Archivo de la etiqueta: propósito

REFLEXIÓN: ¿PERDIENDO LA FE?

¿Puede un cristiano tener dudas sobre su fe? ¿Se le permite a un cristiano poner en tela de juicio la fidelidad de Dios?

Si vamos a la biblia: La fe es la confianza de que en verdad sucederá lo que esperamos; es lo que nos da la certeza de las cosas que no podemos ver. Hebreos 11:1 NTV

El capítulo 11 del libro de Hebreos, nos resume las historias de los campeones de la fe, hombres y mujeres que creyeron en Dios a pesar de las adversidades, los contratiempos y las pruebas. Parte de la belleza de aquel capítulo es que aquellos hombres y mujeres no eran “perfectos” pero a pesar de ello se esforzaron por mantener su fe en el Señor y cumplieron su propósito.

¿Tuvieron dudas alguno de estos personajes bíblicos?

· En Génesis 15:3 Dijo también Abram: Mira que no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa. Aquel versículo nos relata un pedido de Abram a Dios, no era que dudaba de Dios, sino que se sentía mal porque hasta ese momento no había tenido descendencia; por lo que Dios lo hace ver un cielo lleno de estrellas y le da la promesa de que así será su descendencia. Luego le cambiaría el nombre a Abraham y veríamos la confirmación de su fe al estar dispuesto en sacrificar a su hijo Isaac.

· En 1Reyes 19:4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres. El capítulo nos narra cómo Elías huye al verse amenazado por Jezabel, no nos cuenta la falta de fe de un profeta, por el contrario, es una bellísima historia que nos enseña que, a pesar de nuestros temores y nuestras quejas, Dios sigue siendo fiel y amoroso en todo momento. Dios comprende a Elías y quiere un encuentro con él, y al preguntarle ¿Qué haces aquí, Elías? Le exhorta a comprender su falta y continuar con su llamado.

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11:6 Un verdadero cristiano, que de verdad busca agradar a Dios aprende a confiar cada vez más y más en Él.

En Mateo 8:26 El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza. En muchas ocasiones Jesús exhortó a sus discípulos por tener poca fe, no era que no tuvieran fe, sino que les costaba creer en que Dios podía hacer cosas grandes e incluso extraordinarias, estaban en proceso de aprendizaje.

En Juan 20:29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron. Tomás fue quizá el discípulo que más demostró luchar con su incredulidad, por lo que es reprendido por Jesús, pero al verle confiesa que es su Señor y Salvador.

Aquel versículo también nos exhorta a que debemos confiar a pesar de que no podamos verle, nos enseña que somos bienaventurados si mantenemos nuestra fe a pesar de que nuestros sentidos no lo puedan distinguir. …Porque (los cristianos) por fe andamos y no por vista 2 Corintios 5:7

Síganos en nuestras redes sociales:

LA BELLEZA DEL EVANGELIO

Antiguamente la biblia se enseñaba en los colegios, y a los niños se les enseñaba a orar.

Los diez mandamientos eran parte de las constituciones y de las cortes de derecho en muchos países.

Las personas conocían más de Dios y de los personajes que se encuentran en la biblia.

Hoy en día se rechaza la biblia en los colegios, se prohíbe cada vez más hablar abiertamente de Dios y se ha perdido el conocimiento de la biblia.

Muchos han olvidado la pureza de la biblia y la belleza del evangelio.

· La biblia enseña valores que ahora parecen casi inexistentes, provee rectitud y principios morales que todos necesitamos conocer.

· La palabra de Dios nos enseña a amar correctamente, ayudar a nuestro prójimo, tener tolerancia y evitar el egoísmo.

· Las sagradas escrituras ayudan a devolver el amor familiar, enseña a respetar a nuestra pareja y brinda fundamentos para crear un buen hogar.

· La biblia provee numerosas historias, cada una de ellas nos enseñan a tomar buenas decisiones y a pensar en las consecuencias de nuestros actos.

· La palabra de Dios ha brindado esperanza a miles de personas a lo largo de la historia, provee fe para resistir los días malos.

· Las sagradas escrituras permitían a las personas discernir el bien del mal, abría los ojos cegados por el pecado y los malos placeres.

· La biblia nos enseñaba un modelo de conducta adecuado, en cada personaje podíamos apreciar virtudes y carencias que podíamos tomar o rechazar.

· La palabra de Dios brinda innumerables consejos para ser sabios, provee conocimientos que nos ayudan a ser mejores personas.

· Las sagradas escrituras proveían paz a las almas angustiadas, traía calma ante el constante estrés y las preocupaciones del día a día.

· La biblia es un tesoro para todo aquel que la lee, cada una de sus páginas encierra verdades, fundamentos y principios para nuestras almas.

· La palabra de Dios nos ayuda a responder las grandes interrogantes de la humanidad, nos brinda un propósito y una identidad.

· Las sagradas escrituras, nos hacen sentir amados por nuestro Creador, nos relatan la mayor historia de entrega y amor de toda la creación.

· El evangelio tiene el poder de restaurar la vida de una persona.

· El evangelio convierte a personas destruidas en nuevas criaturas.

· El evangelio aparta al pecador de su mal andar.

· El evangelio sana los corazones quebrantados.

· El evangelio restaura la comunión de la humanidad con su Creador.

· El evangelio permite que podamos recibir el regalo de la salvación.

· El evangelio nos hace conocer a Cristo Jesús.

Síganos en nuestras redes sociales:

MAS EL FRUTO DEL ESPÍRITU ES

La Biblia es el manual para el hombre, es también la hoja de ruta para todos los cristianos, es una de las formas en la que Dios nos habla, es nuestro alimento espiritual y es el agua que va limpiando nuestra alma.

Pero si existiera un termómetro para medir nuestra temperatura espiritual o un test que pudiera revelar que tan buena es nuestra relación con Dios, sería el siguiente:

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Gálatas 5:22-23

Más el fruto del Espíritu: Jesús nos enseñó que cada árbol se conoce por su fruto (Lucas 6:44), por lo tanto, los frutos espirituales brotarán de aquellas personas que son espirituales, aquellos que verdaderamente aman a Jesús y tienen comunión con su Espíritu.

· Amor: El amor de Dios también conocido como ÁGAPE, es una clase de amor que solo podemos hallar en Dios, un amor que ora por sus enemigos, que pone la otra mejilla, que da sin pedir nada a cambio, que ama a su prójimo, que pone a Dios en el centro de su existencia.

· Gozo: Si tenemos amor inmediatamente comenzaremos a sentir el gozo que viene de Dios. No es una alegría momentánea el gozo del Señor es un júbilo por saber que hemos sido salvados, es una fortaleza al saber que tenemos un Dios que nos favorece.

· Paz: Si tenemos amor y gozo es inevitable no sentir paz. La paz de Cristo es distinta a la tranquilidad del mundo, su paz es capaz de hacernos estar confiados en las tormentas, es saber que, aunque caigan mil a nuestro lado, nosotros estamos cubiertos por sus brazos.

· Paciencia: Si tenemos amor, gozo y paz, entonces podemos ser pacientes. La paciencia de los santos nos ayuda a esperar con valor las promesas de Dios, no es una paciencia inactiva, sino que persistimos confiando en que Dios cumplirá su propósito en nosotros.

· Benignidad: Si tenemos amor, gozo, paz y paciencia, seremos benignos. Es un estado en el cual buscamos el bien de los demás, buscamos favorecer a nuestro prójimo, a la vez que buscamos complacer más a nuestro Salvador.

· Bondad: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia y benignidad, brotará de nosotros la bondad. Necesitamos aprender a ser bondadosos, Jesucristo nos dio un gran ejemplo de bondad, cuando alimentaba a los hambrientos, sanaba a los enfermos, enseñaba y ayuda a todos los que podía.

· Fe: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad y bondad será inevitable no tener fe. Si usted está convencido que está actuando como un verdadero creyente, le será fácil confiar en las cosas que están por venir, sabrá que, aunque sus ojos no lo vean ahora, la bendición ya está muy cerca.

· Mansedumbre: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad y fe, podemos ser Mansos. Un ejemplo de cómo podemos ser mansos lo encontramos en Moisés, a pesar de que al principio le costó, aprendió a ser obediente y humilde delante de Dios y de los hombres.

· Templanza: Si tenemos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe y mansedumbre, lograremos tener templanza. Aquel dominio propio que solo con una verdadera comunión con Dios podemos alcanzar, en la cual podemos estar firmes ante las tentaciones y deseos del mundo.

¿Cómo le fue en su Test?

Si carece de alguno de estos frutos es tiempo de volver a Jesús, oremos para que Él nos ayude en aquellas áreas en las cuales escaseamos y nos perfeccione día a día.

Síganos en nuestras redes sociales:

MI PUEBLO

Mi pueblo es muy especial, hemos sido escogidos por nuestro Rey para serle fieles y santos.

Nuestro lema es el amor, nuestra bandera la verdad, nuestro único Rey es Cristo.

Todo lo que somos se lo debemos a Dios, Él nos hizo para que hagamos el bien.

Somos una raza escogida, un reino de sacerdotes, una nación consagrada a Dios.

Embajadores de un reino celestial, reconciliando a las personas con el Creador.

Nuestro llamado nos ha impulsado a predicar la salvación a pesar de los contratiempos.

Hemos padecido persecuciones y calumnias, pero seguimos fieles a nuestro propósito.

Muchos de nuestros hermanos han sufrido y algunos incluso han dado sus vidas por la fe.

Incomprendidos por el resto, rechazados y marginados por aquellos que deseamos ayudar.

Hombres y mujeres demasiado buenas y especiales para un mundo como este.

Luchamos por la justicia, resistimos porque sabemos que nuestra recompensa está cerca.

Pronto todos comprenderán el porqué de nuestro íntegro y abnegado estilo de vida.

Nuestro gozo será perpetuo cuando nuestro Señor regrese por todos aquellos que lo amamos.

Me alegra tanto ser parte de esta familia, me siento dichoso de formar parte de esta nación.

Síganos en nuestras redes sociales:

El marginado

marginadoLa vida me había golpeado muy fuerte, sentí lo que es perder todo y sentir que todos te olvidaran, pero Tú nunca te fuiste de mi lado.

Podía irme lejos, dejar de buscarte, ignorarte con todas las fuerzas de mi ser, pero Tú siempre estabas cerca, Tú me buscabas a mí.

¿Y que podría tener alguien como yo para que Tú me buscaras, para que vinieras a mi encuentro en mi peor momento?

Cuando todos me rechazaron Tú me abrazaste con fuerza, te sentaste a mi costado hasta que deje de llorar.

Has hecho lo mismo cada vez que me he apartado, me has hablado al corazón hasta que ya no pude ignorar tus gestos llenos de amor.

Dios, Tú eres tan grande y excelso y yo tan solo un soplo, no tengo grandes sumas o grandes talentos, pero estás aquí amándome a mí.

Mi corazón es quizá lo único preciado que puedo darte, pero está lastimado, está roto en muchas partes, está quebrantado por los golpes.

Pero Tú lo miras con agrado como si fuera algo realmente valioso, te lo entrego porque no tengo nada más, pero Tú sonríes al tomarlo.

Sé que hay personas que me quieren pero nunca había sentido un amor tan profundo, nunca había sentido tanto calor llenar en mi interior.

Yo era un marginado, alguien que muchas se sentía olvidado, pero Tú el ser más grande del universo has venido a mi encuentro.

Has venido a demostrarme que te importo, me has dicho desde que llegaste lo mucho que me aprecias y me amas.

Ya no soy más un marginado, yo soy alguien que depende de Ti, soy alguien que es amado, soy tu hijo.

Y mi vida nunca antes había tenido tanto valor como ahora que me encontré contigo, mi único propósito es servir y amar al que me dio la vida.

Nunca más me alejaré de Ti, no volveré a ignorarte, ni me apartaré de tu abrazo, porque lo único que realmente yo amo, es el poder estar a tu lado.

Síganos en nuestras redes sociales: