Quiero tenerte conmigo

buscando a Dios

Mi alma te busca desesperadamente, pero pareces estar ausente, es mi alma la que distraída no logra hallarte.

En medio de tantas obligaciones mi corazón pronuncia Tu nombre, mi ser entero necesita Tu compañía.

Quiero correr hacia mi Padre Celestial, abrazarlo, aunque sé que no puedo verlo, extender mis manos, aunque no pueda tocarlo.

Extraño el domingo, pero también quiero sentirte en la semana, quiero tenerte conmigo cada hora y cada día.

No quiero separarme de Ti ante los demás, no deseo ocultarte cuando los demás me rodean, estoy orgulloso de ser Tu hijo.

Escucho mis pensamientos clamar en susurros, te amo y mis labios oran pidiendo que vengas a mi lado y bendigas mi día.

Lo que realmente quiero decir es que te amo, que no estoy tranquilo si no te siento conmigo o sin saber que estás a mi lado.

Deseo derramarte mi corazón en cada lugar, decirte lo que pienso cada vez que pueda y sentirme confiado en todo momento.

Tú eres mi refugio, la razón por la que puedo seguir adelante, el motor que me ayuda a seguir en medio de las dificultades.

Toma mi mano y camina conmigo, mírame y sonríe, quédate junto a mí mientras vivo, mientras transito tu Camino.

Quiero tenerte conmigo, quiero disfrutar de tu presencia, quiero sentir tu abrazo una vez más y seguir así por la eternidad.

Anuncios

Lo vi llorar

JESUS¿Has sentido esa sensación de extrañar a una persona?

¿Has extrañado tanto a alguien que sin querer recordaste su voz, su risa, su rostro, su compañía?

Muchas veces nos alejamos de Dios y una parte de nosotros lo extraña, no importa que tan frío podamos estar, siempre habrá una parte de nuestro ser que necesite su presencia.

Yo sé que el mundo jala, que las tentaciones siempre están presentes y que caer es muy sencillo, pero el amor de Dios debería bastar para que podamos vencer todas aquellas cosas.

Algo importante que olvidamos mientras vivimos, es que Dios siempre piensa en nosotros, Él cuenta nuestros cabellos y sabe todos nuestros pensamientos.

¿Alguna vez pensaste que sentirá Dios cuando te alejas de Él?

¿Alguna vez recordaste antes de caer todas las cosas que Él hizo por ti?

Cómo me gustaría hacerte entender que yo lo vi triste por ti, lo vi llorar pidiendo que volvieras a su Camino.

Yo vi llorar a Jesús, estaba llorando por ti, Él no entendía porque no podías comprender que todo lo que Él quiere de ti es que lo ames.

He visto al ser más hermoso de la creación angustiarse cuando alguien que le conoció se aparta de su lado, he visto aquel que es la gracia lagrimear por aquellos que se pierden e irán al infierno.

No puedes imaginar lo mucho que Cristo te ama, no puedes imaginar las veces que Él ha orado esperando que lo reconozcas otra vez.

Sé que no lo ves, pero Él sonríe cada vez que piensas en Él, Jesús te ha abrazado tantas veces sin que tú lo notes.

Si alguna vez ha habido un ser que te haya extrañado muchísimo cada vez te vas, ése es Jesús.

Dios no te ama para atarte sino que en Él está la libertad.

Dios no te ama para obligarte a dejar cosas sino que Él quiere llenarte de bendiciones.

Dios no te ama para alejarte de lugares sino que Él quiere salvarte y mostrarte el paraíso.

No seas una causa de tristeza, sé una causa de risa de alegría para aquella persona que te ama de verdad.

Yo lo vi llorar también pero no de tristeza sino de felicidad, lo vi reír hasta las lágrimas cuando te arrepentiste de corazón.

Lo vi sonreír con la sonrisa más bella que te puedas imaginar cuando decidiste abrazarlo también.

Oraciones al Creador

orandoHay días en lo que todo parece tan corrupto, en donde la sinceridad y la honestidad parecieran haber muerto.

Días en los que el cielo pareciera cerrado, oscurecido por sombras de duda, temor y dolor.

Días en los cuales desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me dé un refugio, que me dé un lugar en el cual mi alma pueda hallar paz.

Existen momentos en donde la frialdad del resto congela el corazón y en donde todos parecen haberse apartado.

Momentos en los cuales extrañas los buenos momentos, extrañas a los amigos, a los hermanos, a la familia.

Momentos en los cuales desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me abrace, que pueda yo sentir su calor  para que el frío pueda huir de mí.

Hay circunstancias que parecen superarnos, que parecen ser muy difíciles de enfrentar y que pueden sacar lo mejor o lo peor de nosotros.

Circunstancias en las cuales te das cuenta que no eras tan fuerte, inteligente o hábil como pensabas.

Circunstancias en las cuales desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me de fuerzas, que me ayude a tomar la decisión correcta y que me demuestre que el cielo puede estar aquí.

Pero a pesar de eso, he aprendido que en todo tiempo puedo sonreír, porque me doy cuenta que seguir a Jesús fue la mejor decisión que pude tomar.

Porque en todo tiempo encuentro su amor, descubro la felicidad de estar a su lado y puedo estar seguro que Él nunca me abandona.

Y en todo tiempo desde lo profundo de mi alma oro pidiéndole al Creador, que me ayude a ser agradecido, que me enseñe a serle fiel y que pueda amarlo por toda la eternidad.