amo, y tú puedes ser una voz que se los recuerde, puedes ser palabras que lleven mi mensaje y los haga arrepentirse y corregir su Camino.

No es por ti, soy Yo en ti el que hace que esto suceda, un solo pensamiento del Espíritu podría cambiar la vida de una persona y es por eso que si amas a tu prójimo debes permitirme usarte para escribir y llevarles mis mensajes.

No te rindas hijo mío, la recompensa que buscas llegará pronto, pero hasta entonces esfuérzate y no dejes que tu amor merme.

De ti depende si decides servirme y escribir para ayudar al resto o si te dejas vencer por el miedo, tus propios deseos y renunciar a tu don y talento.

Y si decides seguirme, entonces sé un mejor pensador y haz tus sueños más grandes, esfuérzate y demuestra el don que está en ti.

Especial por Cinco años: Piensa en Dios

pensadorAquel que logre cambiar sus pensamientos, logrará cambiar su vida.

Todo aquello en lo que pensamos influye enormemente en nuestra manera de vivir, no hay pensamiento que no afecte de manera alguna nuestro comportamiento.

Hoy en día estamos rodeados de pensamientos negativos y derrotistas, sin querer los dejamos anidar en nuestras mentes y crean depresiones y angustias que son muy difíciles de sobrellevar.

¿Entonces en que debemos pensar?

La ciencia no basta para calmar el corazón, el romance no puede traer paz ante los problemas de la vida y aún incluso la amistad más fuerte no puede ayudarnos a vencer las ansiedades del día a día.

Lo único que puede ayudarnos cuando el mundo nos falla, cuando la vida pesa demasiado es solamente Dios.

Conozco la historia de un joven que estando bajo una profunda tristeza y tomar una decisión que acabaría con su vida, lo único que lo salvó fue un pensamiento, él pensó en Dios.

A veces pensamos que Él está lejos y que no nos escucha, pero la verdad es que Dios siempre está cerca y dispuesto a ayudarnos cada vez que se lo pedimos.

Si callaras el alma y abrieras el corazón escucharías su voz diciéndote:

Hijo mío yo te conozco bien, no hay nada acerca de ti que Yo no sepa, no hay detalle de tu persona que me sea desconocido.

Yo sé cómo te estresas tratando de alcanzar las riquezas, sé lo mucho que te duele avanzar muchas veces, conozco lo mucho que te pesa tu pasado y lo mucho que piensas que nada cambiará.

Pero si hay algo en lo que debas pensar es en mí, sólo piensa en mí.

Yo seré tu apoyo cada vez que te sientas caer, seré el Camino cuando tus bases parezcan romperse, seré Él amor que nunca te dejará y el amigo que nunca te desamparará.

Sólo piensa en mí, cuando los sueños desaparezcan, cuando todo en lo que creías se desmorone, solo piensa en mí, amado hijo.

Y ese es el mensaje que busco dar con este blog, un mensaje de que en Dios tenemos más de lo que alguna vez podamos necesitar.

Espero que este blog lo haya ayudado a lo largo de estos cinco años y que en él siempre pueda encontrar la ayuda que necesita.

Muchas gracias por leerme y gracias a Dios por darme la oportunidad de escribir y poder ayudar a muchos a través de este blog.

Oraciones al Creador

orandoHay días en lo que todo parece tan corrupto, en donde la sinceridad y la honestidad parecieran haber muerto.

Días en los que el cielo pareciera cerrado, oscurecido por sombras de duda, temor y dolor.

Días en los cuales desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me dé un refugio, que me dé un lugar en el cual mi alma pueda hallar paz.

Existen momentos en donde la frialdad del resto congela el corazón y en donde todos parecen haberse apartado.

Momentos en los cuales extrañas los buenos momentos, extrañas a los amigos, a los hermanos, a la familia.

Momentos en los cuales desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me abrace, que pueda yo sentir su calor  para que el frío pueda huir de mí.

Hay circunstancias que parecen superarnos, que parecen ser muy difíciles de enfrentar y que pueden sacar lo mejor o lo peor de nosotros.

Circunstancias en las cuales te das cuenta que no eras tan fuerte, inteligente o hábil como pensabas.

Circunstancias en las cuales desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me de fuerzas, que me ayude a tomar la decisión correcta y que me demuestre que el cielo puede estar aquí.

Pero a pesar de eso, he aprendido que en todo tiempo puedo sonreír, porque me doy cuenta que seguir a Jesús fue la mejor decisión que pude tomar.

Porque en todo tiempo encuentro su amor, descubro la felicidad de estar a su lado y puedo estar seguro que Él nunca me abandona.

Y en todo tiempo desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me ayude a ser agradecido, que me enseñe a serle fiel y que pueda amarlo por toda la eternidad.

Dios ya lo sabe

Mírame, y ten misericordia de mí, Porque estoy solo y afligido.

Las angustias de mi corazón se han aumentado; Sácame de mis congojas.

Mira mi aflicción y mi trabajo, Y perdona todos mis pecados. Salmo 25:16-18

Piensas que las cargas son muchas y te sientes solo en un mundo que no entiende tu fe, crees que las tentaciones son demasiadas y te sientes herido en un mundo egoísta y sin amor.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, Dios nunca te ha dejado solo, Dios jamás te ha abandonado.

Sientes que tienes el corazón sangrando, crees que no habrá una gota de agua en ese desierto que estás pasando y sientes que te estás quemando en aquel horno.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, Dios es aquel que te da las fuerzas para seguir y el jamás te haría pasar por alguna prueba de la cual no pudieras salir victoriosa con su ayuda.

Piensas que no podrás aguantar y que la presión es mucha, crees que nadie te comprende y que tu trabajo no será recompensado.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, pero Dios necesita moldearte, Dios tiene grandes planes para ti y no solo en ese hermoso lugar celestial sino que aun en esta vida Dios tiene algo que ni siquiera eres capaz de soñar o imaginar.

Sientes que la corrección de Dios es muy dura y que estás dando mucho más de lo que puedes dar, crees que el tiempo pasa y no habrá respuesta.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, y no creas que Dios te abandonó, no pienses que Dios no ve tu dolor, si supieras el gran amor que tiene Dios por ti.

Si tan solo comprendieras que Dios se duele del castigo pero es necesario para que puedas crecer.

Si pudieras abrir el corazón entenderías que todo lo que Dios hace es porque para él no hay nada más importante que salvarte.

Dios limpiará todo lágrima, convertirá tu tristeza en alegría, te saciará de bendiciones, verás a tus generaciones con dicha y sabrás que todo lo que pasaste no fue en vano sino que Dios quería prepararte para tanto gozo y paz que ya están por venir sobre ti.

Ahora es tiempo que tu sepas el gran amor que Dios tiene para con sus hijos, es momento que para que aprendas a confiar en la fidelidad de tu Padre Celestial y te des cuenta del gran poder y responsabilidad que ha derramado sobre ti.

Así que no te rindas persevera hasta el fin, lucha cada día con valentía y demuéstrale al mundo lo grande que es tu Dios.

Agradecido

Si intentará decirte con palabras el enorme agradecimiento que siento por ti no alcanzarían las hojas para decirte agradecerte tanto.

He visto tu mano una y otra vez ayudándome y rescatándome de tantos momentos de prueba y desesperación, he visto tu gran amor dándome fuerzas y ánimos cuando pensé que todo estaba perdido.

Soy testimonio viviente que para ti nada es imposible, soy testigo de tu gran fidelidad, soy sincero al decir que Dios existe y nos ama más allá de lo que podamos comprender o merecer.

Agradecido estoy con Dios de que me hayas rescatado de una vida de fracasos y de tristezas, agradecido estoy contigo mi Dios de que me hayas salvado de una vida condenada al dolor y a la destrucción.

¿De qué forma podrá pagar hombre alguno lo que tú hiciste por nosotros al morir en una cruz? ¿De qué forma podrá el hombre agradecerte por todo lo que haces cada día?

Jesús tan grande eres tú y tan digno de todo honor que si nosotros no te alabáramos aún las piedras te alabarían, pero es mi deseo alabarte con todas mis fuerzas y mi anhelo exaltarte todos los días de mi vida.

Gracias Jesús porque tú fuiste el soplo que nos dio vida cuando estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, gracias porque tú fuiste la luz que nos alumbró cuando solo veíamos tinieblas y sombras de muerte.

Agradecido estoy contigo mi Dios, porque siendo aún como soy te fijaste en mi, agradecido estoy contigo mi Creador porque nunca me has abandonado.

Padre anhelo que mi vida sea una sinfonía de adoración para ti, Padre te pido que mi corazón sea una melodía que bendiga tu Santo nombre por todo lo que haces por mí.

¿Porqué pensar en Dios?

Desastres naturales, crisis financieras, muerte, enfermedades, aumento de la violencia, etc.

Vivimos en un mundo convulsionado, vivimos en un mundo que pareciera condenado a su autodestrucción.

La humanidad entera pareciera haberse vuelto loca, aumentan la depresión y el stress, los asesinatos crueles parecieran ya normales, y ya nadie se siente seguro ni siquiera en su propio hogar.

Aún así nos preguntamos porque debemos pensar en Dios.

Déjenme darles mi opinión:

En mi opinión ahora más que nunca necesitamos pensar en Dios.

Hemos perdido los valores y principios que mantenían la cordura en la sociedad, valores y principios que encontrábamos en la biblia (la palabra de Dios).

Hemos olvidado lo que es el amor, lo hemos reemplazado por el sexo y el egoísmo; bien dice la biblia que Dios es el amor (1Juan4:8), al olvidarnos de Dios también nos olvidamos del amor verdadero.

Hemos dado rienda suelta a nuestros deseos y locuras, al desobedecer los mandamientos de Dios hemos causado que la juventud se corrompa y que se pierda el respeto a cualquier tipo de autoridad.

Por último al negar su existencia perdimos la fe y comenzamos a creernos autosuficientes, olvidando que solo somos humanos y que tarde o temprano todos enfrentaremos la muerte.

¿Porqué pensar en Dios? Porque es evidente que sin Él la humanidad ha perdido el Camino, porque es evidente que la humanidad necesita la ayuda de su Creador.

Hermanos y amigos la única salvación para la humanidad se encuentra en Jesús, solamente Él es el camino la verdad y la vida (Juan 14:6), y como dice su palabra separados de Él nada podemos hacer (Juan15:5).

¿Nunca te ha pasado?

¿Nunca te ha pasado que te has congelado frente a alguien?

¿Nunca te ha pasado que no sabes lo que sientes?

¿Nunca te ha pasado que estás indeciso cuando piensas en eso?

¿Nunca te ha pasado que tu mundo da vueltas cuando la ves?

¿Nunca te ha pasado que comienzas a sentir dudas sobre todos lo que habías creído?

¿Nunca te ha pasado que comienzas a cuestionarte sin ningún sentido aparente

Nunca te ha pasado que estás contento y cantas sin razón aparente?

Si nunca te ha pasado algo como eso, estas a salvo de uno los mayores virus de la historia, el virus denominado “enamoramiento”.

Así es, usted es uno de los sobrevivientes a este nuevo tipo de virus que se esparce cada vez más sobre todos nosotros.

Si usted padece de una de estas reacciones no se preocupe solo encuentre el motivo, una vez encontrado pregúntese si vale la pena seguir sintiéndose así por el motivo encontrado, y  si vale la pena cambiar uno de estos hábitos por ese motivo.

Piénselo muy bien su vida puede estar en riesgo de cambios.