Últimos consejos

piensa en DiosSi esta fuera la última vez que puedo aconsejarles les diría:

· Recuerden siempre que Dios los ama y conviertan ese amor en el motor de su existencia.

· Aprendan no solo a perdonar sino también a perdonarse a sí mismos.

· Jamás piensen que algo es realmente imposible, el que cree en Dios todo lo puede.

· Sean siempre cuidadosos, la confianza es un bien muy preciado y ahora también escaso.

· Obedezcan a sus padres y sean sabios al escuchar sus consejos.

· El verdadero amor es reciproco, no den fácilmente lo más valioso que poseen.

· Jamás le pongan precios a sus principios y valores.

· La amistad es un gran tesoro, cuídenlo y disfrútenlo.

· Sigan sus sueños sin importar lo que los demás opinen de ustedes.

· Sin importar que suceda, jamás pierdan la fe.

· No engañen, la mentira oscurece el alma.

· Aprendan todo aquello que les ayude a cumplir sus metas y los hagan mejores.

· No le teman a los cambios.

· La sociedad y la mayoría están equivocadas, no las sigan.

· No olviden que los pequeños errores pueden causar grandes consecuencias.

· Un pequeño detalle puede lograr grandes cosas.

· Amen siempre a su familia.

· Sean valientes para superar los obstáculos y para enfrentar la vida.

· No permitan que la ira los convierta en lo que no son.

· No dejen que la tristeza les quite su sonrisa.

Anuncios

¿Porqué pensar en Dios?

Desastres naturales, crisis financieras, muerte, enfermedades, aumento de la violencia, etc.

Vivimos en un mundo convulsionado, vivimos en un mundo que pareciera condenado a su autodestrucción.

La humanidad entera pareciera haberse vuelto loca, aumentan la depresión y el stress, los asesinatos crueles parecieran ya normales, y ya nadie se siente seguro ni siquiera en su propio hogar.

Aún así nos preguntamos porque debemos pensar en Dios.

Déjenme darles mi opinión:

En mi opinión ahora más que nunca necesitamos pensar en Dios.

Hemos perdido los valores y principios que mantenían la cordura en la sociedad, valores y principios que encontrábamos en la biblia (la palabra de Dios).

Hemos olvidado lo que es el amor, lo hemos reemplazado por el sexo y el egoísmo; bien dice la biblia que Dios es el amor (1Juan4:8), al olvidarnos de Dios también nos olvidamos del amor verdadero.

Hemos dado rienda suelta a nuestros deseos y locuras, al desobedecer los mandamientos de Dios hemos causado que la juventud se corrompa y que se pierda el respeto a cualquier tipo de autoridad.

Por último al negar su existencia perdimos la fe y comenzamos a creernos autosuficientes, olvidando que solo somos humanos y que tarde o temprano todos enfrentaremos la muerte.

¿Porqué pensar en Dios? Porque es evidente que sin Él la humanidad ha perdido el Camino, porque es evidente que la humanidad necesita la ayuda de su Creador.

Hermanos y amigos la única salvación para la humanidad se encuentra en Jesús, solamente Él es el camino la verdad y la vida (Juan 14:6), y como dice su palabra separados de Él nada podemos hacer (Juan15:5).

Conflictos Internos

Siempre en la vida de todo persona, llegará el momento en el que se ponga a duda sus morales y creencias en contra de tus deseos y sueños, creando un gran conflicto interno, es en ese momento en el cual tendrás que decidir entre uno bando u otro bando, y al terminar el conflicto sabrás verdaderamente quien eres.

Esta es la peor de las guerras internas, nada de lo que hasta ese momento has vivido te podrá preparar para ese momento tan crucial de tu historia, la batalla se librara en tu mente pero hay muchos involucrados como los sentimientos, recuerdos, deseos, tristezas, dudas, temores, y lo más probables es que te sentirás confundido y solo.

En la soledad se librara esta cruel batalla, no habrá nadie alrededor, ningún consejo servirá, tan solo eres tú mismo tomando la decisión más crucial de tu vida, la batalla puede dudar minutos, días, incluso años, pero es obvio que cuando más rápido la termines te sentirás mejor.

En esa batalla, dudarás de todo lo aprendido, no sabrás que es lo correcto, porque solo tú eres el único que puede ganarla, nadie te podrá decir que es lo correcto o qué decisión tomar, porque solo tú puedes elegir lo mejor para tu vida.

Si elegiste bien, tal posiblemente no siempre te sientas alegre, ni menos victorioso;

y si tomas una mala decisión, posiblemente te sientas mejor que los otros que toman la decisión correcta, pero con el tiempo te darás cuenta de cuan buena fue tu decisión, en el instante muchas cosas te perturbaran, pero es así, en una guerra al no siempre el ganador se siente mejor que el derrotado, así que trata de sentirte bien con tu decisión y acuérdate de lo importante que es saber escoger, porque esa decisión te seguirá por el resto de tu vida.