Finalmente estoy aquí

ayudameFinalmente estoy aquí suplicando por ti, porque necesito sentirte, necesito saber que sigues junto a mí.

Me siento tan débil porque te he alejado, triste al no poder tocarte, cegado porque la maldad confunde mi alma.

Estoy mareado al no poder encontrarte, triste al no poder tocarte, fatigado al no tener tu fuego en mi corazón.

Intento salir de este pozo a mi manera pero sin Ti no puedo hacerlo, lucho contra estas pruebas pero sin tu ayuda no lo lograré.

Finalmente estoy aquí doblando mis rodillas, postro mi alma y comienzo a abrir el corazón para decirte todas las verdaderas que he ocultado.

Tú eres lo que hoy necesito, estoy luchando con todas mis fuerzas para alejarme de todo lo que me hace daño y acercarme a Ti.

Necesito lavar mi conciencia, quiero limpiar mi corazón, borrar de mi mente todas las maldades que me atormentan.

No existe vida sin Ti, vivir sin Ti es lo mismo que estar muerto, es permitir que lata el corazón sin tener un propósito por el cual vivir.

Llévame a aquel lugar donde te encontré, abrázame como en aquella vez en donde solo estábamos Tú y yo.

Hazme verte en aquella cruz, haz que mi alma recuerde tu sacrificio lleno de amor, vuélveme a aquel cielo en donde pertenezco.

Siento la paz envolverme y puedo ver tu gloria, veo tus brazos intentando alcanzarme, y junto a Ti siempre hallo la vida.

Finalmente estoy aquí, he vuelto a casa, siento que estoy en el paraíso que creaste para mí, hoy vuelvo a sentirme vivo al darte mi vida.

Anuncios

Te necesito

Muchas veces lo intenté, muchas veces luché contra Ti intentando a mi manera hacer lo correcto y ser una mejor persona a mi manera.

Pero con cada lucha me di cuenta que solo me hería cada vez más y que mis fuerzas se agotaban al intentar hacer lo correcto.

Débil soy ante el dolor, y mi alma es cómo el frágil papel ante el fuego de la ira.

Dios te necesito, sin Ti no puedo vencer los miedos que me atormentan cada día.

Dios te necesito, sin ti no soy capaz de decirle “no” aquellas cosas que envenenan mi alma.

Dios te necesito, sin Ti no tengo fuerzas para poder seguir adelante.

Dios te necesito, sin Ti el vacío de mi corazón me consume por dentro.

Dios te necesito, sin ti no encuentro razón para vivir.

Dios te necesito, sin Ti todo se ve tan oscuro y me siento perdido.

Dios te necesito, sin Ti siento que el odio destruye mi corazón.

Dios te necesito, sin Ti sé que voy a volver a fracasar.

Dios, perdóname en mis momentos de flaqueza y ayúdame en los momentos en lo que débil me encuentro. Dios, se tu la fuerza que sostiene mi vida en los momentos de dolor y ayúdame a guardar siempre la fe.

Ayúdame a darme cuenta que sin Ti nada puedo y que mi mundo depende de Ti.

Enséñale a mi corazón lo mucho que te necesito y ayúdame a recordarle a mi alma tus muchos beneficios.

Te necesito demasiado mi Dios, eres todo para mi, eres mi fuerza, eres mi respirar, eres mi razón, eres mi alegría, eres mi fe, eres mi esperanza, eres mi amor, eres mi valentía, eres mi amigo, eres mi consejero, eres mi sabiduría, eres mi vida.

Te necesito Dios, con todo el corazón, con cada respirar, con cada latido.