El Salmo Perdido

los-salmos

Sedienta está mi alma y hambrienta por tu palabra, porque tus enseñanzas son como el buen pasto a la oveja y como agua dulce al ciervo.

Mi alma llora dentro de mí pidiendo la sombra de tus alas, pues, Tú has sido mi refugio desde mi niñez, en Ti estoy confiado.

Año tras año los justos vendrán a Ti, no hay generación en donde los hijos de los hombres no busquen tu presencia.

Santo Dios, limpia mis manos cuando esté en falta, purifica mi corazón porque sólo Tú lavas el pecado del hombre.

No me abatas cuando esté en caída, escucha mi ruego, porque nada soy sin Ti, no tengo fuerzas cuando me aparto de tu ley.

Devuelve el gozo, la alegría de volver a tu presencia, cuan agradable es saber que Tú me acompañas y que tu mano prospera mi Camino.

Gigantes cayeron al sonido de tu voz, los cielos tiemblan ante tu designio, nada puede quedar en pie cuando mi Dios se levanta.

Nada hay más fuerte que Tú, no existe hombre alguno que pueda enumerar tus pensamientos, dichosos son los que han puesto en Ti su esperanza.

Los justos se alegrarán, porque ninguno de los que guarda tus designios pasará hambre, con tus brazos nos cuidas del peligro.

Alaben tu nombre por todas las generaciones, los justos heredarán la tierra, sus moradas son eternas, grandes recompensas tendrán.

Exaltado sea Tu nombre por siempre, cantarán un día juntos todos los justos, cuando hagas tu morada en la Tierra.

Hubiera yo desmayado sino creyera que mis ojos lo verán, guardaré la fe en mi corazón hasta que pasen los quebrantos y Tu luz alumbre sobre los justos.

Bendito sea mi Dios y para siempre sea su misericordia, porque nunca nos ha desamparado y en su casa moraré por largos días.

Anuncios

Soy afortunado

felicidadSoy cristiano y no entiendo por qué el ser más poderoso del universo me escogió a mí.

No entiendo por qué a pesar de todos mis errores me amó, pero estoy muy agradecido de que así sucediera.

Recuerdo la soledad y el vacío que sentía pero un día Él se apareció y me mostró su gran amor.

Era un vagabundo buscando sentimientos y mendigando compañía pero desde que Dios apareció, Él lo ha llenado todo.

He descubierto que Dios es todo lo que necesito, en Él encuentro todo lo que mi alma y mi corazón puedan necesitar.

Yo busqué por años un refugio o un pedazo de cielo en el cual poder esconderme, pero ahora en sus brazos hallé mi seguridad.

Soy afortunado al darme cuenta que soy tan querido sin razón, porque Él es más de lo que esperaba para ser realmente feliz.

De verdad no habrá manera alguna en que yo pueda retribuirle o pagarle todas las cosas buenas que hace y ha hecho por mí.

Quizá muchos no lo entenderán pero yo sé que le debo a Jesús mi vida, le debo mis alegrías, mis triunfos y mis sonrisas.

Nada funcionaría si Él no estuviera conmigo, Dios se ha convertido en mi brújula, Él es mi cimiento, Él es mi fuerza, Él es mi gozo, Él es la única razón por la que vivo.

Vivo feliz porque sé que Él me acompaña, camino seguro por la vida porque sé que Él me protege y eso me ánima a levantarme cada mañana.

Soy muy afortunado porque en un mundo tan lleno de dolor, de tristezas, de depresiones, de ansiedad y oscuridad, pude ver la Luz que me salvó y me llevó a la verdadera vida.

La desesperanza y la depresión pueden intentar derrotarme pero no hallarán cabida en mi interior porque Jesús lo llenó todo.

Soy afortunado porque Jesús es mi Camino, mi Verdad y mi Vida.

Soy afortunado porque sé que soy amado por mi gran Salvador.

Perdóname Dios

orarPerdóname Dios porque lo hice de nuevo, he vuelto a enredar mi alma.

A veces sin querer hago cosas que no debo, me meto en historias que solo me traen confusión, dolor y resentimiento.

Soy humano y a veces no me doy cuenta que puedo ser tan débil ante aquellas cosas a las cuales no debo ceder.

Por eso hoy corro a tus brazos y sé que tu amor es el único refugio real para mi corazón.

Cuando la noche es oscura y nadie sigue a mi lado, puedo confiar en que Tú todavía seguirás estando presente para mí.

Perdóname Dios porque muchas veces me siento vacío y olvido que Tú ya lo llenaste todo.

A veces los problemas me confunden, los miedos son como olas que me hacen a apartar la vista y siento hundirme.

Soy humano y a veces en mis intentos de no fallar y alcanzar mis sueños, comienzo a cometer errores y a desfallecer por no alcanzarlos.

Por eso hoy clamo a Ti porque sé que tu diestra puede sostener mis manos y toda mi vida.

Cuando las fuerzas se me acaban y nada parece cambiar, Tú siempre serás la luz y la fuerza que me ayudarán a vivir.

Perdóname Dios por no darme cuenta que debería estar feliz por tenerte, que debería sonreír por conocerte y porque debería ser el más afortunado por tenerte a mi lado.

Pero por el contrario muchas veces parece que menospreciara todo tu amor y me olvido completamente de Ti.

Soy un pecador que necesita de Ti, soy un alma vacía que Te necesita para estar completa, soy una sombra que necesita tu Luz.

Mi Dios, yo no siento que la vida valga sin Ti a mi lado, nada tiene sentido si Tu no estás y mi alma no tiene un ancla cuando me aparto de Ti.

Perdóname y dame las fuerzas para seguirte cada día, el amor para vivir apasionado de ti, la fe para creer en tus promesas y la vida para hacer tu voluntad cada día.

Perdóname por no poder darme cuenta antes de lo mucho que necesito de Ti.

Un mismo amor

tristezaUn adolescente se droga en una esquina, lo hace porque quiere encontrar un refugio en aquellos que considera sus amigos y porque a su corta edad vive un infierno en su hogar.

A pocas calles de allí, una muchacha acepta una relación conflictiva porque se siente sola, abandonada y cree que nadie más la tomará realmente en cuenta.

Existen muchas personas que han olvidado y que no conocen que existe un Dios que realmente los ama.

Muchos desconocen o ha olvidado que Dios es capaz de perdonar cualquier falta y que solo puede sanar las heridas del alma y el corazón.

Una vez estuvimos deprimidos, solos, tristes, llenos de preocupaciones pero por la enorme gracia de Dios alguien nos hizo recordar que Dios realmente nos amaba.

El mismo amor que nos ayudó a nosotros en nuestro peor momento es el mismo amor que Dios tiene por toda la humanidad.

No cerremos nuestros ojos, no endurezcamos el corazón ante el dolor de muchos que no conocen a Dios y que viven perdidos como nosotros una vez estuvimos.

Un mismo amor fue derramado para ti, para mí y para toda la humanidad, un amor capaz de sanar el corazón más herido, un amor capaz de renovar la vida más dañada, un amor tan puro que es capaz de revivir los sueños muertos del interior.

Como cristianos necesitamos llevar ese amor a todas partes, necesitamos llenar al mundo con un mensaje de esperanza y amor que solo se encuentra en Jesús.

Quizá no parezca mucho o quizá parezca demasiado, pero le aseguro que un solo mensaje de Dios puede salvar una vida, una sola palabra llena de su amor puede tocar y renovar la vida de cualquier persona.

Un padre de familia en crisis encontró refugio y consuelo en las palabras que un joven pensador dejo en su blog.

Una joven entendió que debía continuar con su vida porque su amigo le contó acerca del amor de Dios.

Oraciones al Creador

orandoHay días en lo que todo parece tan corrupto, en donde la sinceridad y la honestidad parecieran haber muerto.

Días en los que el cielo pareciera cerrado, oscurecido por sombras de duda, temor y dolor.

Días en los cuales desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me dé un refugio, que me dé un lugar en el cual mi alma pueda hallar paz.

Existen momentos en donde la frialdad del resto congela el corazón y en donde todos parecen haberse apartado.

Momentos en los cuales extrañas los buenos momentos, extrañas a los amigos, a los hermanos, a la familia.

Momentos en los cuales desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me abrace, que pueda yo sentir su calor  para que el frío pueda huir de mí.

Hay circunstancias que parecen superarnos, que parecen ser muy difíciles de enfrentar y que pueden sacar lo mejor o lo peor de nosotros.

Circunstancias en las cuales te das cuenta que no eras tan fuerte, inteligente o hábil como pensabas.

Circunstancias en las cuales desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me de fuerzas, que me ayude a tomar la decisión correcta y que me demuestre que el cielo puede estar aquí.

Pero a pesar de eso, he aprendido que en todo tiempo puedo sonreír, porque me doy cuenta que seguir a Jesús fue la mejor decisión que pude tomar.

Porque en todo tiempo encuentro su amor, descubro la felicidad de estar a su lado y puedo estar seguro que Él nunca me abandona.

Y en todo tiempo desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me ayude a ser agradecido, que me enseñe a serle fiel y que pueda amarlo por toda la eternidad.