Viniste a mi encuentro

adorarMe encontraba yo yendo camino al trabajo, en un bus repleto de personas, y como en casi todas las mañanas me coloqué los audífonos y comencé a escuchar canciones para no aburrirme en el trayecto.

De pronto mientras cantaba en mi interior, comencé a sentir un calor albergarme, mis ojos comenzaron a lagrimear sin saber la causa, sentía mi corazón inundado de paz y ahí lo supe, era Dios el que había venido a mi encuentro.

Él se había acercado en medio de las alabanzas y adoraciones, yo no lo había invitado, ciertamente estaba cantándole pero jamás pensé que su presencia me tocaría en un lugar así y de esa manera tan fuerte.

Muchas veces creemos que Dios siempre está ocupado para nosotros o que no es parte de nuestra rutina de vida, pero la verdad es que Dios siempre está con nosotros, Él está literalmente acompañándonos todo el tiempo.

A veces es necesario que lo invitemos a nuestro hogar, a nuestro trabajo, a nuestro centro de estudios, pero en otros casos Él decide aparecer para demostrarnos que nos ama, para que sepamos que Él no nos abandona.

Horas antes durante la madrugada, había estado orando para que Dios respondiera una petición fuerte que tenía en mi corazón y al estar en aquel bus, con los audífonos en mis oídos, podía sentir su voz diciéndome: Yo estoy contigo, no te he abandonado.

Dios sigue respondiendo oraciones, Él sigue escuchando corazones sinceros que no tengan miedo de pedirle su ayuda, porque aquel Dios que leemos en la biblia hablando con sus escogidos sigue estando presente en estos tiempos.

Cada vez que atrevieses una circunstancia adversa puedes tener fe de que Él te acompaña y que escuchará tu petición, y como dice la biblia: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10

Anuncios

Despertar

despertarÉl caminaba libremente por la acera, después de un largo y agotador día de trabajo, tiene en su celular dos llamadas perdidas de su esposa y un mensaje de su hijo que prefirió ignorar para poder concentrarse.

Ahora se dirige a casa y para eso debe cruzar una pista poco concurrida, pero quiere el destino jugarle una mala pasada, porque al estar en la mitad, una mala pisada hace que su tobillo se doble, cae de rodillas en el asfalto y al alzar su vista ve como un automóvil se acerca a toda velocidad hacia él.

Los segundos se hacen eternos, la ansiedad y la adrenalina le hacen ver en cámara lenta a la conductora del vehículo intentando frenar, pero su miedo es tal que le impide moverse.

En aquel instante su mente le regala aquel regalo que muchos ven poco antes de morir, puede ver en segundos miles de recuerdos convertidos en imágenes inundar su cerebro, en aquellos escasos segundos que le quedan, él ve la película de su vida.

Ve el rostro de su madre sonriéndole tras haberse caído de pequeño para hacerle recuperar la confianza, el cálido abrazo de su padre ya fallecido al verlo llegar a su pequeña casa en donde pasó toda su niñez.

Ve el rostro de sus antiguos amigos del colegio a los cuales no ha visto en años debido a discusiones que ahora le parecen insignificantes.

Una imagen le hace botar una lágrima, ve a la que ahora es su esposa, mucho más joven cuando ambos compartían una cita en la cafetería de la universidad.

Ve aquel momento donde cargo por primera vez a su hijo, ve con amor el rostro de su esposa y recuerda lo que era ser padre por primera vez.

Ve aquel cheque por su primer mes de trabajo, recuerda la satisfacción de poder haber ganado aquel sueldo e ir a casa a mostrárselo a sus padres y amigos.

Ve también la primera vez que sintió que traicionaba su hogar, aquella vez en donde engañó a su mujer.

Ve la imagen de ese mismo día en donde su hijo le mandó un mensaje diciéndole lo mucho que lo quiere pero que había preferido ignorar.

Y ahora la vida se le escapa, le quedan pocos instantes para el gran final.

Se pregunta: ¿Por qué fui infiel a la persona que más amó? ¿Por qué no visito a mi madre? ¿Por qué ignoro a mi hijo? ¿Por qué no oré esta mañana? ¿De qué sirvió tanto trabajo? ¿A dónde iré después de morir?

En eso se escucha un fuerte chirrido y al conseguir abrir los ojos se da cuenta que el automóvil se ha detenido a escasos centímetros de su rostro.

La señora baja de su vehículo pidiéndole que le perdone y le ayuda a levantarse.

Aquel hombre se encuentra empapado en lágrimas y ahora solo tiene una meta en su corazón, decide ir a casa y cambiar.

Lo ocurrido acaba de hacerle despertar, para él, aquello ha sido un regalo divino que le ha hecho recordar los verdaderos tesoros de la vida.

Jesús nos ama

niño orando

Un hombre sube a un bus pidiendo monedas ya que no consigue trabajo, mientras que muchos ricos lo miran mal y otros lo ignoran, él baja sonriente pensando: Sé que saldré adelante porque Jesús me ama.

Una madre se encuentra en el hospital viendo a su hijo recién nacido, ella estaba deprimida porque su pareja la abandonó al enterarse de su embarazo, pero ella al ver al bebé recupera la esperanza y no deja de decir: Gracias Jesús porque me amas.

Un joven camina triste por las calles al descubrir la infidelidad de su ahora ex novia, él sintió su corazón romperse frente a esa escena y mientras camina ve hacia el cielo buscando consuelo y ora: Ayúdame Jesús porque me amas.

Una joven se encuentra muy turbada en su habitación, se mira el espejo pensando que no le gusta a los demás por su apariencia, tiene en las manos un cuchillo pero de pronto lo arroja y dice: Debo ser fuerte porque yo sé que Jesús me ama.

Un escritor se encuentra llorando frente al computador al leer aquel mensaje que su corazón escribió, él solo quería inspirar a los demás pero Dios le dictó a una bella narración y no deja de pensar: Gracias Jesús porque me amas.

Una anciana se encuentra sola en un asilo, su familia dejó de visitarla y siente que ya nadie se acuerda de ella, sus compañeros intentan motivarla pero ella de pronto sonríe y le dice a los demás: No estoy sola porque sé que Jesús me ama.

Un anciano se encuentra cerca al final, analiza su vida y se da cuenta que ocasionó mucho dolor, recuerda las muchas veces que mintió, robó e hirió, y mientras el miedo lo embarga con la voz de su corazón dice: Si me amas perdóname Jesús.

Una chiquilla se siente decepcionada al darse cuenta que su amigo en quien confiaba no cumplió con las expectativas de su corazón, pero al ver a su familia tan unida no puede evitar decir: Yo sé que Jesús me ama.

Un niño ora en su habitación y le pide a Dios: Ayuda a mi padre y a mi madre a no pelear más, ayuda a mis amigos del cole a encontrarte y te pido por todos los demás para que vivan en paz, porque sé que tú Jesús nos amas.

Felicidad Parte 2

ser felizEstoy seguro que muchos coincidirán conmigo que nosotros necesitamos de una o de todas estas cosas para poder ser felices: Necesitamos sentirnos Amados, Útiles y Seguros

Quizá algunas personas tengan su propio concepto y sus propias necesidades pero para mí estas son las razones que consideré más importantes.

Sentirnos Amados:

Hemos sido creados para sentir una necesidad natural de afecto, cariño y amor

Desde el momento en que nacemos buscamos el amor de nuestros padres, luego crecemos y buscamos el amor de los que nos rodean, y con el tiempo buscaremos también el amor de una pareja.

La gran cantidad de canciones y poemas, indican nuestra gran necesidad por sentirnos verdaderamente amados.

Sentirnos Útiles:

El saber que nuestro trabajo o que nuestro talento es reconocido nos inspira a soñar y a creer que podemos lograr muchas cosas.

Desde niños cada vez que nuestros padres o el resto alababan nuestras acciones nos hacía creer que éramos importantes y eso aumentaba nuestra autoestima.

Y si En los trabajos nuestros jefes aplaudieran nuestros logros, entonces le pondríamos más esfuerzo a nuestros deberes laborales.

Sentirnos Seguros:

Desde que éramos niños, cada vez que sentíamos temor corríamos instintivamente a los brazos de nuestros padres porque allí nos sentíamos seguros.

Buscamos seguridad en nuestras relaciones, en nuestras amistades, en nuestros trabajos y en todo aquello que consideramos importante.

Como consejo, quiero decirles que para obtener aquellas tres cosas y ser completamente felices, necesitamos sembrar cada una de estas cosas en los demás.

Y por último les recuerdo que solo conociendo a Dios podemos ser verdaderamente felices, Porque solo Él es el amor, Él es el padre al cual podemos correr para resguardarnos y Él es la roca sobre la cual podemos construir seguros nuestras vidas.

Dios ya lo sabe

Mírame, y ten misericordia de mí, Porque estoy solo y afligido.

Las angustias de mi corazón se han aumentado; Sácame de mis congojas.

Mira mi aflicción y mi trabajo, Y perdona todos mis pecados. Salmo 25:16-18

Piensas que las cargas son muchas y te sientes solo en un mundo que no entiende tu fe, crees que las tentaciones son demasiadas y te sientes herido en un mundo egoísta y sin amor.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, Dios nunca te ha dejado solo, Dios jamás te ha abandonado.

Sientes que tienes el corazón sangrando, crees que no habrá una gota de agua en ese desierto que estás pasando y sientes que te estás quemando en aquel horno.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, Dios es aquel que te da las fuerzas para seguir y el jamás te haría pasar por alguna prueba de la cual no pudieras salir victoriosa con su ayuda.

Piensas que no podrás aguantar y que la presión es mucha, crees que nadie te comprende y que tu trabajo no será recompensado.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, pero Dios necesita moldearte, Dios tiene grandes planes para ti y no solo en ese hermoso lugar celestial sino que aun en esta vida Dios tiene algo que ni siquiera eres capaz de soñar o imaginar.

Sientes que la corrección de Dios es muy dura y que estás dando mucho más de lo que puedes dar, crees que el tiempo pasa y no habrá respuesta.

Pero déjame decirte que eso Dios ya lo sabe, y no creas que Dios te abandonó, no pienses que Dios no ve tu dolor, si supieras el gran amor que tiene Dios por ti.

Si tan solo comprendieras que Dios se duele del castigo pero es necesario para que puedas crecer.

Si pudieras abrir el corazón entenderías que todo lo que Dios hace es porque para él no hay nada más importante que salvarte.

Dios limpiará todo lágrima, convertirá tu tristeza en alegría, te saciará de bendiciones, verás a tus generaciones con dicha y sabrás que todo lo que pasaste no fue en vano sino que Dios quería prepararte para tanto gozo y paz que ya están por venir sobre ti.

Ahora es tiempo que tu sepas el gran amor que Dios tiene para con sus hijos, es momento que para que aprendas a confiar en la fidelidad de tu Padre Celestial y te des cuenta del gran poder y responsabilidad que ha derramado sobre ti.

Así que no te rindas persevera hasta el fin, lucha cada día con valentía y demuéstrale al mundo lo grande que es tu Dios.

Gracias

Si no te lo he dicho antes amado Dios, te lo digo hoy de todo corazón, Gracias.Gracias porque no importa lo que digan, yo se que tú me creaste.

Gracias por qué sé que todo lo bueno que he recibido en la vida viene de tu mano.

Gracias por la familia que me has dado.

Gracias por el trabajo que tengo.

Gracias por los logros que me has permitido alcanzar.

Gracias porque aún a pesar de los momentos duros, también hubo muchos momentos alegres que siempre recordaré.

Gracias porque aún a pesar de todas las cosas siempre has demostrado amarme.

Gracias por libertarme del enojo, del pecado, del miedo y de tantos malos placeres que arruinaban mi vida.

No sé cuando partiré, pero antes de hacerlo quiero decirte sinceramente Gracias, no quiero esperar hasta el último momento de mi vida para recién reaccionar, quiero hacerlo hoy mientras aún hay tiempo, quiero agradecerte tanto amor.

Así que hoy y siempre te doy Gracias Dios por todo lo que has hecho, por todo lo que haces, por todo lo que harás.

Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre. (Salmo 100:4)

Si desea recibir en su correo un boletín con todo lo nuevo que se agregue al blog siga los pasos para suscribirse haciendo clic aquí

El Trabajo del hombre

Todos trabajamos ya sea en distintas formas.

Desde que el hombre peco, tenemos que ganarnos el alimento con el “sudor de nuestra frente”. Como dice la biblia: “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma” (2 Tesalonicenses 3:10)

Muchos desde niños ya saben el esfuerzo y lo que se sufre por ganarse unas monedas, y hay otros que teniéndolas no las valoran. 

El trabajo a veces suele ser agotador, extenuante y aburrido, pero para algunos que encontraron su razón de ser, lo convirtieron en su mejor distracción, es mas no lo ven como un trabajo sino como una satisfacción, y hay otras personas que lo convirtieron en su obligación, que le dedican tanto tiempo que no viven sin el trabajo.

Todos necesitamos trabajar para poder mantenernos, si no lo está haciendo ya le llegara la hora de auto mantenerse e independizarse, no se puede vivir toda la vida de los demás, así que es la obligación de todo ser humano, y la única forma de mantenernos. 

Hay algunos que no trabajando ya obtuvieron riquezas, otros que trabajaron mucho y ahora disfrutan de sus ganancias, y otros que por más que se esfuerzan no consiguen nada.

¿En que se basa la diferencia? La diferencia está muchas veces en la conformidad, atrévase a ganar más, muchos hombres de éxito no pasaron siquiera por la universidad,  muchos salieron de negocios chicos y ahora son grandes empresarios. Y es que en la vida muchas veces debemos tomar grandes riesgos para crecer así que atrévase a ser más grande, no pierda sus metas.