Relación con Dios

LecturaPara explicar lo que es una relación con Dios quiero darles un ejemplo en la biblia: Salmos 27:7-10

Oye oh Jehová mi voz con que a ti clamo; Ten misericordia de mí y respóndeme.

Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro. Tu rostro buscaré, oh Jehová…

Los salmos son canciones y poemas a Dios, en el idioma original estos textos rimaban.

Como escritor de blogs he escrito muchas veces acerca del amor, pero escribir una carta de amor es totalmente diferente, se necesita conocer muy bien a la otra persona, recordar todos aquellos momentos juntos y aquellas cualidades que hacen que esa persona sea inolvidable.

David era un soldado, pero tenía un corazón lo suficientemente romántico y sensible para poder escribirle una carta de amor a Dios, y aquel salmo relata pasión e intimidad que tenía junto a Dios.

Quiero relatarles mi propia relación con Dios:

Yo conocí a Dios en un momento muy difícil de mi vida, tras un año muy difícil, y en una noche en donde yo estaba muy confundido, lleno de enojo, de ira, Dios en un momento me susurró que lo buscara, y aquel susurro fue tan fuerte que oré y le rendí mi vida a Dios.

Así que para mí Dios era mi salvador, era el superhéroe que me rescató en mi momento más oscuro.

Cuando uno está enamorado uno busca conocer a la otra persona, comienza a revisar las redes sociales, a buscarla en google, y yo quería conocer a Dios, y la única manera de conocerlo es leyendo la biblia.

Dado que en esa época leía muy poco, calculé que si leía un aproximado tres capítulos por día, en un año podía terminarla, así que me propuse leer, terminar la biblia entera y conocer a Dios.

Algo más que ocurre cuando te enamoras es que quieres comunicarte con la otra persona, descubres que el celular aparte de tener juegos y aplicaciones también sirve para llamar.

Cuando conocí a Dios quería comunicarme con Él, nunca logré hablarle muchas horas, pero podía abrirle el corazón sinceramente.

También había otras formas que me ayudaban a mantener mi relación con Dios:

· Yo también tengo mi canción con Dios, que es una canción que escuché cuando me convertí.

· También le predicaba y les hablaba a los demás de Dios.

· Llegaba temprano al culto.

En toda relación existen momentos de crisis, momentos de altibajos pero que sirven para probar el amor, momentos que nos hacen valorar su compañía.

Y en esos momentos uno no necesita que lo juzguen, lo que necesitamos es que alguien nos recuerde lo mucho que Dios nos ama, que cada vez que te acerques a Él puedes saber que siempre te sigue amando, que siempre te abrazará y te susurrará: Te amo y te amaré hasta el final.

Carta a Dios

escribirEn toda mi vida jamás me sentí digno de tanto amor, aprecio e interés.

Fue desde que te conocí cuando realmente aprendí a valorarme y supe cuánto valía.

La vida había sido extraña, por momentos dura y en otros momentos muy alegre.

Hasta minutos antes de conocerte siempre te estuve agradecido por mi familia y otras cosas que me habías dado, pero cuando realmente te conocí me di cuenta que lo que más debería agradecer era el tener el enorme privilegio de haber sido escogido por ti.

Aprendí lo que significó tu enorme sacrificio en la cruz, aprendí que aquellas marcas en tu cuerpo fueron una gran muestra de amor, entendí que nunca estaría solo porque Tú me amas y entendí que solo en Ti se halla el amor verdadero.

Admito que a veces seguirte ha sido difícil, que muchas veces he tropezado y que en ciertos momentos hasta dudé de tu existencia, pero también admito que tu amor nunca me ha fallado, que mi fe en Ti nunca ha sido en vano sino que Tú siempre me has rescatado una y otra vez.

A veces me cuesta ser paciente y esperar en tus promesas pero mi corazón sabe que puedo confiar en ti, mi corazón sabe que Tú eres fiel y cumples tus promesas.

Lo que más te pediría Amado mío, es que me des siempre la fuerza y el amor ágape que viene de ti para poder seguirte por siempre.

De todo corazón te agradezco todo lo que haces por mí y es mi sueño y deseo el poder verte pronto mi querido y amado Jesús.

Paciencia ya llegará

Cuando sientes que la vida te golpea con todo lo peor que se te pueda ocurrir, y estas en esos momentos en donde todo pareciera que llegara tan rápido, acuérdate que después de toda tormenta siempre sale el sol.

Cuando las peores cosas nos ocurren es porque lo mejor está por venir, a veces la vida pareciera que intentara hacernos sufrir antes de que lleguen los momentos felices.

Los momentos difíciles vienen de pronto, pero no duran mucho, mientras que los momentos de felicidad se valoran más después de muchas tristezas y pruebas, pero siempre duran mucho más.

Los deseos de nuestra vida siempre tienden a llegar entre los peores momentos, haciéndonos dudar sí es que en verdad llegará, pero la paciencia y la fe, son cosas que aprendemos durante esa espera que muchas veces parece interminable.

A veces uno mismo demora sus sueños, haciendo lo contrario para realizarlos, o haciendo cosas que no deberíamos hacer; no importa que sea lo que quieras conseguir debes esforzarte para que llegue y hacer lo correcto para que cuando lo obtengas no lo pierdas y sepas valorarlo.

Esa espera nos va preparando, perfeccionando para la llegada, todos los sueños se pueden lograr, en algunos casos debemos esforzarnos para alcanzarlos, en otros tan solo debemos esperar el momento indicado, y en otros puede que tengamos que hacer ambas cosas.

Así que sigue creyendo y espera que sin duda vendrá no tardará.