Archivo de la etiqueta: valentía

Sé mi todo

necesitarLa vida es a veces tan confusa, las cosas no salen como las planeo y por ratos solo quisiera tenerte aquí conmigo y no dejarte ir.

He escuchado el sonido de mi corazón al quebrarse, he tomado entre mis manos los pedazos rotos y me he tardado semanas juntando sus piezas.

Por eso necesito que seas el amor que una las piezas de mi corazón, sé Tú el amor que restaure mi ser.

He sentido tanto miedo que he visto mis manos temblar solas, he sentido mi corazón agitarse y hasta me ha costado respirar.

Por eso necesito que me ayudes a ser valiente, que Tú me tomes de la mano cuando siento que yo no puedo más.

He estado tan estresado que he sentido la cabeza dolerme demasiado, se me ha hecho difícil mover los músculos del rostro y me he llenado de ansiedad.

Por eso necesito que seas mi paz, cuando los problemas vengan como olas que parezcan hundirme por favor abrázame fuerte y susúrrame cuánto me amas.

He estado tan perdido que me ha costado mucho poder seguir tus pasos, la oscuridad era tan fuerte que apenas pude ver el brillo de Tu luz alcanzándome.

Por eso necesito que sea Tú Luz la que alumbre mi vida, que seas el brillo que guíe cada uno de mis pasos para que no me aleje de Ti.

He estado tan solo que me acostumbré al sonido del silencio, sé lo que es estar rodeado de gente y sentir que no puedes hablar con ellas, sentir que nadie te extrañará.

Por eso necesito que seas mi amigo, se Tú la persona más importante de mi vida, aquel a quien corra cuando busque un consejo o quiera conversar.

Contigo en mi vida todo parece tener sentido, sé que todo me ayuda para bien, y sé que siempre estás a mi lado acompañándome y no dejándome ir.

Anuncios

La carta más hermosa

la carta más hermosaSoy escritor de Hobby, y he aprendido en estos años que si alguien me pidiera que escriba un tema, me bastaría solo con que me diga una palabra para que pueda llenar un gran número de hojas.

La biblia es totalmente inspirada por Dios, está compuesta por 66 libros, contiene aproximadamente 1189 capítulos y 31,000 versículos, además fue escrita en tres idiomas que son Arameo, Griego y Latín.

Dicho lo anterior estoy seguro que si existe alguien que sea capaz de escribir una gran carta, ése sería Dios, Él tendría la habilidad para escribir cualquier tipo de mensaje y estoy seguro que sería capaz de narrarnos la historia más hermosa de todas.

Hace 2,000 años atrás un problema que se repite en estos tiempos, muchos no conocían realmente a Dios, lo veían como alguien castigador, se pensaba que Él era indiferente a nuestra condición y demasiado duro con nosotros.

Entonces, Dios decidió enviar un mensaje, Él quería demostrar que no era como nosotros lo imaginábamos, así que nos envió una carta para que pudiéramos conocerle como Él realmente es, el mensaje contenía amor incondicional, salvación y esperanza.

Jesús era la letra de aquel mensaje, todo lo que Él hizo, todo lo que Él soportó lo hizo para demostrar que Dios sí nos sabía amar, lo hizo para que supiésemos que a pesar de nuestras faltas y pecados todavía Él nos seguía queriendo.

Dios nos narró cómo piensa, como actúa, lo preocupado que se encuentra por nosotros, lo mucho que nos conoce, la gran compasión que puede albergar su corazón, su gran misericordia y aquel perdón que no tiene fin.

La humanidad no estaba lista para una carta como esa, así que decidieron que no querían leerla, intentaron destruirla, la golpearon, la escupieron, la maltrataron, la hirieron y la traicionaron hasta clavarla en una cruz.

Así que allí nos dimos cuenta que la tinta de aquella carta era la sangre de su hijo, y Él clavado en aquella cruz nos susurraba que nos seguía queriendo y con valentía exclamó exhausto: Consumado es… Y con eso la carta parecía llegar a su final.

Aquel mensaje de Dios revivió al tercer día, todavía sigue vivo en estos tiempos, la verdad es que aquel mensaje seguirá vigente por toda la eternidad porque nadie puede detener el amor que contiene, nadie podrá jamás destruir lo que Dios siente por nosotros.

Y hoy podemos aceptar conocer aquella carta de amor que empapa el corazón de paz, fe libertad o la podemos ignorar, pero si la aceptas en tu corazón, aquel mensaje te transformará, llenará tu corazón con una calidez y un calor que nunca has conocido.

Necesitas abrir la carta más hermosa del mundo.

Esforzados y Valientes

esforzado y valienteTodos nosotros tenemos sueños en el corazón, tenemos alguna idea de lo que queremos lograr en nuestra vida, pero la única forma de poder alcanzar esas metas que muchos nunca alcanzan, es siendo muy esforzados y valientes.

Al ser jóvenes muchas veces pasamos por etapas duras y desconocidas para nuestra edad, pasamos circunstancias en las cuales los adultos parecen no poder comprendernos y muchos nos dicen que soñar es una pérdida de tiempo, pero eso no es cierto, nada es verdaderamente imposible si realmente tenemos fe y nos sacrificamos para lograrlo.

El gran problema es que existen muchos soñadores pero no existen personas dispuestas a sacrificarse para que esos sueñan se hagan realidad, no están dispuestos a dar aquel plus necesario que los diferenciará del resto.

Necesitamos ser esforzados porque tenemos que estar preparados para las oportunidades que nos trae la vida, muchos nos dirán que estudiar es aburrido o intentarán distraernos pero lo que ellos no saben es que tarde o temprano la oportunidad tocará la puerta de todos nosotros, pero no todos estarán preparados para poder aprovecharla.

Necesitamos ser valientes porque no todos estarán dispuestos a correr los riesgos que se necesitan para alcanzar sus sueños, muchos de los grandes logros de la humanidad fueron creados por personas que pudieron ver algo que los demás no veían y fueron capaces de vencer sus dudas para convertir aquel sueño en realidad aun cuando nadie creyó en ellos.

Y sin importar que tan dura se ponga la vida si tenemos a Dios debemos creer que Él nos ha dado el potencial para derribar gigantes, para destruir muros, para cruzar los mares y para vencer cualquier tipo de problema.

Lo único que Dios nos pide es que seamos esforzados y valientes para servirle de corazón y para que podamos ser capaces de conquistar nuestros sueños.

Empezar de cero

2015-2Cuando se termina el año, existirán dos tipos de personas: Los que se lamenten de lo que no pudieron hacer y los que ven el nuevo año como una oportunidad para empezar.

Quizá este año que se termina no ha sido todo lo que esperabas pero no puedes lamentarte del pasado, debemos tomar esta nueva oportunidad que Dios nos da y empezar de cero, sin las cargas del ayer y convencidos de que si nos esforzamos este año será nuestro.

Tenemos que ver este año como si fuera una página en blanco en la cual podemos escribir una de las mejores historias de nuestras vidas.

Tenemos que ver este año como una oportunidad para cumplir los sueños que no pudimos cumplir el año pasado.

Tenemos que ver este año como si fuera la batalla que decidirá el destino de nuestra existencia.

Es hora de ponerle punto final al pasado, ya no podemos seguir siendo los mismos, tenemos que soltar las penas del ayer, y estar agradecidos que tenemos la ventaja de tener un año más de vida, porque somos más fuertes, porque somos más sabios, porque tenemos más experiencia y podemos usar todo eso a nuestro favor.

Si queremos lograr sueños este año que viene, habrá que hacer cambios, tendremos que dejar ciertas cosas y personas para alcanzar las metas que queremos lograr, pero todos esos esfuerzos valdrán la pena cuando veamos que poco a poco aquellas metas se cumplen.

No seamos los mismos, empecemos de cero, empecemos con ganas, con firmeza y con mucha valentía.

¡Un nuevo año nos espera!

Deja una huella

soldadosDurante la segunda guerra mundial en el año 1944 a un joven cristiano y soldado inglés de nombre Kelley se le ocurre una preciosa idea.

Cercanos a navidad él le propone a sus compañeros ofrecer una fiesta de navidad para todos los niños británicos que vivían alrededor, ya que la base se encontraba cerca a pueblos que habían quedado devastados por la guerra.

Estando en medio de un momento de crisis y miedo, Kelley logró convencer y animar a todos sus compañeros para que participen en los preparativos.

Aquellos soldados inventaron juguetes con piezas de metal y desecho, otros donaban parte de su ración de comida o usaron sus ahorros para comprar caramelos y fruta enlatada para los niños.

Llegó la mañana de navidad y todo el campamento estaba adornado y lleno de luces para la llegada de los niños, sin embargo se les avisó que ese día tendrían que volar a una misión.

Kelley entonces dio instrucciones a todos sobre lo que tenían que hacer al regresar de la misión.

Después de la dura misión los soldados se cambiaron rápidamente de ropa y los niños disfrutaron de una de las mejores navidades que habían pasado en muchos años.

Sin embargo aquellos soldados estaban tristes, algunos de sus compañeros no habían regresado de la misión y entre ellos se encontraba Kelley.

Aquel acto de Kelley les había devuelto su humanidad, les había recordado que a pesar del dolor y la crueldad de la guerra siempre se podía llevar amor.

Ellos no lo recordarían por la cantidad de bajas enemigas que logró o por las cosas cotidianas, fue aquel acto lleno de amor lo que hizo que el nombre Kelley quede grabado en sus corazones por siempre.

De esta historia podemos aprender dos cosas:

1. Existen acciones que dejan huella, nadie te recordará por las cosas normales que hiciste, sino que te recordarán por aquellos actos llenos de amor y valentía.

2. Solo tenemos una vida, todos al final deberemos enfrentar la muerte así que pensemos bien en donde pasaremos la eternidad.

La biblia dice: Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio. Hebreos 9:27

La vida es hermosa pero es única y aunque muchas veces puede ser difícil siempre será bella si escogemos el buen Camino y si amamos a Dios.

No desperdiciemos la vida en cosas vanas o en acciones que nos hagan sentir tristes o solos.

Vivamos de tal manera que nuestro ejemplo inspire a los que nos rodean y salve a nuestra familias y amigos.

Solo tenemos una oportunidad de vivir bien, una oportunidad de alcanzar nuestros sueños y de servir a Dios.

Y al igual que Kelley esforcémonos por dejar una huella que dure en el tiempo, tengamos una vida que marque la historia de los que nos rodean.