Quiero ver

adorando

La rutina de la vida me distrae, los problemas nublan mi visión, me hacen olvidar lo importante y mi verdadera prioridad.

Jesús, quiero ver, cuanto anhelo poder ver por un instante tu rostro, y sentir aquella mirada de amor inundando mi necesitado corazón.

Quiero ver tus manos, para recordar el sacrificio que hiciste por mí, para tener presente que nunca nadie me amará como lo haces Tú.

Quiero ver tus pies, postrado ante ti reconocer que Tú eres mi Señor, que aquellos pies pisaron la tierra porque decidiste salvar a un pecador.

Quiero ver tu costado, para entender que fue por mi fracaso que entregaste tu vida, que el pecado de mis actos causo Tú dolor.

Quiero ver un destello de tu gloria, sentir tu presencia transformando mi ser, comprender que tu sangre sobre mí es lo que me permite acercarme a Ti.

Quiero ver un rato de Tu amor, quiero poder sentir tu abrazo, sentirme seguro bajo la sombra de tus alas y recordar que tengo un Padre que me ama.

Quiero verte en mi vida, quiero que lo llenes todo, que cada elección la tome contigo, que no haya momento en donde no me acompañes.

Quiero verte en mí, toma el control de todo lo que soy, quiero menguar para que tu reines en mi vida, para que señorees mi corazón.

Quiero verte en las personas que me rodean, quiero ser luz y un embajador de tu mensaje, lléname de amor para que ellos también te vean.

Quiero verte al partir de este mundo, reconocerte y saber que mi vida fue agradable para ti y escucharte decir: Buen siervo, entra al gozo de tu Señor.

Anuncios

¿Soy salvo?

cielo e infiernoHay personas que creen en Dios otras que no, pero estoy seguro que todos en algún momento nos hemos preguntado acerca del cielo, del infierno y de la muerte.

Cuando nos hacemos esa pregunta, nos entra miedo o intentamos responderla según lo que sabemos o lo que vagamente hemos escuchado.

La verdad es que según la biblia todos nosotros hemos pecado, todos nosotros merecemos el infierno por fallarle a Dios.

El infierno no es una discoteca gigante, es más como aquella pesadilla que hemos tenido de chicos, como juntar todos nuestros miedos en un solo lugar.

Lo que no nos dijeron es que no importa lo que hemos hecho, podríamos vivir una vida entera dedicada a los demás o donar todo lo que tenemos, y eso no nos daría la salvación o nos compraría el cielo.

Según la biblia el único requisito para ser salvos y para saber que podemos ir al cielo, es aceptar a Jesús en nuestros corazones y amarlo por encima de todo.

Jesús vino con la única misión de dar su vida por la tuya, Él se sacrificó para que nosotros tuviésemos la oportunidad de tener una opción de salvarnos.

Aquel castigo que tú y yo merecíamos Él lo soportó sin reclamos, Él fue torturado, tratado como un criminal y asesinado por el amor que nos tiene.

Jesús resucitó y Él nos conoce, Él sabe toda nuestra historia, Él conoce lo malo y lo bueno pero a pesar de eso Jesús nos ama.

Y cuando lo escogemos no solamente alcanzamos el cielo y la salvación, sino que también nuestros corazones son sanados, las heridas del alma son sanadas y una nueva fe y esperanza nacen en nuestros corazones.

Yo sé que no es fácil creer en Dios, que nunca será moda, que posiblemente muchos se burlen de aquellos que lo siguen, pero es el único camino para la salvación.

Nadie sabe cuándo va a morir, quizá esto pueda ser lo último que leas, así que hoy te invito a que ores y busques a Dios.

Hoy tienes la oportunidad de ser verdaderamente salvo, de tomar el único Camino que puede llevarte al Cielo.

Decisiones

la noche estrelladaEres la decisión más importante pero muchas veces parecieras también la más difícil de tomar.

Escucho tanto de Ti, de Tu amor sincero, de Tu sacrificio, de Tu entrega o de tu pasión y no puedo evitar pedirte perdón por si a veces todo aquello pareciera no bastarle a mi corazón.

Sé que no es excusa pero a veces el mundo que me rodea pareciera ser muy fuerte, pareciera como si consumiera mis fuerzas y mi elección de seguirte.

No debería ser tan difícil elegirte sabiendo que el mundo en el que vivo mayormente está lleno de mentiras y de hipocresía y que solamente Tú eres lo único sincero que he podido hallar.

No debería ser tan difícil escogerte sabiendo que el amor en este mundo parece ser tan falso y cruel, porque no es sincero y solo Tú sabes amarme de verdad.

Hay decisiones que son importantes y que cambian el destino de cualquier persona y escogerte a Ti es una de ellas.

Jesús si entras a mi vida quiero que seas parte de ella para siempre, no quiero elegirte por una tarde y titubear, quiero seguirte cada día hasta la eternidad.

No deseo seguir caminos equivocados que solo me conducen a la tristeza y a la soledad, quiero escoger el Camino correcto que me dirija a la verdad.

No voy a permitir que nadie me disuada de mi decisión, no hay nadie que pueda apartarme de Ti, no hay nada en este mundo que pueda separarme de Tu compañía.

Porque lo único que quiero es a Ti, lo único que necesito para poder vivir cada día es el poder saber que me acompañas y lo único que cura el dolor de  mi alma eres Tú.

Hoy te decido y me alejo de todo aquello que me hace daño para poder tomar tu mano y seguir tus pasos.

Hoy no quiero mirar atrás, quiero que Tú seas mi guía, que seas mi primer amor, quiero que seas mi vida, quiero seas mi rumbo, quiero que seas mi eje, quiero que seas mi mejor decisión.

Hoy yo decido seguirte con cada latido, decido escogerte con cada respirar y decido amarte cada día de mi vida.

Carta a Dios

escribirEn toda mi vida jamás me sentí digno de tanto amor, aprecio e interés.

Fue desde que te conocí cuando realmente aprendí a valorarme y supe cuánto valía.

La vida había sido extraña, por momentos dura y en otros momentos muy alegre.

Hasta minutos antes de conocerte siempre te estuve agradecido por mi familia y otras cosas que me habías dado, pero cuando realmente te conocí me di cuenta que lo que más debería agradecer era el tener el enorme privilegio de haber sido escogido por ti.

Aprendí lo que significó tu enorme sacrificio en la cruz, aprendí que aquellas marcas en tu cuerpo fueron una gran muestra de amor, entendí que nunca estaría solo porque Tú me amas y entendí que solo en Ti se halla el amor verdadero.

Admito que a veces seguirte ha sido difícil, que muchas veces he tropezado y que en ciertos momentos hasta dudé de tu existencia, pero también admito que tu amor nunca me ha fallado, que mi fe en Ti nunca ha sido en vano sino que Tú siempre me has rescatado una y otra vez.

A veces me cuesta ser paciente y esperar en tus promesas pero mi corazón sabe que puedo confiar en ti, mi corazón sabe que Tú eres fiel y cumples tus promesas.

Lo que más te pediría Amado mío, es que me des siempre la fuerza y el amor ágape que viene de ti para poder seguirte por siempre.

De todo corazón te agradezco todo lo que haces por mí y es mi sueño y deseo el poder verte pronto mi querido y amado Jesús.

He pecado

reconocerDios mío, te he fallado, he olvidado aquel bello sacrificio que hiciste por mí, he menospreciado el más bello acto de amor de la historia, he negado el amor más puro que jamás haya recibido.

Torpe soy, mi corazón es egoísta, la juventud me ha hecho necio y la maldad nace dentro de mí.

Pero solo tú Señor puedes cambiar eso, solo en ti está el sentido de la vida, la esperanza que puede cambiar el hombre y el poder para vencer al pecado.

Todos hemos pecado, pero es cuando reconocemos que nosotros hemos fallado, cuando nos arrepentimos sinceramente y honestamente pedimos la ayuda de Jesús para que nos perdone y limpie de nuestros pecados, cuando realmente empieza el gran cambio en nuestras vidas.

Todos podemos y hemos fallado pero son pocos los quebrantados de corazón que realmente toman el acto valiente de seguir a Jesús.

Sí es cierto, no es una decisión fácil de tomar, quizá muchos se burlen de ti, quizá muchos de tus cercanos se alejen y quizá muchos también te juzguen.

Pero prefiero eso mil veces antes que continuar viviendo con un corazón destruido, con un alma envenenada y con un vacío inmenso en mi interior.

Estamos dañados, nuestro frágil corazón ha sido herido con el pasar de los años, nuestra alma está llena de cicatrices, y solo Jesús es el único que puede ayudarnos.

He fallado, pero hay una esperanza y quiero seguirla.

He caído, pero existe alguien que puede levantarme.

He pecado, pero estoy arrepentido y lucharé cada día por amar y servir a Jesús.

Dios no rechaza un corazón quebrantado, Él nunca rechaza a un alma que le busca, Él siempre responde a una oración sincera.

Si realmente quieres cambiar, acércate ahora a Jesús que él está esperando deseoso el poder cambiar tu vida y darte una nueva oportunidad.

Te anhelo mi Señor, por favor ayúdame y por tu misericordia no rechaces este corazón que humildemente quiero reposar junto a Ti.

Lo bueno de hacer el bien

Estamos acostumbrados a vivir en un mundo egoísta dominado por la frase: “que me das tú para que yo te ayude”, pero eso está mal, deberíamos aprender a compartir, aprender a ser amables con los demás.

Los momentos que más vale la pena vivir es cuando haces el bien y ves esa sonrisa de felicidad en los rostros de los demás, y eso causa que dentro de ti te sientas bien de ayudar a los demás, es el mejor sentimiento y como dice un frase: “siempre hay recompensa para los que hacen el bien”

Muchos se quejan de la maldad y la corrupción que hay en el mundo, pero si nadie quiere ayudar a los demás es lógico que el mundo no cambie, con nuestras acciones debemos demostrar lo que realmente llevamos dentro, y el ayudar a los demás es sinónimo de tener un gran corazón y valentía; porque eso que realmente necesita el mundo, personas dispuestas a cambiar, personas dispuestas a sacrificarse para ayudar no sólo a sí mismos, sino a también a su prójimo.

Hechos 20:35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Un amor verdadero

Un amor verdadero no tiene dudas, tan solo se siente y se sabe que se está enamorado, el sentimiento se siente dentro de ti y cuando te preguntas si lo estas, un inmediato si sale de ti.

Un amor verdadero todo lo soporta, todo lo espera, todo lo sufre, se da por entero.

Un amor verdadero no es egoísta, es capaz de sacrificarse por la otra persona.

Un amor verdadero comete locuras, hace cosas inimaginables, el amor te mueve hacer cosas que nunca hiciste, para ver la sonrisa de la otra persona.

Un verdadero es como una nueva música todos los días, es descubrir siempre algo nuevo en la otra persona.

Un verdadero amor, siempre expresa lo que siente, lo dice con sus palabras, y lo demuestra con sus acciones.

Un amor verdadero comprende lo que callas, y es capaz de entender una mirada.

Un amor verdadero perdona, olvida el pasado y espera lo mejor.

Un amor verdadero, piensa más en la otra persona que en sí mismo, intenta no dañarlo y hará hasta lo imposible por no fallar.

Un amor verdadero no se olvida con el tiempo, queda latente muchas veces en el corazón.

Un verdadero amor necesita valentía, siempre se necesita ser valiente para decir lo que siente el corazón y para decir lo que piensas.

Un verdadero amor es como ningún otro que hayas sentido antes, tan solo existe cada vez que estas a su lado, se siente cada vez que la vez, se recrea cada vez que lo recuerdas o lo piensas.

Un verdadero, amor va más allá de lo que puedas comprender.

Un verdadero amor existe cuando menos lo esperas, cuando no te das cuenta.