Archivo de la etiqueta: vidas

REFLEXIÓN: NUEVA NATURALEZA

2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Cuenta una fábula: Había una vez una rana sentada en la orilla de un río, cuando se le acercó un escorpión que le dijo: Amiga rana, ¿puedes ayudarme a cruzar el río? Puedes llevarme a tu espalda.

La rana llena de dudas le respondió: ¿Que te lleve a mi espalda? ¡Ni pensarlo! ¡Te conozco! Si te llevo a mi espalda, sacarás tu aguijón, me picarás y me matarás.

Insistió el escorpión: No seas tonta ¿No ves que si te pincho con mi aguijón te hundirás en el agua y también yo me ahogaré?

La rana, se dijo a sí misma: Si este escorpión me pica a la mitad del río, nos ahogamos los dos. No creo que sea tan tonto como para hacerlo. Y entonces, la rana aceptó.

El escorpión se colocó sobre la resbaladiza espalda de la rana y empezaron juntos a cruzar el río.

Cuando habían llegado a la mitad del trayecto, el escorpión picó con su aguijón a la rana. De repente la rana sintió un fuerte picotazo y cómo el veneno mortal se extendía por su cuerpo.

Y mientras se ahogaba, y veía cómo también con ella se ahogaba el escorpión, pudo sacar las últimas fuerzas que le quedaban para decirle: No entiendo ¿Por qué lo has hecho? Tú también vas a morir.

El escorpión la miró a los ojos y le respondió: Lo siento. No he podido evitarlo. No puedo dejar de ser quien soy, ni actuar en contra de mi naturaleza, no puedo actuar de forma distinta a como he aprendido a comportarme.

Y poco después de decir esto, desaparecieron los dos, el escorpión y la rana, bajo las aguas del río.

Cuanto debemos agradecer a Dios por el cambio que hizo en nosotros, nos hizo diferentes, nos dios una nueva vida, nos hizo parte de su naturaleza divina con la cual podemos ser Luz en medio de un mundo envuelto en tinieblas.

Mediante su divino poder, Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para llevar una vida de rectitud. Todo esto lo recibimos al llegar a conocer a aquel que nos llamó por medio de su maravillosa gloria y excelencia. Y, debido a su gloria y excelencia, nos ha dado grandes y preciosas promesas. Estas promesas hacen posible que ustedes participen de la naturaleza divina y escapen de la corrupción del mundo, causada por los deseos humanos. 2Pedro 1:3-4 NTV

Dejemos atrás la naturaleza caída, quitemos de nosotros todo rastro de aquellas obras que estaban llenas de maldad y egoísmo; comportémonos siempre como hijos de la Luz, mostrando en nosotros los frutos del espíritu, el amor de Dios que ha sido derramado en nuestros corazones, y demostrando a todos los que nos rodean que Cristo reina en nuestras vidas.

El mundo necesita que los que han sido hechos nuevas criaturas por Dios, se manifiesten, gobernando los ambientes, amando a los enemigos, ayudando al necesitado, siendo honestos en un mundo de deshonestidad, edificando en medio de un ambiente de hostilidad, dando la mano en medio del egoísmo y la competitividad. Julio Melgar.

Personas Explosivas

En 1833 nació un gran genio sueco, Alfred fue un notable químico, además hablaba con fluidez varios idiomas, incursionó en la literatura y patentó 355 inventos.

Alfred con el tiempo se encontró fascinado con la nitroglicerina, creía que podía darle un uso práctico y mejorar la seguridad de su uso. El precio que tuvo que pagar Alfred en su búsqueda por controlarlo fue muy alto ya que, una gran explosión en su fábrica cobró las vidas de su hermano menor Emil y de otras cuatro personas.

Alfred tras mucho esfuerzo en 1867 logró inventar la “Dinamita” un gran avance para la minería, la construcción o la ingeniería, a su vez corría el resigo de que pudiera ser usado para el mal, como la pólvora que se usaba como un arma para provocar muertes.

Alfred se encontró con aquella disyuntiva de dar a conocer su invento, tras decidirse patentar la dinamita se hizo famoso, con ello ganó una enorme fortuna, recibió grandes reconocimientos, incluso le permitió viajar por todo el mundo.

Con el tiempo Alfred se dio cuenta de lo terrible de su elección, la dinamita era usada ya no solo en los avances de la construcción, sino también en las guerras y la fabricación de armas, su gran invento había provocado miles de muertes, los recuerdos de su hermano también fallecido a costa de su investigación lo llevaron a una profunda depresión.

Cuando murió en 1896 en San Remo (Italia) muchos se sorprendieron de su testamento, donó casi toda su fortuna a una fundación, con el encargo específico de que ésta premiara todos los años a las personas que más avances hubieran hecho en beneficio de la Humanidad en los campos de la física, la química, la medicina, la literatura y la paz mundial, creando así lo que hoy conocemos como los Premios Nobel.

Alfred Nobel se dio cuenta muy tarde, de la importancia de tomar buenas decisiones, sus afanes de gloria personal nublaron su razón y le costaron mucho, los años le demostraron que ni la fortuna, ni la fama o el prestigio pueden comprar la verdadera felicidad.

Me gusta pensar que Alfred encontró la verdad y entendió que no era tarde para enmendar su error, decidió darle un mayor sentido a su vida, dejando tras de sí un gran legado, por eso ahora lo recordamos más por el premio Nobel que por su invento.

Existen personas que al igual que el caso anterior no se dan cuenta de que sus decisiones afectarán a los demás, son como bombas de tiempo llenas de odio, que, ante cualquier problema o situación difícil, estallan destruyendo vidas.

Hombres y mujeres que son como la dinamita, que con su carácter destructivo hieren sin querer y cuyas bocas parecen estar llenas de nitroglicerina causándoles dolor y tristeza incluso a las personas que dicen querer.

Necesitan encontrar la verdad del amor de Cristo, solo Él es capaz de sanar corazones llenos de odio, cambiar actitudes llenas de ira por almas renovadas llenas de paz, transformar vidas amargadas y brindarles nuevos tiempos de verdadera felicidad.

No esperemos que el tiempo nos haga darnos cuenta de nuestras decisiones egoístas, hoy podemos escoger el Camino del amor, y darle un gran propósito a nuestra existencia conociendo a Jesús.

Síganos en nuestras redes sociales:

¿Qué debo hacer?

esperando

Tú sabes lo agotador que es intentar ser siempre el bueno, intentar ser un ejemplo y mantener las manos limpias en un mundo contaminado.

Me diste un don, me convertí en el pensador, utilicé los recursos que tenía a mi alcance para tratar de lograr un cambio y ayudar a los demás.

He escrito tantas cosas, he tipeado tantas frases, he tocado tantos temas, he abarcado más de lo que jamás pensé que podía llegar.

Y aquí sigo preguntándome: ¿Qué más debo hacer o qué más debo esperar?

Cada vez parecen ser menos los que leen de verdad, cada día me es más difícil hacer que entiendan los mensajes o que te encuentren a Ti entre mis versos.

A veces me pregunto: ¿Para qué escribir o porque seguir intentando hacer que piensen en Ti?

Los demás parecen vivir solo el presente sin importarles la eternidad o el infierno, no piensan en el castigo de sus acciones o en donde reposaran sus almas al morir.

Así que por favor Dios mío, dime: ¿Qué debo hacer?

Anthony, si me amas con todo lo que eres entonces niégate a ti mismo, toma tu cruz y ama a tu prójimo como a ti mismo.

Muchos no necesitan un modelo, sino un amigo o unos escritos que los motiven, que les devuelvan la fe, que les recuerden que yo todavía hago milagros, que sigo aquí para ellos.

Muchos necesitan recordar que yo sigo cambiando vidas, que yo soy el Camino, la verdad y la Vida, y que solo Yo soy la salvación que ellos necesitan.

Yo los amo, y tú puedes ser una voz que se los recuerde, puedes ser palabras que lleven mi mensaje y los haga arrepentirse y corregir su Camino.

No es por ti, soy Yo en ti el que hace que esto suceda, un solo pensamiento del Espíritu podría cambiar la vida de una persona y es por eso que si amas a tu prójimo debes permitirme usarte para escribir y llevarles mis mensajes.

No te rindas hijo mío, la recompensa que buscas llegará pronto, pero hasta entonces esfuérzate y no dejes que tu amor merme.

De ti depende si decides servirme y escribir para ayudar al resto o si te dejas vencer por el miedo, tus propios deseos y renunciar a tu don y talento.

Y si decides seguirme, entonces sé un mejor pensador y haz tus sueños más grandes, esfuérzate y demuestra el don que está en ti.

Síganos en nuestras redes sociales:

Soy Cristiano

cristiano

Dios siempre ha buscado personas dispuestas a creer en lo que parecía imposible para convertir los “no se puede” en un sí se pudo.

Muchas veces nuestra sociedad y la ciencia podrán intentar hacernos dudar de nuestra fe, pero jamás se podrá negar que el poder de Dios es real y que su existencia ha tocado y transformado la vida de muchísimas personas a lo largo de toda la historia.

Muchos grandes inventores, científicos, empresarios, deportistas y artistas demuestran que creer en Dios es sumamente importante y que jamás debemos sentirnos mal por creer en Él, sino que por el contrario debemos sentirnos orgullosos por seguirlo.

Sin duda alguna creer en Dios es un gran privilegio que pocos valoran hoy en día y queda en nosotros demostrar que su amor en nosotros nos hace valientes, nos hace honrados, nos hace sinceros, nos hace especiales.

Dios es el Camino correcto que muchos hoy en día no quieren cruzar debido a las burlas, a las críticas y al miedo.

Hoy en día nuestra sociedad necesita un gran cambio y ese cambio que no lo puede lograr el conocimiento, ni la tecnología sino solamente el amor real y sincero de Dios.

Por eso somos nosotros los que debemos estar dispuestos a atrevernos a dar pasos de fe, estar dispuestos a salir a la lucha de gigantes y a creer que sí se puede caminar en lo sobre natural para llevar la luz de Jesús a todos aquellos que la necesitan.

La biblia está llena de héroes de la fe, de hombres valientes que vencieron el miedo, las dudas y las críticas del resto para lograr que el poder de Dios se manifestara en sus vidas.

Es tiempo ahora de demostrar que sí podemos ser verdaderos cristianos.

Próxima semana, especial por 5 años

Síganos en nuestras redes sociales:

Y en mis blogs:

Pensamientos del Espíritu

Piensa en Dios

Tony Xperience

Felicidad Parte 2

ser felizEstoy seguro que muchos coincidirán conmigo que nosotros necesitamos de una o de todas estas cosas para poder ser felices: Necesitamos sentirnos Amados, Útiles y Seguros

Quizá algunas personas tengan su propio concepto y sus propias necesidades pero para mí estas son las razones que consideré más importantes.

Sentirnos Amados:

Hemos sido creados para sentir una necesidad natural de afecto, cariño y amor

Desde el momento en que nacemos buscamos el amor de nuestros padres, luego crecemos y buscamos el amor de los que nos rodean, y con el tiempo buscaremos también el amor de una pareja.

La gran cantidad de canciones y poemas, indican nuestra gran necesidad por sentirnos verdaderamente amados.

Sentirnos Útiles:

El saber que nuestro trabajo o que nuestro talento es reconocido nos inspira a soñar y a creer que podemos lograr muchas cosas.

Desde niños cada vez que nuestros padres o el resto alababan nuestras acciones nos hacía creer que éramos importantes y eso aumentaba nuestra autoestima.

Y si En los trabajos nuestros jefes aplaudieran nuestros logros, entonces le pondríamos más esfuerzo a nuestros deberes laborales.

Sentirnos Seguros:

Desde que éramos niños, cada vez que sentíamos temor corríamos instintivamente a los brazos de nuestros padres porque allí nos sentíamos seguros.

Buscamos seguridad en nuestras relaciones, en nuestras amistades, en nuestros trabajos y en todo aquello que consideramos importante.

Como consejo, quiero decirles que para obtener aquellas tres cosas y ser completamente felices, necesitamos sembrar cada una de estas cosas en los demás.

Y por último les recuerdo que solo conociendo a Dios podemos ser verdaderamente felices, Porque solo Él es el amor, Él es el padre al cual podemos correr para resguardarnos y Él es la roca sobre la cual podemos construir seguros nuestras vidas.

Síganos en nuestras redes sociales: