Archivo de la etiqueta: valentía

REFLEXIÓN: DISPUESTOS A IRRUMPIR

¿Hace cuánto que no estamos dispuestos a arriesgarnos y sacrificarnos por nuestros pastores y líderes? ¿Hemos perdido la valentía de ser cristianos y hacer más de lo que se nos pide?

Y David dijo con vehemencia: ¡Quién me diera a beber del agua del pozo de Belén que está junto a la puerta!

Entonces los tres valientes irrumpieron por el campamento de los filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén que estaba junto a la puerta; y tomaron, y la trajeron a David; mas él no la quiso beber, sino que la derramó para Jehová, diciendo:

Lejos sea de mí, oh Jehová, que yo haga esto. ¿He de beber yo la sangre de los varones que fueron con peligro de su vida? Y no quiso beberla. Los tres valientes hicieron esto. 2Samuel 23:15-17

La versión NTV dice: David les comentó a sus hombres un vivo deseo… Existen personas que saben que la iglesia tiene necesidades, que escuchan que los pastores necesitan apoyo para alguna actividad, y prefieren hacer como que no comprenden, cierran sus oídos al deseo de sus padres espirituales, se visten de indiferencia para no hacerlo.

Aquellos tres valientes que tuvieron renombre no solo estaban atentos a cualquier palabra que decía David, sino que tenían la suficiente valentía, la suficiente disposición para arriesgar sus propias vidas con tal de cubrir aquella necesidad, amaban tanto a David que irrumpieron todo un campamento lleno de enemigos para demostrar que se podía contar con ellos.

La biblia nos dice en 1Samuel 22:2 Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres.

Ellos amaban a David porque logró convertirlos de personas oprimidas, desesperadas, en apuros, a verdaderos guerreros, hombres valientes que tenían un propósito, y eso mismo es lo que hacen nuestros pastores, ellos son los instrumentos que Dios utiliza para moldearnos, para transformarnos en nuevas y mejores personas.

El acto de aquellos tres valientes, era más que una simple osadía, era una demostración del amor y el agradecimiento que le tenían a David. Ésa es la misma clase de amor y de agradecimiento que debemos tener en nuestras iglesias.

Estar dispuesto a irrumpir en el campamento de la pereza, en el campamento de la conformidad, en el campamento del no se puede, que corran ante la admiración y el asombro del resto, con tal de hacer una demostración del aprecio que sienten hacia aquellos hombres de Dios.

Las iglesias necesitan valientes que irrumpan, al igual que en aquel ejército quizá no todos sean capaces de hacer el mismo sacrificio, pero es necesario que se levanten esos hombres que escuchen atentamente y sean capaces de ir corriendo a conquistar el campamento enemigo con tal de demostrar su amor.

Síganos en nuestras redes sociales:

REFLEXIÓN: SIN GANAS DE HABLAR

Pero Moisés rogó al SEÑOR: Oh Señor, no tengo facilidad de palabra; nunca la tuve, ni siquiera ahora que tú me has hablado. Se me traba la lengua y se me enredan las palabras. Éxodo 4:10 NTV

Moisés había recibido de parte del Señor herramientas para que pudiera convencer a los que dudaran de sus palabras, tenía su vara la cual se convertía en serpiente, la habilidad de hacer que su mano tenga lepra y luego vuelva a estar normal e incluso convertir el agua del Nilo en sangre, y a pesar de todo eso, él tenía miedo de hablar.

Él sabía la dureza con la que los egipcios maltrataban vilmente a su pueblo, había visto la tristeza y la agonía de sus hermanos hebreos, pero su temor y su miedo parecían más grandes que su anhelo de salvarlos.

Nosotros hemos recibido el llamado de predicar las buenas nuevas de salvación, aquel evangelio que puede ayudar a las personas, que puede restaurar familias, que sana corazones, que trae libertad a los que se encuentran esclavizados en vicios y traer paz a los deprimidos y angustiados.

Sin embargo, ponemos excusas o pretextos para no hacerlo: “Necesito más tiempo en las clases de discipulado” “Si no tengo diversos dones no me van a creer” “Me falta tiempo para hablarle a las personas” “No sé qué decir”

La biblia nos cuenta la historia de la Mujer Samaritana, la cual, tras solo una conversación con Jesús, quedó tan convencida que logró convencer a muchos a que lo escucharan: Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres: Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo? Entonces salieron de la ciudad, y vinieron a él. Juan 4:28-30

Jesús mismo estando en la cruz, soportando el dolor de sus heridas, con su testimonio ganó a uno de los presos que estaban a su lado: Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. Lucas 23:42-43

Lo que necesitamos es aquello que pidieron los discípulos de Jesús: Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, Hechos 4:29

Sí es cierto que necesitamos la ayudar del Espíritu Santo, que necesitamos los dones, que debemos conocer la palabra de Dios, pero necesitamos tener la valentía para predicar, aquel denuedo para acercarnos a las personas y llevarles el evangelio.

Necesitamos que el amor por las almas nos impulse a ser osados para predicar las buenas nuevas, porque a nuestro alrededor hay personas que sufren en lo secreto, que tienen problemas graves, que necesitan que Jesús se convierta en su razón de vivir.

Síganos en nuestras redes sociales:

PETICIONES AL PADRE

Dios no te pido que ocultes mis pecados, te pido que por favor los borres con tu sangre, que perdones cada uno de ellos.

No te pido que permanezcan mis máscaras, al contrario, quítame cada una de ellas, hazme honesto y sincero en todo tiempo.

Quiero ser honesto y pedirte que me ayudes en mis debilidades, hay áreas en mi vida que sé que sin Tú ayuda no podré vencer.

Arranca de raíz todo orgullo o vanagloria, pon humildad en mi corazón para que me dé cuenta de todos mis grandes errores.

No permitas que el gallo vuelva a cantar por mi culpa, no quiero negarte nunca más, dame la valentía para servirte fielmente.

Las piedras han cantado alabanzas porque mis labios estuvieron cerrados, hoy quiero darte la gloria con todo mi ser.

Quiero adorarte con mi voz, con mis acciones, con cada una de mis oraciones, con mi obediencia, con mi entrega y con mi fe.

No quiero pedirte que me lluevan riquezas, sino dame la sabiduría para actuar rectamente, para que pueda alejarme todo lo malo.

No te pido que mi nombre sea famoso, sino que mi nombre esté escrito en el libro de la vida, que logre ser un buen siervo fiel.

Las mentiras aléjalas de mis labios, que mi lengua solo declare tu verdad, que mis hechos sean tan claros como la mañana.

Aparta de mí las malas intenciones de mi corazón, líbrame del mal para que pueda caminar rectamente delante de Ti.

Si soy como un niño perdido, tómame de la mano y condúceme al Camino de vida, que pueda seguir las pisadas de mi Señor.

Te pido que por favor termines tu obra en mi vida, ayúdame a ser obediente a tus mandamientos y que tus palabras sea mi tesoro.

Síganos en nuestras redes sociales:

UNA REFORMA EN MI VIDA

Dios mío tengo la enorme bendición de poder conocerte, pero siento que no es suficiente, no me basta con vivir una vida cristiana de apariencias, quiero cambiar de verdad.

Quiero ser cómo esos campeones de la fe que daban la vida por servirte de corazón, como ésos hombres y mujeres que a lo largo de la historia predicaron y vivieron tu verdad.

Necesito que pongas en mí una pasión sincera por conocerte, un hambre genuina por tu palabra, que yo no pueda estar un día sin ti.

Dame de beber de aquella agua viva, mi ser necesita de tu presencia, más que el respirar, más que cualquier otra cosa en la vida.

Enséñame a hablar contigo, quiero orar derramando mi alma entera, postrarme y besar tus pies en adoración, que mi corazón sea entregado a Ti.

No quiero tener los labios cerrados, quiero gritar que soy tu hijo, pon en mi aquel denuedo para que pueda predicarle a todos los que pongas en mi caminar.

No quiero ser un cristiano frío o tibio, quiero estar encendido en el fuego de tu presencia, en el calor de tu amor, sentir la llama de tu Espíritu posarse sobre mí.

Hazme un hombre de fe, que se enfrente a las mentiras de éste mundo, que gane almas para Cristo, que pelee con valentía la buena batalla de la fe.

Moldea cada área de mi vida, toma el control de mis ansiedades, quita cada imperfección de mi carácter, transforma mi quebrantado corazón.

Has una reforma en mi vida, que deje atrás la vieja criatura, ayúdame a cargar mi cruz cada día y que pueda clavar en aquella cruz mi viejo yo.

Quiero deleitarme en tu presencia, amar con cada fibra de mi ser tu compañía, sentirte en cada minuto, confiar en ti en cada respirar.

Jesús has un cambio real en mí para que cuando termine la carrera, pueda verte y correr a tus brazos, estar a tu lado por toda la eternidad.

Síganos en nuestras redes sociales:

PERSECUCIÓN

Romanos 1:16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.

Según “La Lista mundial de la Persecución” 245 millones de cristianos en distintas partes del mundo sufren persecución, en su mayoría son cristianos evangélicos, que son perseguidos, encarcelados, torturados, acosados o asesinados por su fe.

El número es alarmante ya que ha subido notablemente en los últimos años, países como: Corea de Norte, la mayoría de Países Islámicos, la India o países dictatoriales son los que más han provocado esta cifra.

Según los informes ya van 4305 cristianos asesinados, el número ya superó al año anterior y recién estamos a pocos meses de comenzar el 2019, 3150 cristianos han sido detenidos y 1847 iglesias han sido obligadas a cerrar.

Gracias a Dios tenemos libertad para escuchar y predicar el evangelio abiertamente en nuestros países, pero tarde o temprano esto podría cambiar, sentiríamos lo mismo que están sintiendo ahora nuestros hermanos en Cristo que no pueden contarle a sus compañeros de trabajo acerca de su fe porque el estado prohíbe hablar de Jesús en lugares públicos, no podríamos contarle a nuestros familiares acerca de Dios ya que el cristianismo no es la religión oficial del país, o tendríamos que escuchar la palabra de Dios a escondidas porque están prohibidas las construcciones de iglesias.

Somos una Familia Espiritual, oremos por nuestros hermanos alrededor del mundo que con valentía dan su vida por defender la fe, oremos por aquellos hombres de Dios que van a estos países por amor a rescatar a las almas perdidas que allí se encuentran, oremos para que nosotros tengamos aquel denuedo que tenían los apóstoles cuando sufrían persecución y llevemos la Luz del evangelio a todos los que nos rodean.

Recordemos que los cristianos siempre hemos padecido persecución, a lo largo de la historia hombres y mujeres han dado su vida para defender la belleza del evangelio, porque estaban convencidos del milagro maravilloso del nuevo nacimiento, mártires porque estaban agradecidos con Jesucristo por cambiar sus vidas y mostrarles la verdad.

Jesús nos dijo: Lucas 6:22-23 Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre. Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas.

Síganos en nuestras redes sociales: