Dios conmigo está

Me sentí perdido cuando me alejé de Ti, cuando quise aventurarme a encontrar la felicidad por mi propia cuenta.

No es que sea malo ser feliz, lo que es malo es equivocarse y no haberte consultarte mis decisiones, tratar de encontrar un atajo en el Camino.

Lo duro es cuando nadie te entiende, cuando te acusan y te sientes solo, es allí donde aprendes que el único que  siempre estará a tu lado es Dios.

Dios mío, quisiera pedirte que le muestres a los que amo que estoy en tus manos, que sólo estoy siendo moldeado, que todavía sigues a mi lado.

Existen momentos en donde nos perdemos en valles de sombras de muerte, en donde deberemos cruzar ríos o fuego, pero Dios siempre estará allí para cuidarnos.

Por las noches mirando el cielo, contando las estrellas nos damos cuenta de cuan grande es nuestro Dios, capaz de moldear el cosmos a su voluntad.

A sus órdenes el mundo despierta, la vida florece, los seres vivos salen a la luz y toda la creación reconoce la voz de su creador.

Somos como una gota de agua en el océano, un punto en el espacio, y creemos que nuestros problemas son grandes cuando olvidamos lo grandioso que es nuestro Dios.

No existe gigante que lo pueda vencer, tormenta que lo pueda frenar, muralla que lo pueda detener, ni ejército que lo pueda parar o noticia que lo pueda preocupar.

Si Dios está con nosotros nada debemos temer, nada debería quitarnos el sueño, nada nos debería quitar las ganas de vivir.

Por momentos la vida puede parecer muy difícil, los problemas son cómo olas que nos hacen voltear la vista pero si Dios conmigo está, entonces estoy seguro, mi vida está a salvo en sus manos.

Felicidad Parte 2

ser felizEstoy seguro que muchos coincidirán conmigo que nosotros necesitamos de una o de todas estas cosas para poder ser felices: Necesitamos sentirnos Amados, Útiles y Seguros

Quizá algunas personas tengan su propio concepto y sus propias necesidades pero para mí estas son las razones que consideré más importantes.

Sentirnos Amados:

Hemos sido creados para sentir una necesidad natural de afecto, cariño y amor

Desde el momento en que nacemos buscamos el amor de nuestros padres, luego crecemos y buscamos el amor de los que nos rodean, y con el tiempo buscaremos también el amor de una pareja.

La gran cantidad de canciones y poemas, indican nuestra gran necesidad por sentirnos verdaderamente amados.

Sentirnos Útiles:

El saber que nuestro trabajo o que nuestro talento es reconocido nos inspira a soñar y a creer que podemos lograr muchas cosas.

Desde niños cada vez que nuestros padres o el resto alababan nuestras acciones nos hacía creer que éramos importantes y eso aumentaba nuestra autoestima.

Y si En los trabajos nuestros jefes aplaudieran nuestros logros, entonces le pondríamos más esfuerzo a nuestros deberes laborales.

Sentirnos Seguros:

Desde que éramos niños, cada vez que sentíamos temor corríamos instintivamente a los brazos de nuestros padres porque allí nos sentíamos seguros.

Buscamos seguridad en nuestras relaciones, en nuestras amistades, en nuestros trabajos y en todo aquello que consideramos importante.

Como consejo, quiero decirles que para obtener aquellas tres cosas y ser completamente felices, necesitamos sembrar cada una de estas cosas en los demás.

Y por último les recuerdo que solo conociendo a Dios podemos ser verdaderamente felices, Porque solo Él es el amor, Él es el padre al cual podemos correr para resguardarnos y Él es la roca sobre la cual podemos construir seguros nuestras vidas.