Archivo de la etiqueta: prójimo

LA BELLEZA DEL EVANGELIO

Antiguamente la biblia se enseñaba en los colegios, y a los niños se les enseñaba a orar.

Los diez mandamientos eran parte de las constituciones y de las cortes de derecho en muchos países.

Las personas conocían más de Dios y de los personajes que se encuentran en la biblia.

Hoy en día se rechaza la biblia en los colegios, se prohíbe cada vez más hablar abiertamente de Dios y se ha perdido el conocimiento de la biblia.

Muchos han olvidado la pureza de la biblia y la belleza del evangelio.

· La biblia enseña valores que ahora parecen casi inexistentes, provee rectitud y principios morales que todos necesitamos conocer.

· La palabra de Dios nos enseña a amar correctamente, ayudar a nuestro prójimo, tener tolerancia y evitar el egoísmo.

· Las sagradas escrituras ayudan a devolver el amor familiar, enseña a respetar a nuestra pareja y brinda fundamentos para crear un buen hogar.

· La biblia provee numerosas historias, cada una de ellas nos enseñan a tomar buenas decisiones y a pensar en las consecuencias de nuestros actos.

· La palabra de Dios ha brindado esperanza a miles de personas a lo largo de la historia, provee fe para resistir los días malos.

· Las sagradas escrituras permitían a las personas discernir el bien del mal, abría los ojos cegados por el pecado y los malos placeres.

· La biblia nos enseñaba un modelo de conducta adecuado, en cada personaje podíamos apreciar virtudes y carencias que podíamos tomar o rechazar.

· La palabra de Dios brinda innumerables consejos para ser sabios, provee conocimientos que nos ayudan a ser mejores personas.

· Las sagradas escrituras proveían paz a las almas angustiadas, traía calma ante el constante estrés y las preocupaciones del día a día.

· La biblia es un tesoro para todo aquel que la lee, cada una de sus páginas encierra verdades, fundamentos y principios para nuestras almas.

· La palabra de Dios nos ayuda a responder las grandes interrogantes de la humanidad, nos brinda un propósito y una identidad.

· Las sagradas escrituras, nos hacen sentir amados por nuestro Creador, nos relatan la mayor historia de entrega y amor de toda la creación.

· El evangelio tiene el poder de restaurar la vida de una persona.

· El evangelio convierte a personas destruidas en nuevas criaturas.

· El evangelio aparta al pecador de su mal andar.

· El evangelio sana los corazones quebrantados.

· El evangelio restaura la comunión de la humanidad con su Creador.

· El evangelio permite que podamos recibir el regalo de la salvación.

· El evangelio nos hace conocer a Cristo Jesús.

Síganos en nuestras redes sociales:

MAS EL FRUTO DEL ESPÍRITU ES

La Biblia es el manual para el hombre, es también la hoja de ruta para todos los cristianos, es una de las formas en la que Dios nos habla, es nuestro alimento espiritual y es el agua que va limpiando nuestra alma.

Pero si existiera un termómetro para medir nuestra temperatura espiritual o un test que pudiera revelar que tan buena es nuestra relación con Dios, sería el siguiente:

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Gálatas 5:22-23

Más el fruto del Espíritu: Jesús nos enseñó que cada árbol se conoce por su fruto (Lucas 6:44), por lo tanto, los frutos espirituales brotarán de aquellas personas que son espirituales, aquellos que verdaderamente aman a Jesús y tienen comunión con su Espíritu.

· Amor: El amor de Dios también conocido como ÁGAPE, es una clase de amor que solo podemos hallar en Dios, un amor que ora por sus enemigos, que pone la otra mejilla, que da sin pedir nada a cambio, que ama a su prójimo, que pone a Dios en el centro de su existencia.

· Gozo: Si tenemos amor inmediatamente comenzaremos a sentir el gozo que viene de Dios. No es una alegría momentánea el gozo del Señor es un júbilo por saber que hemos sido salvados, es una fortaleza al saber que tenemos un Dios que nos favorece.

· Paz: Si tenemos amor y gozo es inevitable no sentir paz. La paz de Cristo es distinta a la tranquilidad del mundo, su paz es capaz de hacernos estar confiados en las tormentas, es saber que, aunque caigan mil a nuestro lado, nosotros estamos cubiertos por sus brazos.

· Paciencia: Si tenemos amor, gozo y paz, entonces podemos ser pacientes. La paciencia de los santos nos ayuda a esperar con valor las promesas de Dios, no es una paciencia inactiva, sino que persistimos confiando en que Dios cumplirá su propósito en nosotros.

· Benignidad: Si tenemos amor, gozo, paz y paciencia, seremos benignos. Es un estado en el cual buscamos el bien de los demás, buscamos favorecer a nuestro prójimo, a la vez que buscamos complacer más a nuestro Salvador.

· Bondad: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia y benignidad, brotará de nosotros la bondad. Necesitamos aprender a ser bondadosos, Jesucristo nos dio un gran ejemplo de bondad, cuando alimentaba a los hambrientos, sanaba a los enfermos, enseñaba y ayuda a todos los que podía.

· Fe: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad y bondad será inevitable no tener fe. Si usted está convencido que está actuando como un verdadero creyente, le será fácil confiar en las cosas que están por venir, sabrá que, aunque sus ojos no lo vean ahora, la bendición ya está muy cerca.

· Mansedumbre: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad y fe, podemos ser Mansos. Un ejemplo de cómo podemos ser mansos lo encontramos en Moisés, a pesar de que al principio le costó, aprendió a ser obediente y humilde delante de Dios y de los hombres.

· Templanza: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe y mansedumbre, lograremos tener templanza. Aquel dominio propio que solo con una verdadera comunión con Dios podemos alcanzar, en la cual podemos estar firmes ante las tentaciones y deseos del mundo.

¿Cómo le fue en su Test?

Si carece de alguno de estos frutos es tiempo de volver a Jesús, oremos para que Él nos ayude en aquellas áreas en las cuales escaseamos y nos perfeccione día a día.

Síganos en nuestras redes sociales:

¿Qué debo hacer?

esperando

Tú sabes lo agotador que es intentar ser siempre el bueno, intentar ser un ejemplo y mantener las manos limpias en un mundo contaminado.

Me diste un don, me convertí en el pensador, utilicé los recursos que tenía a mi alcance para tratar de lograr un cambio y ayudar a los demás.

He escrito tantas cosas, he tipeado tantas frases, he tocado tantos temas, he abarcado más de lo que jamás pensé que podía llegar.

Y aquí sigo preguntándome: ¿Qué más debo hacer o qué más debo esperar?

Cada vez parecen ser menos los que leen de verdad, cada día me es más difícil hacer que entiendan los mensajes o que te encuentren a Ti entre mis versos.

A veces me pregunto: ¿Para qué escribir o porque seguir intentando hacer que piensen en Ti?

Los demás parecen vivir solo el presente sin importarles la eternidad o el infierno, no piensan en el castigo de sus acciones o en donde reposaran sus almas al morir.

Así que por favor Dios mío, dime: ¿Qué debo hacer?

Anthony, si me amas con todo lo que eres entonces niégate a ti mismo, toma tu cruz y ama a tu prójimo como a ti mismo.

Muchos no necesitan un modelo, sino un amigo o unos escritos que los motiven, que les devuelvan la fe, que les recuerden que yo todavía hago milagros, que sigo aquí para ellos.

Muchos necesitan recordar que yo sigo cambiando vidas, que yo soy el Camino, la verdad y la Vida, y que solo Yo soy la salvación que ellos necesitan.

Yo los amo, y tú puedes ser una voz que se los recuerde, puedes ser palabras que lleven mi mensaje y los haga arrepentirse y corregir su Camino.

No es por ti, soy Yo en ti el que hace que esto suceda, un solo pensamiento del Espíritu podría cambiar la vida de una persona y es por eso que si amas a tu prójimo debes permitirme usarte para escribir y llevarles mis mensajes.

No te rindas hijo mío, la recompensa que buscas llegará pronto, pero hasta entonces esfuérzate y no dejes que tu amor merme.

De ti depende si decides servirme y escribir para ayudar al resto o si te dejas vencer por el miedo, tus propios deseos y renunciar a tu don y talento.

Y si decides seguirme, entonces sé un mejor pensador y haz tus sueños más grandes, esfuérzate y demuestra el don que está en ti.

Síganos en nuestras redes sociales:

Tengo un sueño

ovejasTengo un sueño y se llama cristianismo.

En ese sueño hombres y mujeres viven felices sin temor al pasado, viven amando a sus prójimos y han hecho del amor su camino.

En ellos no existe, la mentira, el egoísmo, el odio, la desesperanza o la maldad.

En ellos abunda la fe, la verdad, la paz, la paciencia y el amor.

Ellos no viven bajo un sistema social errado, esclavizados por las modas, la frialdad corporativa o los males sociales.

Ellos siguen el buen Camino, por eso aman con respeto y bondad a sus prójimos.

Ellos son humildes pero eso no significa que sean pobres, buscan el bien entre ellos, se animan, se corrigen mutuamente y las murmuraciones están lejos de ellos.

Su patria no se encuentra en un lugar que podamos ver ahora, sus casas se llaman hogar y sus lugares de reunión no son sus templos porque ellos dicen que al juntarse se crea lo que conocemos como iglesia.

En sus reuniones los milagros ocurren, personas son cambiadas para bien, los deprimidos salen motivados, los tristes salen alegres y los enfermos son sanados.

Ellos han hecho de Jesús su Señor y esa es la base de todo lo que hacen, sus vidas reflejan a Dios, reflejan la bondad de un Dios que muchos no conocen.

Tengo un sueño muy seguido, lo sueño cada día, lo disfruto en cada momento, lo vivo en cada instante.

Seguir a Jesús es vivir en un sueño eterno e inolvidable, las pesadillas de una realidad oscura han quedado atrás y ahora mi realidad es vivir lo que parece un sueño en su compañía.

Te invito a vivir conmigo una vida de ensueño, te invito a seguir a Jesús.

Síganos en nuestras redes sociales:

¿Qué sucede?

¿Qué nos sucede cuando le damos la espalda a Dios?

Darle la espalada a Dios significa alejarnos de todo lo bueno de la vida, separarnos de todo lo amable que jamás podamos encontrar, separarnos de Dios es vivir alejados del amor, es vivir en una vida sin metas y sin propósito.

Y si usted ha conocido a Cristo verdaderamente, entonces su vida ha sido transformada, si usted se aleja de Dios entonces su vida volverá a la misma oscuridad en la que estaba antes, volverá a los mismo vicios y a su vieja mente reprobada.

No le dé la espalda a Dios, conózcalo y su vida cambiará.

¿Qué sucede cuando decidimos pensar solo en nosotros mismos?

Cada uno es digno de vivir su propia vida, pero eso no significa que debamos olvidar a los demás, en un mundo tan egoísta lo que menos necesitamos es olvidarnos del prójimo, nosotros somos los únicos con un corazón diferente porque en nuestro corazón está Jesús, por eso tenemos un corazón lleno de amor y esperanza, y eso es lo que el mundo necesita.

¿Qué sucede cuando no hacemos lo correcto?

Todos nosotros tenemos un llamado, pero si usted no lo cumple no solo está cometiendo rebeldía, sino que cada vez que usted no hace lo que debería muchos sufren a su alrededor; muchos que necesitaban de usted se perderán en la tristeza, el dolor y el enojo tan solo porque usted decidió no obedecer.

Dios sabe lo que es mejor para nosotros, y si le obedecemos entonces todas las cosas nos ayudarán para bien.

¿Qué sucede cuando caemos?

Aunque lo más importante es como nos levantamos, porque sin duda todos en algún momento podemos fallar, usted no sabe las consecuencias que trae consigo su caída; todas las personas que estaban bajo su cargo se pueden venir abajo, aquellas personas para las cuales usted era su modelo ¿cómo le podrá decir que continúen?

Si usted ha caído recuerde que en Cristo tiene la oportunidad de levantarse nuevamente, solo acérquese a Él con un corazón arrepentido y sincero, no olvide que Dios es amplio en perdonar.

¿Qué sucede cuando ya no quiero seguir?

¿A pensado usted qué pasaría si ya nadie seguiría? mire a su alrededor todo lo que usted ve, se consiguió por personas que continuaron sin rendirse; puede que para usted eso no resulte importante, pero hay un mundo afuera que está esperando que gente como usted no se rinda.

Necesitamos de esos héroes anónimos que luchan día tras día para llevar la luz de Cristo, usted puede ser una de esas personas que marcan la diferencia por sus acciones y estilo de vida.

Permita que los demás vean que nuestro Dios pelea por nosotros, los hijos de Dios no nos rendimos porque tenemos un Padre Celestial que nos da las fuerzas para vencer cada día y jamás nos vencerán porque Jesús gobierna en nuestro corazón.

Síganos en nuestras redes sociales: