Archivo de la etiqueta: placeres

LA BELLEZA DEL EVANGELIO

Antiguamente la biblia se enseñaba en los colegios, y a los niños se les enseñaba a orar.

Los diez mandamientos eran parte de las constituciones y de las cortes de derecho en muchos países.

Las personas conocían más de Dios y de los personajes que se encuentran en la biblia.

Hoy en día se rechaza la biblia en los colegios, se prohíbe cada vez más hablar abiertamente de Dios y se ha perdido el conocimiento de la biblia.

Muchos han olvidado la pureza de la biblia y la belleza del evangelio.

· La biblia enseña valores que ahora parecen casi inexistentes, provee rectitud y principios morales que todos necesitamos conocer.

· La palabra de Dios nos enseña a amar correctamente, ayudar a nuestro prójimo, tener tolerancia y evitar el egoísmo.

· Las sagradas escrituras ayudan a devolver el amor familiar, enseña a respetar a nuestra pareja y brinda fundamentos para crear un buen hogar.

· La biblia provee numerosas historias, cada una de ellas nos enseñan a tomar buenas decisiones y a pensar en las consecuencias de nuestros actos.

· La palabra de Dios ha brindado esperanza a miles de personas a lo largo de la historia, provee fe para resistir los días malos.

· Las sagradas escrituras permitían a las personas discernir el bien del mal, abría los ojos cegados por el pecado y los malos placeres.

· La biblia nos enseñaba un modelo de conducta adecuado, en cada personaje podíamos apreciar virtudes y carencias que podíamos tomar o rechazar.

· La palabra de Dios brinda innumerables consejos para ser sabios, provee conocimientos que nos ayudan a ser mejores personas.

· Las sagradas escrituras proveían paz a las almas angustiadas, traía calma ante el constante estrés y las preocupaciones del día a día.

· La biblia es un tesoro para todo aquel que la lee, cada una de sus páginas encierra verdades, fundamentos y principios para nuestras almas.

· La palabra de Dios nos ayuda a responder las grandes interrogantes de la humanidad, nos brinda un propósito y una identidad.

· Las sagradas escrituras, nos hacen sentir amados por nuestro Creador, nos relatan la mayor historia de entrega y amor de toda la creación.

· El evangelio tiene el poder de restaurar la vida de una persona.

· El evangelio convierte a personas destruidas en nuevas criaturas.

· El evangelio aparta al pecador de su mal andar.

· El evangelio sana los corazones quebrantados.

· El evangelio restaura la comunión de la humanidad con su Creador.

· El evangelio permite que podamos recibir el regalo de la salvación.

· El evangelio nos hace conocer a Cristo Jesús.

Síganos en nuestras redes sociales:

VIENEN POR TI

Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Lucas12:20

¿De qué sirvió tú Smartphone o tú iPhone, al lugar donde vas ya no entrará la señal, todo será dolor y oscuridad?

¿Por qué permitiste que tus ojos se desviaran de Jesús, te dejaste llevar por la corriente del mundo y te olvidaste del corazón?

Buscaste los placeres, nunca te negaste a ningún vicio, sabías que eso te consumiría y hoy ya es demasiado tarde.

¿Cómo no te diste cuenta que perdías lentamente el primer amor, cómo dejaste las pequeñas cosas y te conformaste con la apariencia?

Causaste tantos males, no te diste cuenta de lo mucho que tu orgullo hería a los demás, cuántas vidas afectó tu maldad.

Olvidaste las palabras del Maestro y no fuiste vigilante, creíste que tenías tiempo de sobra y neciamente actuaste.

Te importó más las prendas que limpiar tu alma, vestías ropas finas pero tu alma manchada mendigaba amor.

Anhelaste el conocimiento, los cargos y el orgullo, rechazaste la compasión, la fraternidad entre hermanos y el amor que solo Cristo da.

Creíste que el dinero todo lo podría comprar, pero no hay dinero que pueda rescatarte del lugar en donde ahora irás.

¿Cuántos te extrañarán de verdad, cuántos pensarán en ti cuándo ya no estés entre los vivos o que legado dejará tu partida?

Y el ángel mira desde el cielo…

Haciéndose distintas preguntas según el comportamiento de cada ser…

Meditando en cómo el ser humano olvida su mortalidad.

Fácilmente olvidan que existe la eternidad.

Síganos en nuestras redes sociales:

LA IMPORTANCIA DE SUS PALABRAS

Pero ellos nada comprendieron de estas cosas, y esta palabra les era encubierta, y no entendían lo que se les decía. Lucas 18:34

Jesús una vez más comienza a explicarle a los discípulos acerca de que es necesario que vayan a Jerusalén, les abre el corazón y les narra los padecimientos que Él va a sufrir, de como será humillado y golpeado hasta el punto en que dará su vida y resucitará al tercer día.

Sin embargo, ellos no comprendían todo lo que Él les decía, sí estaban escuchándolo, pero no podían entender la profundidad de sus palabras, sí lo estaban viendo, pero no comprendían la importancia de su sacrificio.

Otra versión nos dice: Pero ellos no entendieron nada de esto. La importancia de sus palabras estaba oculta de ellos, y no captaron lo que decía. Lucas 18:34

Existen personas a las cuáles les predicamos el evangelio y no son capaces de entenderlo, no se dan cuenta de la importancia que tiene la salvación para sus vidas, esta encubierto para ellos la gravedad de sus pecados.

Incluso existen cristianos que asisten a la Iglesia y no comprenden los mensajes, Jesús les está abriendo el corazón, pero no captan lo que se les dice, no entienden que Cristo los está llamando, que quiere corregir su andar.

¿Qué podemos hacer para evitar que eso nos ocurra, y que podemos hacer que otros puedan entender el mensaje del evangelio?

El capítulo no termina allí, inmediatamente después nos cuentan acerca de un hombre ciego, que se encontraba sentado junto al Camino. Al escuchar el alboroto de la multitud que comenzó a seguir a Jesús, preguntó qué era aquello. Le dijeron: Es Jesús.

Aquel hombre no lo piensa más y comienza a gritar: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! Algunos intentaban callarlo, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! Lucas 18:38-39

Jesús se detiene, aunque una multitud lo estaba siguiendo, el clamor de un alma que lo llamó con el corazón hizo que lo mandara llamar. Jesús lo observa y le pregunta: ¿Qué quieres que te haga?

¿Qué deseas que Jesús haga por ti? Algunos pedirían riquezas, otros que cumpla sus sueños, otros que sean famosos, otros placeres, lujos o fama. Aquel ciego respondió: ¡Quiero ver!

Quizá es tiempo de gritar como aquel ciego, es tiempo de luchar contra aquellas cosas que intentan que callemos y clamar más alto, para que podamos recobrar la vista, para que podamos entender la palabra de Dios, para que comprendamos los mensajes, para que otros abracen el evangelio.

Jesús le dijo: Recíbela, tu fe te ha salvado. Lucas 18:42

Síganos en nuestras redes sociales: