Ayudarte a ayudarme

En mi propia vida entendí que una de las razones por las cuales podemos tener una mejor vida espiritual y estar más unidos con Dios es cuando estamos decididos en rendirnos a Él.

Hace poco leí la siguiente frase: Dios prometo ayudarte a ayudarme,  esas palabras tocaron mucho mi corazón

Aquello significó para mí que deseaba que Dios me cambie y si para alcanzarlo debía poner todo de mi parte, yo estaba dispuesto a obedecerlo en todo.

Cuando nacemos de nuevo, estamos dispuestos a ser moldeados por Dios porque tenemos el primer amor encendido y todo nos parece nuevo e increíble, y así es como debemos ser siempre, jamás debemos perder aquellas cosas que nos hacen mejores cristianos.

El apóstol Pablo uno de los hombres más inspiradores y más usados por Dios nos dijo: De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2Corintios 5:17

Dios quiere una mejor vida para nosotros, pero para alcanzarla debemos empezar otra vez y alejarnos de aquellas acciones y actitudes que nos impiden seguirle.

Y también nos enseñó: Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Gálatas 2:20

Tenemos que aprender a rendir nuestra voluntad a Dios, si en un mensaje Dios nos habla acerca de la importancia de leer la Biblia, entonces leamos la Biblia, si nos habla acerca de orar entonces debemos ponerlo en práctica y comencemos a orar.

Tenemos que menguar para que Cristo se forme en nosotros y la mejor forma de hacerlo es dejando que Él se siente en el trono de nuestro corazón.

Puede haber muchas excusas para no querer obedecer, pero, ¿Qué tan deseoso se encuentra usted de salir de sus problemas o de querer un cambio en su forma de ser?

Entre más rápido nos decidamos convertir a Dios en el centro de nuestra vida más rápido comenzaremos a notar los grandes cambios y el fruto de su Espíritu en nosotros.

Comencemos a ser más cómo Jesús, sigamos sus pisadas, aprendamos de Él, permitamos que nos ayude y pongamos todo de nuestra parte para ser mejores.

El marginado

marginadoLa vida me había golpeado muy fuerte, sentí lo que es perder todo y sentir que todos te olvidaran, pero Tú nunca te fuiste de mi lado.

Podía irme lejos, dejar de buscarte, ignorarte con todas las fuerzas de mi ser, pero Tú siempre estabas cerca, Tú me buscabas a mí.

¿Y que podría tener alguien como yo para que Tú me buscaras, para que vinieras a mi encuentro en mi peor momento?

Cuando todos me rechazaron Tú me abrazaste con fuerza, te sentaste a mi costado hasta que deje de llorar.

Has hecho lo mismo cada vez que me he apartado, me has hablado al corazón hasta que ya no pude ignorar tus gestos llenos de amor.

Dios, Tú eres tan grande y excelso y yo tan solo un soplo, no tengo grandes sumas o grandes talentos, pero estás aquí amándome a mí.

Mi corazón es quizá lo único preciado que puedo darte, pero está lastimado, está roto en muchas partes, está quebrantado por los golpes.

Pero Tú lo miras con agrado como si fuera algo realmente valioso, te lo entrego porque no tengo nada más, pero Tú sonríes al tomarlo.

Sé que hay personas que me quieren pero nunca había sentido un amor tan profundo, nunca había sentido tanto calor llenar en mi interior.

Yo era un marginado, alguien que muchas se sentía olvidado, pero Tú el ser más grande del universo has venido a mi encuentro.

Has venido a demostrarme que te importo, me has dicho desde que llegaste lo mucho que me aprecias y me amas.

Ya no soy más un marginado, yo soy alguien que depende de Ti, soy alguien que es amado, soy tu hijo.

Y mi vida nunca antes había tenido tanto valor como ahora que me encontré contigo, mi único propósito es servir y amar al que me dio la vida.

Nunca más me alejaré de Ti, no volveré a ignorarte, ni me apartaré de tu abrazo, porque lo único que realmente yo amo, es el poder estar a tu lado.

Grito de auxilio

clamorMi corazón eleva a ti un grito de auxilio, un clamor desesperado pidiendo tu ayuda, porque se agotan mis fuerzas y mi fe.

Hay tantas cosas que ahora no entiendo y antes creía comprender, siento que por ratos crezco y a veces siento que sigo igual.

Por las noches el miedo me asalta, sintiendo que han desalojado los sueños de mi corazón y que estoy frente a mi mayor temor.

Me siento como un torpe que pelea inútilmente contra su propia maldad, mi voluntad mengua y no se cuanto más pueda resistir.

He visto la maldad que puede haber en el corazón y te ruego que yo nunca termine convirtiéndome en todo aquello que aborrezco.

Sé que no soy lo suficientemente fuerte o hábil para poder soportar todas las pruebas que vendrán.

Por eso necesito tu ayuda y tu dirección, escucha este grito de auxilio de un corazón que necesita de Ti.

Por ratos parezco ser una sombra, un forastero que no logra encajar, que no halla un lugar, ni cabida en este mundo.

Mis pasos no son siempre rectos, dudo mucho y me cuesta seguir cuando el Camino se vuelve empinado.

Ruego que por favor limpies mi corazón para que sea digno de sostener tu mano y me ayudes a seguir.

Dale fuerzas a mi corazón para poder seguir, porque está muy cansado y herido, tras varias caídas y descontentos.

Me siento tan perdido cuando no logro ver la luz de Tu corazón, cuando te pierdes de mi vista y me falta Tu amor.

Conviértete en el la luz de mi amanecer, haz que resplandezca tu gracia sobre todos mis miedos y tu misericordia alumbre sobre todos mis fracasos.

Sé mi socorro en estos tiempos de dolor, sé mi auxilio en mis momentos de crisis y mi consuelo en los momentos de angustia.

Escucha el clamor de mi mente, las palabras que te susurran mi alma y el grito de auxilio de mi corazón.

Y te amo

JesúsLa corriente trata de arrastrarme, tengo el alma empapada y estoy luchando mucho para mantenerme a flote y seguir avanzado pero a pesar de mis caídas sé que Tú me amas

Me equivoque tratando de demostrar que tenía razón, creí que aquel sendero era el correcto, así que ahora corrijo mis pasos para dirigirme hacia Ti pero a pesar de mis errores sé que Tú me amas.

Hoy tuve un mal día, me enojé, discutí y sufrí, incluso por ratos dudé de tu existencia pero a pesar de mis dudas sé que Tú me amas.

Sé que a veces mientras aprendo y me esfuerzo por seguirte sin querer cometo errores y lastimo a algunos pero a pesar de mis faltas sé que Tú me amas.

Algunas veces no soy paciente, me cuesta esperar el tiempo correcto y he cometido locuras al adelantarme pero a pesar de mis apuros sé que Tú me amas.

Y es que yo soy tan frágil y tengo presente que si no me extendieras la mano yo no me levantaría.

Y es que sé que me pierdo fácilmente y tengo presente de que si no fuera por tu guía no me encontraría.

Y es que a pesar de todos mis intentos sé que soy débil y tengo presente de que si no fuera por tu aliento yo me rendiría.

Y es que aunque intento hacer lo correcto a veces me equivoco y tengo presente que si no fuera por tu amor yo no existiría.

Y es que a veces la realidad no basta, las mentiras nos doblegan, nos convertimos en aquello que odiamos y tengo presente que si no fuera por ti no podría salvarme de mí mismo.

Tengo tantas gracias que decirte.

Tengo verdades que contarte.

Tengo tantas oraciones que debes escuchar.

Tengo tantas heridas que debes sanar.

Tengo tantas risas que compartir contigo.

Y si tan sólo resumiera todo lo que he escrito, entonces solo tendría que decirte: Y te amo.

Especial por Cinco años: Piensa en Dios

pensadorAquel que logre cambiar sus pensamientos, logrará cambiar su vida.

Todo aquello en lo que pensamos influye enormemente en nuestra manera de vivir, no hay pensamiento que no afecte de manera alguna nuestro comportamiento.

Hoy en día estamos rodeados de pensamientos negativos y derrotistas, sin querer los dejamos anidar en nuestras mentes y crean depresiones y angustias que son muy difíciles de sobrellevar.

¿Entonces en que debemos pensar?

La ciencia no basta para calmar el corazón, el romance no puede traer paz ante los problemas de la vida y aún incluso la amistad más fuerte no puede ayudarnos a vencer las ansiedades del día a día.

Lo único que puede ayudarnos cuando el mundo nos falla, cuando la vida pesa demasiado es solamente Dios.

Conozco la historia de un joven que estando bajo una profunda tristeza y tomar una decisión que acabaría con su vida, lo único que lo salvó fue un pensamiento, él pensó en Dios.

A veces pensamos que Él está lejos y que no nos escucha, pero la verdad es que Dios siempre está cerca y dispuesto a ayudarnos cada vez que se lo pedimos.

Si callaras el alma y abrieras el corazón escucharías su voz diciéndote:

Hijo mío yo te conozco bien, no hay nada acerca de ti que Yo no sepa, no hay detalle de tu persona que me sea desconocido.

Yo sé cómo te estresas tratando de alcanzar las riquezas, sé lo mucho que te duele avanzar muchas veces, conozco lo mucho que te pesa tu pasado y lo mucho que piensas que nada cambiará.

Pero si hay algo en lo que debas pensar es en mí, sólo piensa en mí.

Yo seré tu apoyo cada vez que te sientas caer, seré el Camino cuando tus bases parezcan romperse, seré Él amor que nunca te dejará y el amigo que nunca te desamparará.

Sólo piensa en mí, cuando los sueños desaparezcan, cuando todo en lo que creías se desmorone, solo piensa en mí, amado hijo.

Y ese es el mensaje que busco dar con este blog, un mensaje de que en Dios tenemos más de lo que alguna vez podamos necesitar.

Espero que este blog lo haya ayudado a lo largo de estos cinco años y que en él siempre pueda encontrar la ayuda que necesita.

Muchas gracias por leerme y gracias a Dios por darme la oportunidad de escribir y poder ayudar a muchos a través de este blog.

Dios y mi primer lugar

Es difícil darse cuenta que con el pasar del tiempo, comenzamos a apagar nuestro amor por Dios, ese primer amor que sentíamos tan fuerte y el cual nos impulsaba cada día a buscarle, con el tiempo parece enfriarse y ahora nos cuesta acercarnos a
Él.

Ponemos nuestra vista y atención en otras cosas, y descuidamos lo más importante de nuestra vida, olvidamos de donde nos sacó Dios y la razón por la cual nos acercamos a Él la olvidamos porque ahora gracias a Él ya estamos bien.

Comenzamos a aburrirnos de leer la biblia, y el orar ya hasta llega a parecer innecesario, esto causa como consecuencia que poco a poco seamos más “liberales” en nuestra manera de vivir, comenzamos a permitirnos cosas que antes no hacíamos y así poco a poco el enemigo va ganando terreno en nuestros corazones.

Seguimos yendo a la iglesia pero ahora ya lo hacemos por rutina, nos volvemos fariseos e hipócritas porque ya no vivimos el evangelio pero exigimos que los demás si lo hagan y el corazón frío ya no siente la diferencia.

Pero Dios que es rico en misericordia, aún sigue amándonos, Dios sabe nuestra condición y es paciente, la biblia dice que Dios deja las noventa y nueve para rescatar a la oveja extraviada, así que si tú sabes que estas mal delante de Dios, si reconoces que perdiste el primer amor por Él, entonces con un corazón sincero y humillado pídele a Dios que renueve tu primer amor, acércate al amor y pídele que te llene con un amor renovado por Él.

Pero si no vuelves tu corazón a Dios, entonces Dios te vomitará de su boca porque Dios que es Santo no tolerará que le des una parte de tu corazón, Dios quiere que le des todo tu corazón, Dios merece ser la razón más fuerte para vivir y para amar.

Dios debe ser el primer lugar en el corazón del creyente, debe ser el primer lugar en el corazón de aquellos que realmente lo conocen, Dios no es religión pero si es un estilo de vida; amar a Dios no es fanatismo es locura, pero estamos locos de amor por Él.

Dios es el único que siempre estará a tu lado en las buenas y en las malas, Dios es el único que puede saciar el gran vacío que llevamos en el corazón y Dios es el único que te puede amar como nadie más te amará.

¿Estás dispuesto a amar a Dios sobre todas las cosas?